Archive

Apertura de Svadhishthana, el segundo chakra

Apertura de Svadhishthana, el segundo chakra

Antes de comenzar los trabajos sobre Svadhishthana es conveniente haber equilibrado antes Muladhara. Hacerlo de otro modo no acarrea ningún problema excepto la pérdida de tiempo.

Preparación

Este ejercicio conviene realizarlo al menos una vez al día y en un momento en el que no se esperen interrupciones.

Busca un lugar y un momento tranquilo.

Si te gusta, enciende una varita de incienso. En el caso de Svadhishthana, los inciensos más adecuados son el jazmín, rosa y azmizcle.

Busca un objeto anaranjado o haz un dibujo sobre un papel blanco con un círculo naranja en el centro, y colócalo sobre el suelo a una distancia que te permita verlo con comodidad.

Siéntate a meditar en la postura que suelas hacerlo (la posición del loto está especialmente indicada, pero no te agobies si no puedes alcanzar esta posición con comodidad). Coloca la espalda recta, mete los riñones, elimina la tensión de tus hombros, relájate y respira con naturalidad.

Meditación en Svadhishthana

Una vez tu cuerpo esté relajado, la espalda recta, pon tu atención en el objeto o el dibujo anaranjado y haz respiraciones completas, llenando primero la parte inferior de los pulmones, luego la media y por último la alta. Cuando consigas respirar cómodamente de esta forma, pasa a la segunda fase del ejercicio.

Mientras respiras por la nariz, pon atención al aroma del incienso. Concéntrate primero en Muladhara y, una vez que haya sido localizado y percibido, siente que, junto con el oxígeno, asciende por la columna vertebral hasta el punto en el que se encuentra Svadhishthana.

El cuerpo permanece inmóvil, a excepción de los músculos que trabajan en la respiración y en el pestañeo. Tu mente está atenta a tu respiración y al objeto / dibujo. Cuando te descubres pensando en cualquier otra cosa vuelve a rehacer la postura y a fijar tu atención en los puntos señalados.

Cuando la retina se haya impregnado con el mandala o el círculo anaranjado, cierra los ojos y visualízalo en el lugar donde está el segundo chakra. El punto se torna muy brillante y caliente. La yema del dedo corazón derecho se apoyará en este punto.

Pronuncia mental o vocalmente el mantra VAM al tiempo que sientes cómo el punto naranja aumenta de tamaño y el calor y la luz anaranjada se expande hacia arriba, hasta envolver y proteger todo el cuerpo

Tumbado

También puedes hacer este ejercicio tumbado boca arriba, con los brazos a los costados del tronco y las piernas ligeramente separadas.

Ejercicio en pareja

El segundo chakra se relaciona con los órganos genitales, y su buen funcionamiento determina, en gran medida, la armonía en el encuentro sexual. El ejercicio en pareja sirve para equilibrar la energía de ambos. Es interesante hacerlo como paso previo al encuentro sexual.

Para hacerlo ambos miembros se ponen de pie uno frente al otro, a una distancia de unos 50 cm. La mirada concentrada en los ojos del otro. Respiráis relajadamente. Al cabo de un tiempo, cuando vuestros cuerpos se calman, centrad la atención en el segundo chakra. Sentidlo como un punto energético anarajando, brillante y caliente.

A continuación imaginad que esa energía sale del órgano sexual masculino, penetra en la vagina de la mujer, y asciende por la columna de ella hasta el segundo chakra. Esta corriente energética sale desde Svadhishthana de la mujer, entra en el hombre por Svadhishthana y desciende por su interior hasta los órganos sexuales, creando un círculo.”

Texto adaptado a partir de los trabajos para la apertura y activación del primer chakra que propone Juan Echenique en su libro: Chakras. Ed. Libsa. Alcobendas (Madrid), 2016.

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Segundo Chakra Svadhishthana. Influencias en el plano físico, mental y emocional

Segundo Chakra Svadhishthana

“El nombre del segundo chakra proviene de dos palabras sánscritas: sva «fuerza vital» y adhishthana «asiento». Como su elemento es el Agua, a menudo se representa con Varuna, dios védico del agua primordial que adopta la forma de la media luna. Dentro del símbolo de este chakra, también puede observarse el cocodrilo Makara.

Principales relaciones del chakra Svadhisthana:

  • Color: Anaranjado.
  • Elemento: Agua.
  • Sentido: Gusto.
  • Mantra asociado: VAM.
  • Nota musical: re.
  • Frecuencia de vibración: 294 Hz.
  • Periodo de máxima actuación: 8-14 años.

Svadhisthana está situado a unos cuatro dedos por debajo del ombligo. Se representa con seis pétalos. Está ligado al elemento agua (que representa el mundo emocional), y su color es el anaranjado.

Influencias de Svadhishthana en el plano físico

Svadhishthana tiene influencia en los ovarios y testículos y su funcionamiento se vincula a la emisión de hormonas que promueven, a su vez, cambios emocionales. También está relacionado con los riñones y las glándulas suprarrenales, que segregan adrenalina.

Al relacionarse con los órganos reproductores masculino y femenino, Svadhishthana brinda su energía al propósito de la conservación de la especie.

En los hombres se relaciona con la producción de testosterona, la hormona masculina por excelencia. En las mujeres regula la secreción de testosterona, estrógenos y progesterona.

Influencias de Svadhishthana en el plano emocional

El segundo chakra ha sido tradicionalmente asociado con el mundo emocional y la vida psíquica. Su energía actúa sobre algunas glándulas cuyas hormonas disparan la alegría, el miedo, la furia, la tristeza, la atracción.

Cuando el segundo chakra está equilibrado, la relación con el mundo es fluida y amable. Se disfruta de la vida y por lo general hay un optimismo moderado. Hay acceso a la ternura, a los sentimientos de solidaridad, y se controlan fácilmente las habilidades sociales.

