Un juego de Dios

I.- 

En cierta ocasión, hablaba el Maestro de la idea hindú de que toda la creación es un juego de Dios, y de que el universo es su patio de recreo.

Y decía también que el fin de la espiritualidad es convertir toda la vida en juego.

Aquello le pareció demasiado frívolo a un puritano visitante, que preguntó:«Entonces, ¿no hay lugar para el trabajo?».

«¡Por supuesto que lo hay! Pero el trabajo sólo se hace espiritual cuando se transforma en juego», respondió el Maestro.

Anthony de Mello

Infórmate sobre nuestros servicios, retiros, cursos y talleres

Un juego de Dios