Librarse del ego

«Algún día me libraré del ego». ¿Quién lo está diciendo? El ego. En realidad, librarse del ego no es un trabajo tremendo, sino algo muy fácil. Lo único que tienes que hacer es ser consciente de tus pensamientos y emociones… mientras van ocurriendo.

Esto no es realmente «hacer», sino estar alerta y «ver». En ese sentido, es verdad que no puedes hacer nada para librarte del ego. Cuando se produce ese cambio, el paso del pensamiento a la consciencia, empieza a actuar una inteligencia mucho más grande que la astucia del ego.

Por medio de la consciencia se despersonalizan las emociones y hasta los pensamientos. Se reconoce su naturaleza impersonal. Ya no hay un «yo» en ellos. Son solo emociones humanas, pensamientos humanos.

Toda tu historia personal, que en último término no es más que un cuento, un conjunto de pensamientos y emociones, adquiere una importancia secundaria y deja de ocupar el primer plano de tu consciencia. Ya no constituye la base de tu sentido de identidad.

Eres la luz de la Presencia, la consciencia que existe antes que todos los pensamientos y emociones, y que es más profunda.

Eckhart Tolle – Un mundo nuevo ahora

Si deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

 

En este momento estás viendo Librarse del ego