¿Hay algo en tu vida que siempre se atasca?

¿Hay algo en tu vida que siempre se atasca?

Saludos, mis queridos amigos. Benditos sean. Y Bendita sea esta hora. Que esta conferencia les ayude nuevamente a descubrir más de ustedes mismos, a ampliar y elevar su conciencia, a fortalecer su aprehensión de la realidad.

Dos corrientes primarias: la corriente afirmativa y la corriente negativa

El universo, considerado hasta un cierto nivel de desarrollo o de conciencia, consta de dos corrientes primarias: la corriente afirmativa y la corriente negativa. La corriente afirmativa incluye toda la energía constructiva pues se armoniza con la auténtica comprensión, la cual no puede más que generar amor y unidad. La corriente negativa es destructiva porque sin percatarse de ello se desvía de la veracidad, generando entonces odio y desunión. Esta explicación general se aplica tanto a su vida diaria individual, como a grandes conceptos de la historia de la creación.

Es fácil, y absolutamente factible, detectar las corrientes positiva y negativa dentro de ustedes mismos, en sus vidas diarias, si aprenden a comprender e interpretar el lenguaje de su inconsciente personal. Hacer esto requiere de cierta técnica, al igual que cuando se aprende un nuevo idioma.

La corriente afirmativa es más identificable

La corriente afirmativa es más identificable porque es fundamentalmente consciente. Siempre que te sientes incómodo debido a una persistente insatisfacción, puedes estar seguro de que ambas corrientes están trabajando duro, frenando de este modo las cosas. Conscientemente la corriente afirmativa es más fuerte y opaca a la corriente negativa que es inconsciente. Mientras más se sofoca a esta última con la idea errónea de que eso la elimina, más se hunde en el inconsciente, desde donde continúa su trabajo. Y mientras más sucede esto, más urgente y frenética se vuelve la corriente afirmativa. Estas corrientes desgarran a la persona en dos direcciones opuestas, creando una tensión y una presión cada vez más fuertes.

Descubrir la corriente negativa

La manera de eliminar este cortocircuito consiste en descubrir en tu vida la corriente negativa, comprender sus premisas erróneas y, con base en esto, gradualmente abandonar la creencia en la necesidad de su existencia.

En las áreas de tu vida en las que las cosas fluyen fácilmente, en donde parece que tienes suerte y en donde la mayoría de las veces te sientes satisfecho sin crisis problemáticas y confusas, puedes estar seguro de que hay muy poca corriente negativa, y que la corriente afirmativa, se vuelve predominante sin que exista una corriente subterránea que la contradiga.

Dicho de otro modo: la corriente afirmativa no sólo es la actitud que se ve en la superficie, sino que también es la actitud de tu ser integral, sin divisiones y en armonía con la realidad. No estás desgarrado entre motivaciones y deseos.

Pero en las áreas en las que constantemente tienes ‘mala suerte», la corriente negativa debe estar funcionando de alguna manera. Claro está que las razones pueden variar de una persona a la otra, pero las causas subyacentes deben ser claramente definidas a fin de desactivarlas. La mayoría de ustedes ha comenzado a detectar al menos una parte de ellas.

¿Hay algo en tu vida que siempre se atasca?

Cualquier objetivo o meta que te propones de manera consciente y que no puedes alcanzar es una prueba de que alguna corriente negativa está funcionando. No basta con haber comprendido tus imágenes y tus concepciones erróneas, ni con saber cuándo y por qué surgieron en circunstancias particulares de tu infancia.

La única forma en que puedes madurar es a través de la detección de la forma en que la corriente negativa sigue funcionando en tu vida, incluso prohibiendo la realización del mismísimo cambio tan deseado por la corriente afirmativa.

Asumamos que deseas alcanzar cierta satisfacción en tu vida, una satisfacción en particular de la cual has carecido hasta ahora…

Puedes haber sido consciente de un fuerte deseo de alcanzar esa satisfacción y en tu trabajo interno has descubierto ciertas ideas erróneas inconscientes, culpas falsas y actitudes destructivas que te prohíben esa satisfacción.