Por el contrario, cuando este chakra tiene desequilibrios energéticos las personas reaccionan agresivamente frente a comentarios o acciones que no entrañan ningún tipo de peligro. Son irascibles, irritables, piensan que la gente está en su contra o que tienen siempre segundas intenciones.

La falta de energía en Svadhishthana es responsable, en muchos casos, de la permanente preocupación ante problemas que sólo existen en el mundo de la imaginación. Esto propicia el estrés.

Influencias de Svadhishthana en el plano mental y el sentido del gusto

Cuando no hay una buena regulación de la energía de Svadhishthana el pensamiento se ve afectado por los estados de ánimo; la falta de aquietamiento en el corazón produce una falta de serenidad en el plano mental.

Este chakra está relacionado con el sentido del gusto. Si la madre es amorosa, cuidadora, benévola, la leche que ella brinde (tanto si sale de su propio cuerpo o del biberón) será nutritiva y reforzará el vínculo afectivo.

Si, por el contrario, la madre se muestra distante, poco atenta, nerviosa o impaciente, el bebé recibirá, junto con el alimento, la presencia de estos sentimientos que vivirá como amenazadores.

Apertura de Svadhishthana

El segundo chakra tiene dos conexiones con el canal energético que recorre la columna vertebral y dos puntos por los que emite su energía hacia el exterior, una hacia la parte frontal del cuerpo y la otra, hacia la parte posterior.

Cuando Svadhishthana está abierto facilita las relaciones amorosas. Para algunas disciplinas orientales, como el Tantra, el Segundo chakra es importantísimo ya que en él se funden dos fuerzas muy potentes: la energía masculina y la energía femenina.

Se relaciona con la confianza en las relaciones, la capacidad para amar y ser amado de una forma íntegra. Otro rasgo que presenta esta apertura es el intenso y sano amor por los hijos, que son motivo de orgullo y alegría.

Si Svadhishthana está cerrado el resultado se traduce en una serie de trastornos sexuales entre los cuales cabe citar la frigidez en la mujer, la eyaculación precoz y la impotencia en el hombre.

La falta de contacto con las propias emociones genera torpeza a la hora de establecer contacto con los demás.”

Texto adaptado a partir de los trabajos para la apertura y activación del segundo chakra que propone Juan Echenique en su libro: Chakras. Ed. Libsa. Alcobendas (Madrid), 2016.

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Apertura de Muladhara, el primer chakra

Apertura de Muladhara, el primer chakra

La práctica de yoga y meditación con regularidad contribuye a la apertura y activación de todos nuestros centros energéticos. Te proponemos algunos ejercicios sencillos que pueden ayudarte a equilibrar la energía del primer chakra:

Preparación de la meditación

Busca un lugar y un momento tranquilo.

Si te gusta, enciende una varita de incienso. En el caso de Muladhara, los inciensos más adecuados son el jazmín y el sándalo.

Busca un objeto rojo o haz un dibujo sobre un papel blanco con un círculo rojo en el centro, y colócalo sobre el suelo a una distancia que te permita verlo con comodidad. El dibujo que acompaña esta entrada también puede ser muy adecuado.

Siéntate a meditar en la postura que suelas hacerlo (la posición del loto está especialmente indicada, pero no te agobies si no puedes alcanzar esta posición con comodidad). Coloca la espalda recta, mete los riñones, elimina la tensión de tus hombros, relájate y respira con naturalidad.

Meditación en Muladhara

Una vez tu cuerpo esté relajado, la espalda recta, pon tu atención en el objeto o el dibujo rojo y establece hasta que lograr que se normalice el siguiente ritmo de respiración consciente: inhala en seis tiempos, retén el aire en dos tiempos, y exhala en ocho.

Haz respiraciones completas, llenando de aire tu cavidad abdominal y tu cavidad torácica.

Mientras respiras por la nariz, pon atención al aroma del incienso, y siente que, junto con el oxígeno, llega hasta Muladhara.

El cuerpo permanece inmóvil, a excepción de los músculos que trabajan en la respiración y en el pestañeo. Tu mente está atenta a tu respiración y al objeto / dibujo. Cuando te descubres pensando en cualquier otra cosa vuelve a rehacer la postura y a fijar tu atención en los puntos señalados.

Una vez sientas que tu cuerpo y tu mente se han aquietado, empieza a repetir mentalmente (o vocalmente si se desea) la sílaba LAM. Escucha y siente su vibración.

Al cabo de un tiempo, cuando la retina se haya impregnado con el color rojo del objeto / dibujo, cierra los ojos y visualiza un triángulo rojo e incandescente dentro de tu cuerpo, unos cuatro dedos por encima del perineo. Siente cómo va cobrando cada vez más calor y más brillo, vibrando en simpatía con la sílaba LAM.

Visualiza que el vértice superior de ese triángulo se estira hacia arriba apenas dos o tres centímetros e imagina que sube por el interior de la columna vertebral.

Pregúntate

Hazte las siguientes preguntas y experimenta cómo te sientes con las respuestas que llegan desde tu interior:

¿Necesito realmente todo lo que tengo?

¿Qué me falta?

¿Qué me sobra?

Texto adaptado a partir de los trabajos para la apertura y activación del primer chakra que propone Juan Echenique en su libro: Chakras. Ed. Libsa. Alcobendas (Madrid), 2016.

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Primer chakra. Influencias en el plano mental y espiritual

Influencia de Muladhara en el plano mental

Las personas que presentan desequilibrios en el primer chakra tienden a pensar que la acumulación de bienes y el disfrute de los placeres son lo realmente importante en esta vida. Su apego a lo material hace que desarrollen creencias que les permiten hacer gala del mayor egoísmo sin sentir ante ellas la más mínima duda.

