Amor, Presencia

Amor

«El amor es un misterio sin fin

pues no hay nada más que lo explique.»

Tagore

«La verdad final no puede aceptarse a menos que la mente se vacíe de «mí» y el corazón se llene de amor.»

Ramesh

David, ¿quieres saber cómo vivir la vida? ¡Deja que sea!

¡Deja que suceda!

Sea lo que sea que cada cual esté «haciendo», ¡deja que suceda!

Aquiétate, «haz» lo que quieras y ¡no te preocupes del mundo!

Aquiétate. Aquietarse significa ¡no pensar! ¿Lo ves? ¡Es muy sencillo!

 

Presencia

Ahora está clara y presente, siempre aquí, siempre lo ha estado, siempre lo estará, no es una cosa distinta, no está a ninguna distancia. Esta Presencia la siento siempre aquí, reflejándose. Es lo que me es más íntimo, lo más familiar. Es mi propio corazón, el Corazón de Dios, abrumadoramente hermoso, abrumadoramente compasivo, abrumadoramente amoroso.

Permaneces dentro de mí

desnudo, infinito Amor…

estamos perdidos donde la mente no puede hallarnos,

completamente perdidos.

Es mi propio corazón, el Corazón de la Presencia, vertiendo infinita hermosura amor compasión bienaventuranza. El Corazón del Infinito Todo, el Brillo radiante, más íntimo de lo que imaginarse pueda; la única realidad, la única verdad.

Yo no estoy presente;

lo que la Presencia es, yo soy.

Yo no soy consciente;

lo que la Conciencia es, yo soy.

Yo no amo;

lo que el Amor es, yo soy.

No hay «otro»

que pueda agradar o desagradar.

No puede haber «Otro»

a quien agradecer o implorar.

Así que no puedo decir «yo amo»

sino «yo resido en el Amor»,

dentro del Amor.

¿Dónde podría morar, si no?

¿Qué otro lugar hay?

David Carse

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Amor, Presencia