fbpx

Meditación: la práctica

Meditación: la práctica

Meditación: la práctica

Cuando enseño meditación, suelo comenzar diciendo: “Traed vuestra mente a casa… soltad…. y relajaos“.

Toda la práctica de la meditación puede resumirse en estos tres puntos esenciales: traer la mente a casa, soltar y relajarse. Cada una de estas exps encierra significados que resuenan en muchos niveles.

Traer la mente a casa

Traer la mente a casa significa traer la mente nuevamente al estado llamado “Morar en calma“, mediante la práctica de la atención  – a la respiración y la postura -. Al nivel más profundo, consiste en volver la mente hacia el interior y permanecer en la consciencia de vuestra naturaleza espiritual. Ésta es la meditación en su grado más elevado.

Soltar

Soltar significa liberar la mente de la cárcel del aferramiento, puesto que reconozces que todo el dolor, el miedo y la angustia provienen del deseo insaciable de la mente por aferrar. A un nivel más profundo, la realización y la confianza que surgen de la creciente comprensión de vuestra naturaleza espiritual, lo que inspira en vosotros una generosidad profunda y natural. Esta generosidad permite que vuestro corazón se desprenda de todo aferramiento y que así se libere y se disuelva en la inspiración de la meditación.

Relajarse

Finalmente, relajarse significa volverse más espacioso y permitir a la mente que abandone todas sus tensiones. En un sentido más profundo, os relajáis en vuestra naturaleza espiritual. Es como si dejarais caer un puñado de arena sobre una superficie plana: cada grano se deposita por sí mismo. Así es como os relajáis en vuestra verdadera naturaleza, dejando todos vuestros pensamientos y emociones que remitan naturalmente y se disuelvan en el estado de consciencia de vuestra naturaleza espiritual.

Descansa en gran paz natural

Ante todo, sentíos cómodos, tan naturales y tan espaciosos como sea posible. Escapaos sigilosamente del lazo corredizo de este personaje ansioso que es vuestro yo habitual, soltad todo aferramiento y relajaos en vuestra verdadera naturaleza. Imaginad que vuestro yo ordinario, atormentado por las emociones y los pensamientos, es como un bloque de hielo o un trozo de mantequilla dejados al sol. Si os sentís duros y fríos, dejad que esta agresividad se derrita bajo el sol de la meditación. Dejad que la paz os gane.

Poco a poco descubriréis que toda vuestra negatividad se desarma, que vuestra agresividad se disuelve y que vuestra confusión se disipa, como una bruma en el vasto a inmaculado cielo de vuestra naturaleza absoluta.

Sentados en silencio, con el cuerpo inmóvil, sin decir palabra, la mente en paz, dejad que vuestros pensamientos y emociones y todo lo que surja se eleve y desaparezca, sin aferraros a nada.

Meditación, nada especial que hacer

No siempre recurro a un método especial cuando medito. Dejo simplemente que mi mente repose y constato, sobre todo cuando estoy inspirado, que puedo traer la mente a casa y relajarme con gran rapidez. Permenezco sentado tranquilamente y reposo en la consciencia de mi naturaleza espiritual. No abrigo dudas, ni me pregunto si estoy – o no – en el estado “correcto”. No hay ningún esfuerzo, sólo una comprensión profunda, una vigilancia y una certeza inquebrantable. Cuando estoy en la consciencia de mi naturaleza espiritual, la mente ordinaria deja de existir. No es necesario mantener ni corroborar la sensación de que existo: simplemente soy. Tengo una confianza fundamental. No hay nada en especial que hacer.

Sogyal Rimpoché

Si deseas vencer las resistencias que te están impidiendo hacer de la meditación una práctica cotidiana, conectar con tu esencia, y poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante. Descubre nuestra programación.

Testimonios

 

 

Abierto el plazo de inscripción
Te interesará…
Close

CONTACT US

Vestibulum id ligula porta felis euismod semper. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Aenean eu leo quam. Pellentesque ornare sem lacinia quam venenatis vestibulum. Maecenas mollis interdum!

Subscribe error, please review your email address.

Close

You are now subscribed, thank you!

Close

There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

Close

Your message has been sent. We will get back to you soon!

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar ahora