La idea de que «nadie va a hacer nada por ti», por ejemplo, es lo que les permite no molestarse en hacer nada por los demás o ni siquiera se moleste en tener en cuenta las necesidades ajenas:

A menudo, en la defensa de quienes entienden como «los suyos», de esa extensión del yo que es la familia y los amigos, desarrollan tendencias xenófobas e intolerantes hacia personas que muestran costumbres diferentes o que pertenecen a otros ámbitos. Si tienen un concepto sólido de familia, éste no está basado tanto en el amor como en la protección mutua frente a agresiones externas.

Muladhara en el plano espiritual

El hecho de que este chakra sea el centro donde está encerrada la mayor parte de la energía, Kundalini, ya le confiere un carácter especial.

Para hacer posible la ascensión de esta fuerza por el nadi Sushumna, es preciso tener los nadis purificados, libres de todo tipo de obstrucción y dispuestos para que la energía pueda fluir por ellos libremente. La limpieza de estos canales se realiza mediante ejercicios de Hatha-Yoga, Pranayama (respiración), meditación, alimentación adecuada y la adopción de una forma de vida que apunte y propicie el desarrollo espiritual.

En el chakra Muladhara hay un elemento que bloquea la salida de la Kundalini hacia Sushumna: el Brahma Granthi. Este nudo psíquico debe ser disuelto mediante una práctica denominada Sadhana. Ésta es una disciplina espiritual que incluye meditación, ejercicios espirituales, en las horas del amrit vela, que se extiende desde las 02:30 h de la madrugada hasta el amanecer.

El olfato

El primer chakra se relaciona con este sentido que, en el hombre, ha ido perdiendo protagonismo a través de la evolución y culturización. No sólo con la capacidad de oler sino, además, con los olores que el cuerpo emana.

La sudoración es un mecanismo cuya función consiste en liberar toxinas.

Según el estado del cuerpo físico y de las emociones, esta sudoración puede adquirir diferentes olores que, aun cuando no se detecten conscientemente, sí son registrados como datos a tener en cuenta por el inconsciente de quienes nos rodean.

Las personas cuyo Muladhara funciona bien y está correctamente energizado despiden un olor sutil que resulta atractivo. Las que tienen disfunciones suelen tener olores más desagradables que tienden a provocar rechazo.

Con la edad, el sentido del olfato se hace menos agudo, en parte como consecuencia del proceso de envejecimiento y en parte porque no cumple una de las funciones importantes que tiene asignadas y que consiste en la captación de feromonas que disponen al organismo para la elección del compañero sexual.

No deja de sorprender que, en épocas tan lejanas, cuando aún no se conocía la estructura y cometido de los centros nerviosos superiores, los hindúes hayan relacionado el chakra más básico, Muladhara, con el sentido que está alojado en la parte evolutivamente más antigua de nuestro cerebro: el rinencéfalo o «cerebro reptiliano».

Disfunciones de Muladhara

La energía que procede de este chakra prepara para la acción y la autoprotección en el plano físico. Cuando no cuenta con la energía suficiente o está bloqueado, el organismo se debilita y la enfermedad hace acto de presencia.

Un exceso de energía, por el contrario, tiende a alimentar en exceso los chakras inferiores y a producir trastornos relacionados con la circulación o con problemas del aparato excretor.

En el plano psicológico, esta situación conduce, por lo general, a un sentimiento de permanente frustración; no hay confianza suficiente en la capacidad de resolver los problemas ni optimismo para llevar nuevas acciones adelante.

La acumulación excesiva de energía en Muladhara, por el contrario, puede dar una gran tendencia al uso de la agresividad como medio para conseguir lo que se desea amén de un acentuado egoísmo.

Apertura de Muladhara

El primer chakra tiene una sola apertura hacia fuera, que está dirigida hacia abajo (de ahí que alimente los chakras secundarios que se hallan en las piernas).

La otra, ascendente, es la que comunica con Sushumna, que es el lugar por el cual, una vez despertada, ascenderá Kundalini.

Con relación a la salida inferior, se pueden presentar dos condiciones: chakra cerrado y chakra abierto.

Chakra cerrado

La energía de Muladhara está encerrada y no permite su expansión hacia el exterior. Hay una falta de vitalidad que impregna al sujeto tanto en su vida física como mental, emocional y espiritual. Lo más probable es que esté tan concentrado en el mundo material que no haya desarrollado las habilidades necesarias que le puedan permitir una experiencia rica en cuanto a afectos.

Su mundo mental es pobre y está sujeto a resolver las necesidades inmediatas; la única proyección hacia el futuro que se permite es la garantía de seguridad material. A los demás puede dar una sensación de mezquindad, no sólo en el terreno económico sino, peor aún, consigo mismo.

Muestra la carencia de los que no se atreven a disfrutar plenamente porque rehuyen la entrega, a la que ven (por supuesto, equivocadamente) como una amenaza para su integridad.

La superficialidad puede ser un rasgo importante en este tipo de personas y se observa, más que nada, en la tendencia a la satisfacción inmediata de los deseos siempre y cuando no comprometan su futuro.

Las limitaciones en el plano físico pueden ser su mayor frustración ya que no tiene otros elementos que reemplacen lo que en ese terreno pueda serle vedado. En algunos casos, la frustración llega a ser muy grande y profunda.

Chakra abierto

La expansión de la energía de Muladhara propicia la vitalidad. Brinda confianza en las propias fuerzas y entusiasmo para llevar a cabo los proyectos. El chakra en estas condiciones también envía hacia arriba el flujo energético propiciando la búsqueda en otros terrenos (emocional, mental y espiritual). Las personas que tienen el chakra Muladhara abierto no suelen pasar desapercibidas: tienen una gran presencia física y muestran una seguridad en sí mismos que es poco común, porque no nace de la vanidad sino del optimismo.