Tal vez hayas descubierto incluso un miedo a la mismísima satisfacción que deseas y, por lo tanto, una sutil actitud de rechazo de la misma. El temor puede basarse en una premisa completamente ilusoria y por lo tanto ser innecesario. Tal vez se deba al deseo infantil de no querer pagar el precio necesario para obtener la realización.

Puede ser el sentimiento de que no mereces la satisfacción.

Puede haber un buen número de diferentes razones o una combinación de todas ellas. No importa lo que sea, en esencia has descubierto qué está obstaculizando tu camino. Puedes experimentar ese descubrimiento como un núcleo único, como un paquete de estorbos. Pero es raro que este paquete continúe enviando sus expresiones a pesar de haber sido detectado. Y ésta es la parte importante del trabajo, sin la cual no se puede alcanzar la verdadera liberación.

Renueva tus esfuerzos para detectar diariamente el funcionamiento de la corriente negativa

Debido a esto es necesario que renueves tus esfuerzos en la detección diaria del funcionamiento de la corriente negativa. Sus manifestaciones pueden ser muy sutiles, dispersas y casi imposibles de atrapar. Pero si te dispones a hacerlo, lo que alguna vez pareció brumoso al punto de que parecía imposible formularlo, se volverá obvio. Aparecerá con un contorno bien definido.

Descubrirás cómo te tensas un poco cada vez que se acerca la posibilidad de la satisfacción. Puedes detectar un vago sentimiento de incomodidad reconocible que solías descartar y que surgía cuando pensabas en la satisfacción. ¿Es un sentimiento de miedo o de culpa falsa por no merecerla? Sea lo que sea, trata de atrapar esas impresiones emocionales nebulosas y cuestiónalas a la luz del día de la conciencia.

Examina tu fantasía lejana cuando, aparentemente, sólo la corriente afirmativa está funcionando. ¿En esa fantasía estás acaso deseando lo imposible al no considerar las imperfecciones humanas relacionadas con esto? ¿O, acaso sientes sutilmente que la vida debería darte la satisfacción ideal a cambio de nada, sin ajustes, sin abandonar algo? Esta actitud común puede ser extremadamente sutil y necesitar todo tu discernimiento para que logres descubrirla. Cuando lo hagas, habrás encontrado una razón para la existencia de la corriente negativa.

Encontrarás la salida

Cuando te percates del continuo funcionamiento de la corriente negativa, aún antes de haber comprendido completamente su presencia, encontrarás alivio y podrás ver la salida. Entenderás por qué tu vida no ha cambiado a pesar del extensivo reconocimiento de tus creencias infundadas y de lecciones de la infancia. Ahora detectarás los sentimientos destructivos al servicio de la corriente negativa: el miedo, la culpa, la ira, la frustración, la hostilidad, etcétera. Estos sentimientos continúan merodeando, pero pueden estar muy bien disfrazados, los puedes explicar por las aparentemente reales provocaciones de los otros y así «exitosamente» proyectarlas sobre ellos. El descubrimiento de todos esos mecanismos es el aprendizaje del lenguaje del inconsciente.

¿En tu vida persiste la frustración?

Seamos ahora más específicos en cuanto a la detección de la corriente negativa. Puedes estar seguro de que existe si en tu vida persiste la frustración a pesar de que ya hayas encontrado tus falsas imágenes de ti mismo. También puedes estar seguro de que existe si estás desesperado en tu corriente afirmativa: si temes que nunca llegará la satisfacción, si crees que tu vida es un desastre sin ella. Después de haber determinado de este modo que sí existe una corriente negativa, ahora se trata de experimentarla —no sólo una vez, sino cada vez que esté funcionando.

Para adquirir una más aguda conciencia de su existencia, la práctica de una revisión diaria es de una gran ayuda y debe ser aplicada en esta dirección. La observación y el cuestionamiento de tus reacciones emocionales debe crecer en extensión y en profundidad en el camino, en vez de disminuir. Si avanzas en la dirección correcta, entonces observarás más en vez de menos —contrariamente a la idea errónea de que tu avance implica que hay menos que observar. El cuidadoso escrutinio de tus emociones es un pre-requisito indispensable.

Para observar productivamente lo que expresa el inconsciente es importante separar la parte sana de ti mismo de la parte enferma, confusa e involucrada. Esta observación desapegada de algo oscuro y raro es el procedimiento que más alivia en el camino hacia la liberación. Cuando tu corriente positiva observe a la corriente negativa sin autoacusaciones frenéticas, entonces se hará posible traducir ésta última a un lenguaje humano conciso. Esa formulación concisa de sentimientos anteriormente vagos es invaluable y a menudo he insistido en ella durante las etapas iniciales de este camino.

Observar los pensamientos semiconscientes

De manera errónea estás convencido de que entender lo que sucede en tu inconsciente significa simplemente encontrar ciertos elementos hasta ahora desconocidos.

No tienes que esperar algo completamente alejado o escondido. Primero, observa esas capas fácilmente accesibles cuando enfocas tu atención hacia ellas. Son tus pensamientos semiconscientes, las actitudes y expresiones vagas y difusas que forman casi tu segunda naturaleza y que desatiendes fácilmente porque se han vuelto parte de ti. Pero ninguno de esos sentimientos, reacciones e ideas semiconsciente llega a formularse en pensamientos claros y concisos. Si observas esas reacciones semiconscientes en las áreas problemáticas de tu vida, aprenderás todo lo que necesitas saber de ti mismo. Ésta es una parte vital del aprendizaje del lenguaje de tu inconsciente.

El material semiconsciente comprende tus reacciones emocionales inmediatas y tu vida de fantasías. La comparación de ambas a menudo demuestra las discrepancias y contradicciones, así como la inmadurez de tus expectativas.

Mientras más claramente ves cómo te alejas o te retraes de la mismísima satisfacción que tan vehementemente deseas —tal como lo verás una y otra vez— más cerca estarás de eliminar a la corriente negativa. La debilitas con tan sólo observarla.

Hay un tipo de meditación que te puede ayudar

Es esencial que pongas más atención a la corriente negativa en su forma exacta. Hay un cierto tipo de meditación que te puede ayudar. Tranquilízate y relájate y empieza a observar el proceso de tu pensamiento, e incluso tu incapacidad inicial para hacerlo. Esto eventualmente te lleva a mantener alejados los pensamientos por un breve espacio de tiempo mientras logras vaciarte a ti mismo por completo. En el vacío es posible que material antes reprimido salga a la superficie, si expresas este deseo con suficiente fuerza y si lo deseas sin temer el esfuerzo necesario para alcanzar la meta.

Aunque al principio es algo difícil, después de cierto tiempo este esfuerzo establecerá un canal hacia una parte de ti mismo que antes no podías tocar. Al inicio verás los elementos destructivos flotando hacia la superficie, y luego podrás tocar los elementos constructivos que se hallan ocultos en la profundidad.

Su inconsciente habla continuamente, amigos míos. Habla sin que lo oigas, así que no te comunicas con él y, por lo tanto, pierdes una buena parte de tu trabajo. Muy a menudo te pasas buscando una comprensión intelectual de las ideas equivocadas, pasando por alto el flujo continuo de la corriente negativa y su funcionamiento. Esto debe convertirse en una tarea en la cual el énfasis principal esté puesto sobre la observación de ti mismo. Si todos los días le dedicas un poco de tiempo a este tema central los resultados serán realmente maravillosos.

Pregúntate

¿Cuál es mi meta ahora? ¿En qué me siento insatisfecho? ¿Qué quisiera que fuera diferente?

¿En qué medida lo deseo?

¿Hasta qué punto hay algo en mí que no lo desea? ¿O lo teme? ¿O por alguna razón dice que no?

¿Cómo puedo detectar las diversas formas y manifestaciones de la corriente negativa en mi vida diaria?

Si formulas estas cuatro preguntas con claridad y empiezas a contestarlas con sinceridad, tu trabajo en el camino será de lo más dinámico y tus avances te sorprenderán y te fascinarán.

Benditos sean, todos ustedes, en cuerpo, alma y en espíritu. Vayan en paz, mis queridos amigos. Vayan con Dios.

Eva Pierrakos & Donovan Thesenga

¿Hay algo en tu vida que siempre se atasca?