El poder de la oración

Terapia por la oración

Se la llama también: plegaria, oración o súplica curativa, terapéutica mental, tratamiento mental o plegaria científica. Es la interacción de la mente consciente y subconsciente; esto es: la acción sincronizada, armoniosa e inteligente de los niveles mentales, conscientes y subconscientes, dirigidos específicamente hacia un propósito concreto y definido.

Repito: La plegaria científica es una acción mental conjunta definida y dirigida hacia un propósito específico. Pero tenlo bien presente: este método exige que sepas lo que estás haciendo, por qué lo estás haciendo y qué consecuencias tiene si lo haces.

Confía

Confía, ten fé en el poder curativo. Escoge conscientemente una verdad, una imagen o un plan deseado; visualízalo; reprodúcelo mentalmente hasta la saciedad; formúlalo en positivo, en los términos adecuados, y luego traspásalo a tu subconsciente convencido de la realidad del fin perseguido.

Cuando tu actitud mental ha sido convincente, llena de fe, tu plegaria tendrá éxito y llegará la respuesta. Mientras haces la plegaria, según el procedimiento ya mencionado, debes descartar totalmente cualquier idea negativa sin dudar un solo instante y de este modo obtendrás el objetivo perseguido. Esta actitud facilitará la unión de los niveles, consciente y subconsciente, liberando el poder curativo con armonía.

Haz una imagen mental

Supongamos que decides eliminar ciertas dificultades, por medio de la terapia mental, conociendo de antemano cuál es la dificultad o malestar que te agobia. Haz una imagen mental de ella, de esta dificultad, eliminando las circunstancias y pensamientos negativos que la producen; formula tu petición, recordando que dentro de ti se halla la inteligencia e Infinito poder capacitado para curar a tu subconsciente, que movilizará el poder curativo.

Si crees en los resultados, tus temores desaparecerán, y una vez hayas reunido estas convicciones destruirás cualquier creencia errónea mal formada por ti mismo.

Da gracias

Da gracias por la mejoría que va a llegar y no pienses en la dificultad hasta que te sientas guiado; después de un intervalo, ora otra vez. Mientras estés rezando rehúsa formalmente prestar atención a las condiciones negativas, y no admitas ni por un instante que la curación no llegará. Esta actitud trae una unión armoniosa de las mentes consciente y subconsciente que libera el poder de curación.

Cualquier método que produzca en el paciente una honesta convicción, producirá la eliminación del temor y preocupaciones, convirtiéndolas en fe y esperanza condicionando la curación.

La fe conocida generalmente como fe curativa implica el conocimiento de la interacción de las mentes consciente y subconsciente. El curador por fe, es aquel que cura sin tener una comprensión absoluta o conocimiento científico real y exacto de las facultades y fuerzas comprometidas. Proclaman poseer un don curativo especial y la persona enferma cree ciegamente en que él o sus poderes, la curarán.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

¿Necesitas un empujón para hacer realidad tus sueños?

El poder de la oración