Por otra parte, regula las glándulas suprarrenales y su emisión de hormonas relacionadas con la función sudorípara, lo cual permite una adecuada liberación de toxinas que completa el trabajo del aparato excretor.

Interrelación desde el chakra Muladhara

Si se hace vibrar un diapasón y se apoya, por ejemplo, en la caja de una guitarra, ésta comienza, por un fenómeno acústico denominado simpatía, a hacer vibrar sus armónicos y de este modo, el sonido resulta amplificado.

Los chakras son centros energéticos que están en constante vibración y no todos lo hacen con la misma intensidad. Esto hace que, a la hora de establecerse una relación entre dos personas, los centros energéticos de ambas entren en contacto y respondan por simpatía unos a los otros y viceversa.

Los encuentros en los cuales prevalece la vibración de un chakra determinado tienen características propias que conforman el tipo de relación que se puede establecer.

En el caso de Muladhara, el tipo de relación resultante de dicho encuentro se basa en los siguientes aspectos:

Por una parte, en la posesión del otro, en el dominio del miembro más fuerte de la relación sobre el otro.

Por otra, en la aceptación de seguridad que éste provee por parte del miembro más débil de la relación.

Así se forman parejas que están marcadas por la dependencia: uno no puede vivir sin el otro pero, sin embargo, en la relación no hay una entrega real sino, más bien, una suerte de utilización. Como el desarrollo emocional suele ser muy pobre en estos casos, las bases quedan limitadas al terreno de las conveniencias.

Juan Echenique

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Primer chakra. Influencias en el plano físico y psicológico

Primer chakra. Influencias en el plano físico y psicológico

El nombre de este chakra (Muladhara) significa, en sánscrito, «fundamental, básico». También se conoce por el nombre de chakra raíz. Está situado en la base de la columna vertebral, en el perineo, entre el ano y el comienzo de los órganos genitales.

Principales relaciones del chakra Muladhara:

  • Color: Rojo.
  • Elemento: Tierra.
  • Sentido: Olfato.
  • Mantra asociado: LAM.
  • Nota musical: do.
  • Frecuencia de vibración: 261 Hz.
  • Período de máxima actuación: 0-7 años.

En este chakra descansa, enroscada, Kundalini y en gran medida será el trabajo efectuado sobre ella lo que despierte la energía dormida.

Muchos consideran que Muladhara forma, junto con el chakra coronario, Sahasrara, una estructura de la que son los dos polos opuestos, tanto por su disposición en el cuerpo sutil como por la cualidad de su energía.

Contiene la forma más densa de la energía cósmica, la más ligada a la materia de ahí que se le vincule con el elemento Tierra.

Influencias de muladhara en el plano físico

El primer chakra se encuentra situado, en el cuerpo sutil, a la altura del plexo sacro-coccígeo. Los nervios que parten de este paquete nervioso-vascular inervan los órganos que se alojan en la cavidad pélvica y que pertenecen a los sistemas reproductor y excretor (esfínteres, última porción del intestino, útero, vejiga, uréteres y órganos sexuales).

Se relaciona también con los miembros inferiores y con las glándulas suprarrenales.

Habitualmente se representa con un circulo rodeado por cuatro pétalos de loto, que simbolizan los nadis que lo rodean, y con un triángulo en su centro, pero también es posible encontrar símbolos de Muladhara que tienen en el centro un hexágono formado por dos triángulos, uno con el vértice hacia arriba y otro, con el vértice mirando hacia abajo.

Esta simbología tiene dos explicaciones:

1) Para el Tantra, el triángulo que tiene el vértice hacia abajo representa a Yoni, órgano sexual femenino y el que tiene el vértice hacia arriba, al Lingam, órgano sexual masculino.

2) La otra explicación, que proviene de algunas escuelas místicas y ocultistas, considera que los triángulos que conforman el hexágono son una representación de dos importantes circuitos energéticos:

Triángulo ascendente. Tiene su base en los pies, donde se alinea con los chakras menores situados en cada uno de ellos y su vértice en el chakra Muladhara. Su energía es ascendente: los pies la absorben directamente de la tierra y la envían al primer chakra.

Triángulo descendente. Su vértice está, igualmente, en el primer chakra y la base está formada por la línea que une ambos riñones y glándulas suprarrenales. La base de este segundo triángulo sería también la de un tercero, ascendente, cuyo vértice estaría situado en el tronco encefálico, es decir, en el punto en que la médula espinal se conecta con los centros nerviosos superiores.

Eliminación de lo superfluo. Sistema excretor

El aparato excretor tiene en el cuerpo físico una función bien definida: eliminar del organismo los productos de desecho, aquello de lo cual es necesario liberarse porque no presenta ninguna utilidad para el cuerpo.

Las alteraciones en este sistema pueden ocasionar retención de estos materiales y producir un gravísimo deterioro en los órganos y tejidos.

Si se tienen en cuenta las enseñanzas que han impartido los místicos hindúes, de nada sirve hacer todos los ejercicios prescritos en el yoga si antes no se ha procedido a desprenderse emocionalmente de todo aquello que no presenta ninguna utilidad.

Conservación de la especie. Sistema reproductor

Aunque algunos autores consideran que el aparato reproductor está más  relacionado con el segundo chakra, es indiscutible que Muladhara tiene con éste un vínculo muy estrecho. La reproducción es el medio que cada especie elige para perpetuarse.

Es en la cavidad pélvica donde tiene lugar el milagro de la vida, donde el hombre participa en la creación de un nuevo ser.

