fbpx

Archive

Confiar en la intuición y estar atentos a nuestro interior

Confiar en la intuición y estar atentos a nuestro interior

Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.

Cultivar el silencio, contactar con la Naturaleza, vivir periodos de soledad, meditar, contemplar, cuidar el entorno vibratorio, trabajar en grupo, practicar una Vida Sencilla. Y preguntar al corazón cuando no se sepa qué hacer.

Todo lo anterior se ha descubierto recientemente y conduce a la conclusión de que el circuito del cerebro – corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro-mente de la cabeza.

Y como algunos seres humanos están empezando a experienciar, el uso consciente de este circuito representa un paso más en la evolución humana, un salto evolutivo que se une a la activación de componentes durmientes del ADN, provocando, todo en conjunto, una auténtica Metamorfosis y ojos nuevos para una Nueva Vida y un Nuevo Mundo.

El fenómeno de coherencia neurocardiovascular

Es al cerebro – corazón al que corresponde tratar la información y tomar las decisiones. Y esto se halla en estrecha relación con el denominado fenómeno de coherencia neuro-cardiovascular.

Patrick Drouot, doctor en Ciencias Físicas, es uno de los mayores expertos mundiales en la materia, Y aconseja que para acercarnos a este fenómeno, comencemos recordando que el inventor del reloj de pared, un holandés llamado Huygens que daba cuerda cada día a sus relojes, comprobó que, al cabo de un rato y en un tiempo aleatorio, todos se sincronizaban con un reloj en concreto. ¿Con cuál? Con el más grande. Es lo que la ciencia llama el fenómeno de arrastre. Pues bien, el mayor reloj biocorporal del cuerpo humano es el corazón.

El corazón emite señales eléctricas que se pueden ver en una gráfica sinusoide. Pero hasta ahora nunca se había medido la tasa de variabilidad cardiaca: una gráfica que muestra la ondulación de esas señales eléctricas del corazón.

En la inmensa mayoría de la gente es muy irregular. Pero si la altura de las curvas se repite de forma regular la persona está en estado de coherencia (armonía consciencial). Y el corazón manda esta señal, que es como un lenguaje, al cerebro de la cabeza, exactamente al neocórtex. Y el gran sistema de comunicación que ahí tenemos lo transmite a todos los relojes secundarios del cuerpo: el sistema nervioso central, el sistema hormonal, etcétera.

Los estudios realizados a partir de esto ha puesto de manifiesto que cuando una persona está en incoherencia y va hacia un estado de coherencia van desapareciendo cefaleas, reumas, las heridas cicatrizan más rápido…

Por tanto, respire a través del corazón sentimientos de amor y autoestima y promueva las actitudes positivas, que generan grandes cantidades de ondas eléctricas.

Emilio Carrillo

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

#evolucioncenter #poderpersonal #meditacion #yoga #coaching #hipnosis #pasion #consciencia #siguetuimpulso #love #naturaleza  #generosidad #mequiero #crecimientopersonal #likes #nomasmiedo #evolucion

El Corazón: nuestro cerebro principal

El Corazón: nuestro cerebro principal

Te lo digo desde el corazón

El cuerpo humano dispone de dos cerebros: el que todas las personas conocen y otro hasta ahora desconocido. ¿Cuál es éste? Se trata del cerebro – corazón. Y es mucho más potente y principal para el ser humano que el cerebro – mente de la cabeza.

Expresiones tan populares como “te lo digo desde el corazón”, “canta de corazón”, “con el corazón en la mano”, “de corazón a corazón”, etcétera están llenas de sentido, coherencia y significado. No en balde, el corazón dispone de un cerebro y el amor del corazón no es una emoción, es un Estado de Consciencia, ¡es Amor!

En la actualidad, son numerosas las indagaciones científicas que muestran la auténtica entidad y dimensión del corazón humano.

El cuerpo humano dispone de dos cerebros, el mental, radicado en la cabeza, y otro, que opera de forma bien distinta y sin ficciones mentales, ubicado en el corazón.

El cerebro – corazón es el principal de los dos y tiene capacidad para influir en el cerebro – mente de la cabeza, activando en éste centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad fuera de los límites del tiempo y del espacio, permitiendo un conocimiento inmediato e instantáneo y una percepción exacta de esa realidad.

Cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

El corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. Gracias a esos circuitos tan elaborados, el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro ubicado en la cabeza; y puede aprender, recordar e incluso percibir.

El cerebro – corazón usa el lenguaje intuitivo; el cerebro-mente, el lenguaje discursivo. El lenguaje intuitivo utiliza la consciencia para relacionarse con el Aquí y Ahora, donde la mente discursiva no tiene lugar para actuar. El cerebro – corazón va proporcionando las herramientas para poder vivir en el momento presente, de instante en instante, con una visión cabal y una percepción de la realidad llena de ecuanimidad, aceptación y capacidad de fluir.

Si el ser humano es capaz de mantener la atención sostenida en el presente, el cerebro – corazón adquiere todo su protagonismo e ilumina todo el movimiento que genera la Vida.

Conocimientos que hay que interiorizar y llevar a la práctica de manera no mental, sino natural y espontánea, esto es, no desde el cerebro-mente, sino desde el cerebro – corazón. Y es que el potencial del cerebro-corazón se activa cultivando, precisamente, las cualidades del corazón y liberándose del miedo, el deseo y el ansia de dominio. Es tan sencillo como el latir rítmico y acompasado del corazón. Es tan simple como fluir, tan fácil como ¡Vivir!

Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza:

La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos.

El corazón envía más información al cerebro-mente de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad; y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro-mente según las circunstancias. Así, el corazón puede influir en nuestra percepción de la realidad y, por tanto, en nuestras reacciones.

La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores.

Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como Hormona del Amor.

La comunicación biofísica mediante ondas de presión.

A través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro – mente y al resto del cuerpo. Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes. Aparece con las emociones negativas y con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales de la mente se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.

La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro.

Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico. Y el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

El cerebro – corazón activa en el cerebro-mente centros de percepción completamente nuevos y crea un estado de coherencia biológico.

El cerebro del corazón activa en el cerebro mental o de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.

Cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

El potencial del cerebro – corazón se activa cultivando las cualidades del corazón y liberándose del miedo, el deseo y el ansia de dominio.

Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas. Se puede activar cultivando precisamente las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias,… Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.

El ser humano puede liberarse de ellos tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien.

Emilio Carrillo

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

– https://evolucion.center – #evolucioncenter #poderpersonal #meditacion #yoga #coaching #hipnosis #pasion #consciencia #siguetuimpulso #love #naturaleza  #generosidad #mequiero #crecimientopersonal #likes #nomasmiedo #evolucion

La Glándula Pineal

La Glándula Pineal

La glándula pineal o epífisis es una pequeña formación ovoidea y aplanada (mide unos cinco milímetros de diámetro), que descansa sobre la lámina cuadrigémina, en el tercer ventrículo cerebral, justo a la altura del punto intermedio entre ambos ojos.

Se encarga de tareas como regular los ciclos de día y noche o segregar melatonina (se vende en farmacias para tomarla cuando se hacen viajes y cambia el horario) y constituye un antioxidante muy potente.

Igualmente, dado que se une a la retina, se considera parte de las vías visuales, con la función de convertir la información lumínica en secreción hormonal.

En este marco, éstas son las principales funciones que se le suelen reconocer a la glándula pineal:

– Controla el inicio de la pubertad.

– Armoniza el sistema vegetativo con el medio ambiente, a través de la vista, y probablemente también del resto de los sentidos;
– Induce al sueño.

– Probablemente, regula los ritmos circadianos.

– Es un interruptor que modula la intensidad de funcionamiento de todos los centros neuroendocrinos hipotalámicos. 

– Previene una calificación prematura en la infancia, al evitar las síntesis esteroideas, favoreciendo el crecimiento óseo por este mecanismo, indirecta y directamente a través de la DA y GH.

No obstante, sus funcionalidades van mucho más allá

Las funcionalidades de la glándula pineal se asocian a lo que René Descartes intuyó, cuando afirmó que es el lugar donde el alma se une al cuerpo. Las antiguas culturas la conocían como el chakra del tercer ojo (por ejemplo, en diferentes tradiciones hindúes, la concentración en meditación se hace sobre este punto preciso del cuerpo), ligado al hecho de que la pineal es una auténtica antena de radio-frecuencia instalada estratégicamente en la parte superior del cráneo para recibir y emitir.

Además, la pineal convierte ondas electromagnéticas en estímulos neuroquímicos, como comprobaron los científicos Vollrath y Semm, que tienen artículos publicados al respecto en la revista Nature en 1988.

Esto permite que la interacción entre el cerebro de la cabeza y la glándula pineal, junto con las funciones asociadas la glándula pituitaria, configure un espléndido sistema de comunicación hacia el interior del cuerpo y hacia el exterior que, entre otras cosas, permite al ser humano disponer de potencialidades mayoritariamente desconocidas. Verbigracia:

– Facultades psíquicas como la intuición, la premonición o la telequinesia;

– Capacidades de comunicación con su biología interior (órganos, sistemas, aparatos, tejidos, células,…) y de auto-sanación hacia toda ella;

– Poder de transmisión energética (sanación incluida) hacia sus congéneres y toda la Naturaleza, que puede ser aplicado tanto mediante el contacto físico (abrazos, caricias, manos,…) como a distancia (por medio de la meditación y la visualización)

– Notabilísimas funcionalidades de conexión e intercambio de información con los demás seres humanos (telepatía); la Humanidad en su conjunto (a través de los campos mórficos y morfogenéticos y de la red consciencial humana); y el planeta Tierra, el sistema solar y el Cosmos en su conjunto (con acceso – canalizaciones, inspiraciones, descargas de información durante el sueño nocturno,…- a los que algunos denominan la Internet Cósmica).

Por tanto, la operatividad fundamental del cerebro de la cabeza no radica en el tratamiento de la información, que corresponde al cerebro-corazón, sino en ser un sensacional sistema de comunicación interior y exterior.

Para ello, la conjunción con la pineal es crucial. Esta glándula no podría desarrollar por sí sola tamaña funcionalidad, como simplemente los ojos no explican la visión. Se pueden puede tener los ojos perfectos, pero se precisa de un área cerebral que interprete la imagen. Es como un ordenador: se pueden disponer de todos los programas, pero si la pantalla no funciona, no se ve nada.

La pineal capta el campo electromagnético, como si fuese un teléfono móvil, pero la comunicación tiene que ser interpretada en áreas cerebrales, como por ejemplo, el cortex frontal.

Emilio Carrillo

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

#evolucioncenter #poderpersonal #meditacion #yoga #coaching #hipnosis #pasion #consciencia #siguetuimpulso #love #naturaleza  #generosidad #mequiero #crecimientopersonal #likes #nomasmiedo #evolucion

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 4.559 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies