Donde no hay Belleza

Al cabo de un rato, otro de sus discípulos le preguntó: Maestro, háblanos del ser. ¿Qué significa ser?

Y Almustafá le dedicó una larga mirada de amor. Y se puso en pie, y dio unos pasos, a cierta distancia de ellos; luego, regresó y dijo:

En este jardín yacen mi padre y mi madre, enterrados por las manos de los vivientes; y en este jardín yacen enterradas las semillas del año pasado, traídas aquí en alas del viento. Mil veces serán enterrados aquí mi padre y mi madre, y mil veces el viento enterrará semillas; y dentro de mil años, vosotros, y yo, y estas flores, nos reuniremos en este jardín, como ahora, y seremos, con nuestro mismo amor por la vida, y seremos, soñando en el espacio, y seremos, alzándonos hacia el sol.

Pero, ahora, ser es ser sabios, mas no ajenos a los insensatos; es ser fuertes, mas no insensibles a los errores del débil; es jugar con vuestros niños, pero no como padres, sino como compañeros de juego, dispuestos a aprender sus juegos.

Ser es ser simples, afables con los ancianos y las ancianas, y sentarse con ellos a la sombra de sus antiguos robles, aunque todavía estén caminando con la Primavera.

Es buscar al poeta, aunque esté vivo más allá de siete ríos, y estar en pz en su presencia, sin querer nada, sin dudar de nada, y sin preguntas en vuestros labios (…).

Ser es seguir a la Belleza, aunque os conduzca al borde del precipicio, y aunque ella es alada, y vosotros no, y aunque vaya más allá del borde del precipicio, seguidla; porque donde no hay Belleza, no hay nada.

Khalil Gibran

 

Donde no hay Belleza