Instinto de supervivencia. Glándulas suprarrenales

El chakra Muladhara rige también las glándulas suprarrenales. Estas estructuras de forma triangular que se encuentran en la parte superior de los riñones segregan una diversa variedad de hormonas y neurotransmisores: estrógeno, progesterona, esteroides, cortisol y cortisona; pero también sustancias químicas como la adrenalina (epinefrina) y la norepinefrina. La adrenalina tiene un papel fundamental en la autodefensa, generar actitudes instintivas de huída y lucha.

Influencia de Muladhara en el plano psicológico

A medida que se hacen nuevos descubrimientos en anatomía, medicina y psicología, resulta más sorprendente que en épocas tan remotas, como aquellas en las que se sentaron las bases de la teoría de los chacras, pudieran tener tan claras algunas concepciones que la ciencia occidental ha descubierto  casi  2.000 años después. Si se compara la relación de Muladhara en el plano físico con la que tiene en el plano psicológico, esto se hace absolutamente evidente.

En el plano psicológico, el primer chakra se vincula directamente con los hábitos aprendidos; con las rutinas que se realizan automáticamente que son las que conforman el esqueleto sobre el cual se traza aquello que, de alguna manera, podría denominarse «forma de vida».

Egoismo  y  retención

El primer chakra  ha sido vinculado  por  los místicos  con el apego al mundo material;   on  la adquisición  de  bienes y con el egoísmo. Cuando su energía  no está lo suficientemente equilibrada, la búsqueda del placer, el hedonismo y el egocentrismo son los síntomas más acusados. En pleno siglo XX, Sigmund Freud habla de la llamada «fase anal», una etapa del desarrollo que se extiende desde, aproximadamente, los 18 meses hasta los tres o cuatro años. En este periodo, el niño aprende a controlar los esfínteres y sus excrementos son, para él, un obsequio hacia sus padres, algo que sale de su mismo cuerpo (es su producto, su creación) y que ofrece a los demás.

Por otra parte, la relación de las heces con el oro, que vendría a representar la máxima ambición, es común en la literatura, mitos y leyendas de numerosos países. En ellos, a menudo el oro se transforma en estiércol. Al respecto, Sigmund Freud dice:

«Entre los complejos del amor al dinero y la defecación, aparentemente tan dispares, descubrimos, sin embargo, múltiples relaciones. Todo médico que ha practicado el psicoanálisis sabe que por medio de esta correlación se logra la desaparición del más rebelde estreñimiento, habitual de los enfermos nerviosos.»

No deja de resultar sorprendente que los hindúes hayan relacionado el materialismo y la acumulación de riquezas con un chakra emparentado con el plexo sacro-coccígeo que es el que regula los esfínteres y el sistema excretor en su totalidad.

Ansiedad y agresividad

Los dos neurotransmisores que segregan las glándulas suprarrenales, epinefrina y nor-epinefrina, tienen una gran responsabilidad en el estado psicológico. Habitualmente se las conoce como «las hormonas del estrés».

A la hora de enfrentarse a un peligro, real o imaginario, físico o psicológico, se ponen en marcha diversos  mecanismos fisiológicos que  activan su producción y vertido en la sangre; la finalidad es preparar el organismo para la lucha por la supervivencia o la huida; Su presencia acelera el ritmo cardíaco y respiratorio, mejora la afluencia de oxígeno a los miembros adaptándolos así a una posible defensa, etc.

De ahí que este chakra también esté relacionado con  la fuerza física y la vitalidad. Es importante destacar que la percepción del peligro que pueda tener toda persona, en parte es instintiva y en parte se vincula a experiencias anteriores. Una persona que haya sufrido un bombardeo, es probable que vea alterada su respiración o sus pulsaciones sí oye el paso de un avión en la ciudad, en tanto que, en otras personas, ese ruido no provocará reacción alguna.

De este modo, Muladhara se relaciona también con la ansiedad, que es el síntoma fisiológico del miedo, con la necesidad de huida y con las respuestas agresivas. Su energía es lo que permite la supervivencia y, desde ese punto de vista, está necesariamente conectado con el mundo material, con la búsqueda de la seguridad y, consecuentemente, de la estabilidad.

Si Muladhara está bloqueado

Si Muladhara está bloqueado, habrá en él una excesiva acumulación de energía que tendrá, como consecuencia, una tendencia a hacerse valer por encima de todo, una actitud egocéntrica e incluso agresiva o bien una inclinación hacia las preocupaciones que son producidas por la constante percepción de peligro en situaciones en las que  no existe amenaza alguna.

Su influencia tiene especial importancia en los siete primeros años de vida en los cuales el niño aprende, poco a poco, a defenderse por sí mismo.

Hace que se desarrolle en él un sentimiento de pertenencia al grupo familiar como lugar seguro.

Posteriormente, sí su evolución  es sana este sentimiento  se extenderá a grupos mayores como el colegio, su ciudad, su país y la humanidad  entera, pero en  los casos en que este desarrollo se ve alterado, resulta imposible considerar a los demás como personas amistosas en las cuales, en términos generales, se puede confiar. Dicho bloqueo da como resultado caracteres huraños y egoístas, que sólo piensan en acumular bienes sintiendo que ésa es la mejor defensa posible contra la adversidad.

El mal funcionamiento de este chakra puede dar también origen a una salud delicada, alterada básicamente por la eficiente eliminación de las toxinas. Quienes tienen este problema, re­tienen inconscientemente los desechos por las mismas causas básicas por las que no se pueden desprender de bienes que ni siquiera les proveen felicidad.

También es habitual que el desequilibrio en este chakra provoque miedo a la muerte, ya que ésta no sólo encarna una incertidumbre que al individuo le resulta insoportable sino, además, la pérdida de todo, cuerpo incluido.

El amor como acto creativo

La expresión de los sentimientos  en la unión sexual también puede verse afectada por el desequilibrio energético de Muladhara. Como se tiende a una constante planificación estratégica que apunta a la defensa, la sensibilidad es vivida como una debilidad que es necesario erradicar. En el terreno amoroso, se vive más la posesión del amante que la generosidad del amor: «eres mia/mío». Hay una grave imposibilidad para la entrega, con la consiguiente frustración que esta actitud inconsciente acarrea.

Si las energías que alimentan el plexo sacro-coccígeo están descompensadas, las relaciones sexuales no pasan de ser un mero acto fisiológico  en el cual, lejos  de buscarse  la unión con la pareja o la creación de una nueva vida, sólo se procura la satisfacción del placer inmediato.

Juan Echenique

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Kundalini, la energía dormida

Kundalini, la energía dormida

Los hindúes consideran que utilizamos sólo el 10% de nuestra energía vital; el 90% restante se encuentra dormida en la base de la columna vertebral.

Despertar Kundalini

Las diversas corrientes religiosas de la India la han llamado Kundalini, y la representan como una serpiente enroscada.

Para despertar esta energía dormida se postulan diferentes técnicas de yoga que incluyen la respiración, posturas (asanas), mudras (gestos con las manos) y mantras (recitación de sílabas rituales).

Todo ello contribuye al despertar de Kundalini, pero para los místicos orientales nada de esto sería suficiente si además no llevamos una forma de vida acorde con los principios del budismo y el hinduismo: es necesario meditar, desarrollar virtudes como la bondad, la solidaridad y el altruismo, seguir una vida frugal, erradicar la violencia que podamos albergar en el corazón, ejercitar la contención y aspirar a la elevación espiritual.

Ascensión de Kundalini

Una vez que se ha despertado Kundalini, paulatinamente y en proporción a nuestro desarrollo espiritual, esta energía va ascendiendo por el nadi Sushumna, el canal recto y ascendente que recorre la columna vertebral, alcanzando cada uno de los siete chakras principales.

Para los hindúes lo que mantiene presa y dormida nuestra energía es la ausencia de estímulos espirituales. La mayoría de la gente vivimos con todo el foco de la consciencia puesto en bienes materiales, en la satisfacción de los placeres puramente físicos. Para manejarnos en este mundo material normalmente cultivamos en nosotros mismos una serie de sentimientos egoístas en los que vemos al prójimo más como un enemigo que como un igual, como un hermano. Nos alejamos, de este modo, del tipo de espiritualidad y de vida que proponen los grandes místicos orientales.

Quienes logran apartarse del mundo ilusorio no sólo alcanzan la paz sino que, además, desarrollan poderes que no están al alcance del resto de la gente, poderes que no han buscado sino que despiertan al tiempo que lo hace ese depósito dormido de energía que se ha puesto en movimiento.

Disolución del yo

Una de las premisas que debe cumplirse para que Kundalini despierte es la consciencia plena de pertenencia a una entidad mucho más amplia.

Sin la disolución del yo no hay evolución posible, puesto que desde una óptica egocéntrica jamás podré ver al otro como a mí mismo; no podré experimentar la empatía que me empuja a ayudar a los demás porque siento el dolor y las dificultades ajenas como propias. De ahí que los místicos nos inviten siempre a contemplar al otro como si se tratara de nosotros mismos, de nuestra propia persona.

Cuando Kundalini despierta, y aún antes de que haya comenzado su ascensión, los cambios que experimentamos son notorios. La respiración puede detenerse sin ningún esfuerzo, se percibe el flujo del prana (la energía vital) por los nadis (nuestros canales energéticos), y alcanzamos una paz mental que resulta nueva y especial.

No hay perturbación en la consciencia ni en los sentimientos; desaparecen el miedo y el dolor. Se percibe la divinidad.

Los tres nudos

Los textos sánscritos señalan que la energía Kundalini puede estar bloqueada por tres factores, nudos o granthi:

Brahma granthi. Se encuentra localizado en el perineo, junto al chakra Muladhara.

Vishnu granthi. Está situado a la altura del corazón, exactamente en el chakra Anahata.

Ruda granthi. Coincide con el chakra Ajna que se encuentra situado en la zona del entrecejo.

El camino de Kundalini hacia el chakra Sahasrara, el séptimo, situado en la coronilla, puede bloquearse en cualquier lugar de su trayectoria. Estos bloqueos se producen en zonas donde se concentran tensiones que impiden el natural flujo ascendente de la energía. En la medida que perseveramos en la práctica de yoga Kundalini gana altura y disuelve estos bloqueos.

Aunque la mayoría de los textos de yoga reconocen que la energía se encuentra dormida en la base de la columna, hay otros místicos que opinan que la energía parte de los chakras que hay en los pies y que, desde ahí, asciende hasta el chakra Muladhara. En su ascensión – desde la base del cóccix hasta que llega a Sahasrara -, la energía de Kundalini va energizando y activando los diferentes chakras por los que pasa.

Una vez que Kundalini ha alcanzado el chakra coronario, Sahasrara, se alcanza el estado de beatitud.

Juan Echenique

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

El Tantra

El Tantra

El Tantra

En las religiones o sistemas filosóficos orientales consideran que el hombre no es un ser aislado sino que, aún cuando no sea consciente de ello, está integrado en todo el universo, así como en la divinidad.

La idea de la individualidad, de la existencia de entidades separadas, siempre es «Maya», «ilusión»: es un concepto, no es real.

Cada persona, animal u objeto, no son nada en sí mismos si no están plenamente fundidos e integrados con el resto de la creación; y el intercambio energético que se da en todo aquello que existe se realiza constante y permanentemente.

Son las escuelas hinduista y budista de Tantra las que toman más en consideración el cuerpo energético. En sus antiguos escritos explican la manera de tomar el control sobre el cuerpo energético a través de la apertura de los chakras.

Movimiento religioso

El Tantra es un movimiento religioso que, aunque tiene sus raíces en los antiguos textos védicos y en los Upanishads, se consolida hacia el siglo IV a través de una serie de escritos filosófico-esotéricos, también llamados Tantra y de los cuales, apenas unos pocos han llegado a nuestros días. Este movimiento posteriormente se extendió por numerosos países: Tíbet, China, Arabia y, actualmente, Europa y Estados Unidos.

A menudo se ha considerado que el Tantra es una forma distorsionada y corrupta de las enseñanzas de Buda, porque frente a la negación de los placeres propuesta por la religión brahmánica y por el mismo budismo, el tantrismo no marca renuncias sino, más bien, lo contrario: acepta el cuerpo y los placeres. Considera que nada es impuro en sí mismo, que las cosas no son ni buenas ni malas sino que nos parecen así por los preconceptos que albergamos en nuestra mente.

Al comienzo de su llegada a Occidente el Tantra se ha interpretado como una corriente frívola y mundana; sin embargo, cuando se entró en contacto con verdaderos lamas, con personas que habían hecho del tantrismo un auténtico modo de vida, se empezó a comprender que esta disciplina es mucho más que una recopilación de ritos sexuales así como que, de frívola o materialista, no tenía nada.

Utilizamos el 10% de la energía que poseemos

Los hindúes consideran que utilizamos sólo el 10% de la energía que poseemos; el 90% restante de nuestra capacidad, de nuestra potencia, se encuentra dormida en la base de la columna vertebral, en la base del cóccix.

Las diversas corrientes religiosas de la India la han llamado Kundalini. La representan con una serpiente enroscada que, una vez despierta, asciende por los canales energéticos alcanzando sucesivamente los diferentes chakras.

El despertar de la Kundalini

El Tantra se considera uno de los caminos más directos hacia la iluminación.

Se sirve de diferentes prácticas esotéricas y del yoga, de rituales y fórmulas que el maestro va haciendo conocer al discípulo para despertar la Kundalini y abrir los chakras, convirtiendo esta energía potencial dormida en energía vital.

Algunas prácticas tántricas utilizan la unión sexual para ayudar a este proceso, pero las uniones que proponen no son meros encuentros destinados a satisfacer los instintos sino, más bien, una liturgia en la cual la mujer encarna a la diosa Satki y el hombre, al dios Siva.

Por su carácter esotérico, la tradición señala que no se puede acceder al Tantra sin la ayuda de un maestro; las fórmulas y rituales no se difunden, sino que se transmiten de guía a discípulo a medida que los conocimientos de éste van progresando.

Juan de Echenique

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Sensaciones de la respiración

Sensaciones de la respiración

Comienza este ejercicio dedicando unos cinco minutos a hacerte consciente de las sensaciones en las diversas partes de tu cuerpo…

Pasa después a percibir tu respiración. El aire cuando entra y sale por tus fosas nasales…

No te concentres en el aire que entra en tus pulmones. Limítate a hacerlo consciente cuando pasa a través de tus fosas nasales…

No controles tu respiración. No intentes profundizarla. No estamos en un ejercicio respiratorio sino de toma de conciencia. Por consiguiente, si tu respiración es poco profunda, no trates de cambiarla. No te interfieras en ella. Limítate a observarla.

Cada vez que te distraigas, vuelve con vigor a tu tarea.

De hecho, ya desde el comienzo te será una ayuda muy útil decidirte firmemente a no pasar por alto ni siquiera una sola respiración.

A muchas personas les resulta más difícil este ejercicio que los dos anteriores. En cualquier caso, para agudizar el hecho de hacerse consciente es el más fructífero de los tres. Posee también la virtud de producir calma y relajación.

Cuando trates de tener en cuenta tu respiración, no tenses los músculos. No hay que confundir decisión con tensión nerviosa. Debes pensar que al principio es normal tener bastantes distracciones. Por más distraído que puedas estar, el simple hecho de volver una y otra vez a tener en cuenta tu respiración -.el esfuerzo que supone hacer esto- te reportará grandes beneficios que advertirás gradualmente.

Cuando hayas adquirido cierta pericia en este ejercicio pasa a otro, una variante algo más difícil y más eficaz:

Consciencia la sensación del aire cuando pasa a través de tus fosas nasales. Siente su contacto. Advierte en qué parte de las fosas nasales sientes el contacto con el aire cuando inspiras… y en qué parte de las fosas nasales sientes el contacto del aire cuando expiras…

Hazte consciente, si puedes, del calor o del frío del aire… su frío cuando entra, su calor cuando sale fuera.

Puedes también percibir que la cantidad de aire que penetra por una fosa nasal es mayor que la que entra por la otra…

Sé sensible y presta atención al sutilísimo y ligero tacto del aire en tus fosas nasales cuando inspiras y expiras… Continúa notando esta sensación durante unos cinco o diez minutos.

El tiempo indicado para cada ejercicio es el mínimo exigido para que te hagas idea del valor del mismo y, para que obtengas provecho de él. Pero cuanto más tiempo seas capaz de dedicar al ejercicio, mayor será, obviamente, el fruto que saques.

Desearía hacer una acotación a lo que acabo de decir: no permanezcas más de dos o tres días en el solo ejercicio de concienciar, durante varias horas, la respiración.

Puede, en efecto, suceder que este ejercicio te comunique gran paz y una sensación de profundidad y plenitud placenteras. Quizás sientas entonces la tentación de practicarlo varias horas, cuando estás en silencio, durante un número de días. No lo hagas a no ser que dispongas de un guía competente. Hago esta observación porque la concentración prolongada en una función tan sutil como es la respiración puede fácilmente producir alucinaciones o sacar a superficie materiales del subconsciente que no podrás controlar. El peligro es, ciertamente, remoto y la probabilidad de que alguien realice este ejercicio durante horas es muy escasa. De cualquier modo, me gustaría que tuvieras en cuenta la advertencia que acabo de apuntar.

No me cansaría de ponderar el valor de este ejercicio para personas que deseen alcanzar paz, control de sí mismos y profundo gozo interior en medio de las dificultades que la vida les presenta. Un famoso maestro oriental diría a sus discípulos: «Tu respiración es tu mayor amigo. Recurre a él siempre que tengas problemas y encontrarás consuelo y guía». Afirmación sorprendente que harás tuya cuando hayas empleado el tiempo suficiente para dominar el difícil arte de «devenir consciente».

Anthony de Mello

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta aquí la programación de retiros, cursos y talleres.

La sensacion corporal

La sensación corporal me parece un medio excelente (…). Trate usted de descubrir su cuerpo, de dejarle vivir por sí mismo y no gobernado por un yo sometido a la continua alternancia repulsión/atracción, agresión/defensa.

Comprender

Primero, usted ha de comprender que no podemos perseguir una idea y, al mismo tiempo, dejar vivir una sensación corporal, no podemos aprender varias percepciones o conceptos simultáneamente.

Cuando dirigimos nuestra atención hacia nuestro cuerpo en el cual se alojan todas las agresiones, defensas, reacciones, dejemos que se imponga a nosotros esta sensación sin visualizarla en su forma, dejemos que emerja, que se abra.

Podemos hacer constataciones muy variadas, por ejemplo, una falta de uniformidad, pienso en ciertas partes del cuerpo que son pesadas, en otras que son huecas, vacías, calientes o frías, comprimidas; todo esto es un residuo de las reacciones del yo.

Simultaneidad

Se puede ver cuán difícil es captar la simultaneidad de los componentes del cuerpo: sentiremos sea la frente, sea el rostro, sea la espalda, sea la parte trasera de la cabeza, los riñones, las extremidades inferiores o superiores, una tras otra, pero, para obtener una sensación global, no debemos dirigir la atención.

Si experimenta algunas dificultades para lograr esta simultaneidad, deje su cuerpo hablar, tiene todavía en usted mismo una tensión por detectar, una tensión que debe eliminarse por sí misma. Para lograrlo, haga que su cuerpo abandone sus límites hasta que se dilate totalmente en el espacio. Cuando tenga conciencia de su corporalidad, extiéndase para poder disolverse sistemáticamente en su entorno. Notará cómo las distintas capas ceden, se abren.

Resistencia

Algunas partes van a oponer resistencia y lo notará usted. Si dividimos nuestro cuerpo en pensamiento, sentimiento y voluntad, se puede hablar efectivamente de tres pisos: la cabeza que es el elemento pensador, si así podemos hablar (claro está, pensamos con todo nuestro cuerpo, pero el pensamiento se aloja de modo predominante en la cabeza), mientras el sentimiento está en el tronco y la voluntad en las extremidades inferiores y superiores.

Estas extremidades que son los elementos acción, voluntad, a las cuales pertenece también la mandíbula, están acostumbradas a coger, asir y por una observación muy aguda podemos darnos cuenta de ello y permitirlas que suelten. Para que todas estas partes vuelvan a encontrar su vida propia como cuerpo tiene usted que amar mucho a su cuerpo.

Vacuidad

Cuando usted consigue esta sensación de vacío y se siente perfectamente extendido en la vacuidad que le rodea, esto es todavía un objeto de su atención que se ha «cultivado», es un soltar.

Ocurre que esta vacuidad se elimina también, que la atención dirigida hacia los objetos se traslada hacia la observación y que sólo permanece en una posición atenta. No estamos atentos a algo sino a nuestra atención. Entonces no queda nadie, ya no hay volumen, ni duración

Esta presencia a sí mismo es una vivencia y el «estar en ninguna parte» se le presentará durante el día, en sus diferentes actividades.

Jean Klein

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

 

Evolución, Consciencia, Yoga

Evolución, Consciencia, Yoga

Evolución

Mi evolución interna consiste en que el ser espiritual que soy aumente más y más en mi consciencia, de forma que, sin negar mi realidad corporal y material, sino al contrario, aprovechando al máximo todas mis capacidades y posibilidades, todos los aspectos de mi vida se hallen animados y dirigidos desde los planos superiores de mi alma humana.

Y llegaré al máximo de mi evolución en el instante en que me apoye solamente en el centro espiritual de mi ser, donde mi Yo espiritual tiene su plena realidad. En ese punto me abriré y entregaré por completo a Dios, y viviré y expresaré plena y completamente todas mis capacidades y potencialidades en este mundo.

Consciencia

Mi trabajo de evolución tiene entonces un doble camino:

Primero, hacerme consciente de las falsas identificaciones de mi mente alocada.

Segundo, aprender a vivir con lo mejor y más elevado de mi personalidad, penetrando cada vez más en las zonas más espirituales, para que mi personalidad mantenga la correcta jerarquía de valores en su nueva estructuración.

Yoga

La vía del Yoga nos ayuda en ese doble camino:

El primer aspecto lo trata el Yoga aplicando la mente sobre el cuerpo y logrando que las energías que operan en el organismo se purifiquen, se intensifiquen y circulen con entera libertad. Esta es la acción de los asanas y del pranayama.

El segundo aspecto, profundizar y elevar la consciencia, lo consigue el Yoga mediante la relajación y la atención central.

Pero de poco serviría este trabajo si al mismo tiempo no lograse una profunda modificación del funcionamiento de la mente. Aprender a mantener plena consciencia en toda situación, en todo estado, en todo nivel, lograr un punto de referencia lúcido y estable. Éste es el auténtico secreto, la verdadera clave que da valor a todas las demás prácticas y ejercicios, sean del orden que sean.

Podemos ayudarte. Visita en nuestra web nuestros servicios y propuesta de actividades

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 3.988 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies