Archive

El matrimonio

El matrimonio

El Matrimonio

Entonces, Almitra habló otra vez: ¿Qué nos  diréis sobre el Matrimonio, Maestro? Y él respondió, diciendo:

Nacisteis juntos y juntos para siempre.

Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vuestros días.

Sí; estaréis juntos aún en la memoria silenciosa de Dios. Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.

Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.

Amaos el uno al otro, pero no hagáis del amor una atadura.

Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.

Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una sola copa.

Daos el uno al otro de vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.

Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.

Las cuerdas de un laúd están solas, aunque tiemblen con la misma música.

Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero lo tenga. Porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.

Y estad juntos, pero no demasiado juntos. Porque los pilares del templo están aparte.

Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.

Khalil Gibran

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

 

Rendid culto a vuestro amor

Primer acto.

Preparar vuestro dormitorio como si fuese un templo, esto es, con flores, velas, música e incienso. Colocad un colchón con una almohada en cada extremo; así podréis sentaros cara a cara, uno frente al otro. Situad una vela encendida entre las dos almohadas. Cuidad de que haya suficiente espacio entre las almohadas para que podáis estar cómodamente sentados con la vela en medio. Escoged una música (de unos cuarenta y cinco minutos de duración) que abra y expanda vuestra energía. Colocad otro almohadón o silla en ambos extremos del dormitorio, bien alejados del centro del mismo.

Preparad la habitación con media hora de anticipación y no entrad en ella hasta que llegue el momento indicado; durante este tiempo la música estará sonando.

Segundo acto. El encuentro conmigo mism@

Daos una ducha y en silencio encontraos en la puerta del templo. Usad ropa suelta y cómoda para que podáis quitárosla con facilidad si ese es vuestro deseo. Poned en marcha la cinta o el CD; o, si ya había música, dejadla que siga tocando. Acercaos lentamente a los dos almohadones o sillas colocados en los extremos opuestos de la habitación y meditad sentados durante unos diez o quince minutos. Cerrad los ojos, y permitid que una sensación de tranquilidad surja dentro de vosotr@s. Olvidaos de la otra persona y centrad la atención en vosotr@s mism@s. Haced que vuestro estado de consciencia se deslice hacia abajo por vuestra espina dorsal hasta llegar al vientre. Inspirad aire hasta un nivel de cinco centímetros por debajo del ombligo. Espirad el aire después de contar tres. Inspirad el aire después de contar tres. Mantened vuestro estado de consciencia en vuestro vientre. Respirad de esta forma durante varios minutos.

Tercer acto. La aspiración de la luz, el camino hacia el otro, mirarse

Cuando tengáis la sensación de que estáis “llegando” a vuestro cuerpo, abrid los ojos. Procurad que la visión sea suave y hacia dentro como si el templo estuviese mirando dentro de vosotr@s. Poneos de pie lentamente con la sensación de que vuestras piernas y pies están adheridos al suelo, y emplazad un intenso estado de consciencia en vuestro cuerpo de modo que se despierte la energía que hay en él. Continuad con la respiración consciente, y cuando inspiréis, imaginaos que estáis tomando luz.

Con ese estado de consciencia comenzad a andar lentamente hacia el lugar donde se va a rendir culto al amor. Cuanto más lentamente andéis mejor, ya que durante el trayecto vais a permitir que se desarrolle en vosotr@s mism@s la impresión de que sois más energía que cuerpo. Sentaos cara a cara, uno frente al otro, en el colchón, mirando la llama de la vela que hay entre vosotros.  Dejad que la luz circule por vuestro cuerpo; para ello, aspirad de forma sincronizada como si la respiración le estuviese hablando a vuestra pareja. Cuando sintáis que estáis llenos de luz, levantad vuestros ojos para que se encuentren con los de vuestra pareja e intercambiad energía a través de ellos.

Cuarto acto. El abrazo del alma

Después de un cierto tiempo el hombre retira la vela del colchón. La mujer avanza un poco hacia el centro del colchón para sentarse cara a cara sobre las piernas del hombre, que está sentado con las piernas cruzadas, y ambos os abrazáis el uno al otro. Seguid respirando sincronizados haciendo circular la luz. Continuad con el ejercicio de respiración y haciendo circular la luz hasta que se acabe la música. A su debido tiempo, separaos lentamente y rendid culto a vuestra pareja dándole las gracias y expresándole vuestra gratitud, y terminad con la correspondiente inclinación de cabeza.

¡Dedicamos tanto tiempo a tantas cosas intrascendentes… Y tan poco a lo verdaderamente importante!

Test de Sexualidad ¿Ha entrado el estrés en tu cama?

¿Son el estrés y la tensión invitados indeseados en su dormitorio? Le proponemos un cuestionario que le permitirá a usted y a su pareja averiguar si eso es verdad.
Marque las afirmaciones que sean generalmente ciertas o tengan una tendencia cada vez más frecuente en su caso concreto. Le sugerimos que usted y su pareja respondan el cuestionario por separado, podrán comparar los resultados y utilizarlos como un trampolín para sus conversaciones sobre el tema.
Recuerde que esto no es una encuesta para determinar una serie de éxitos o fracasos personales. Las afirmaciones son sólo indicativas, y no están orientadas a convertir su vida sexual en otra fuente de estrés.

1. Hacer el amor plantea más inconvenientes que ventajas

 

 

 

 

2. Me gustaría tener contactos sexuales con mayor frecuencia, pero las obligaciones y responsabilidades lo dificultan

 

 

 

 

3. Cuando hago el amor me sorprendo pensando en el trabajo, en la familia o en problemas personales

 

 

 

 

4. Me impaciento cuando mi pareja tarda mucho tiempo en excitarse o alcanzar el orgasmo

 

 

 

 

5. Hacemos el amor cuando estoy mental o físicamente cansado

 

 

 

 

6. Dependo del alcohol o tranquilizantes para relajarme con antelación

 

 

 

 

7. Durante la relación sexual me siento culpable por el hecho de que estoy robando tiempo a otras obligaciones

 

 

 

 

8. Mi pareja y yo empezamos sin haber pasado un rato juntos dedicado a actividades no sexuales

 

 

 

 

9. Acostarse juntos sin tener contacto sexual me parece fuera de lugar

 

 

 

 

10. Cuando mi pareja toma la iniciativa, tengo la impresión de que dispone de mi tiempo o mi energía a su voluntad

 

 

 

 

11. Poco después del orgasmo tengo el impulso de levantarme y dedicarme a otra actividad

 

 

 

 

12. Mi pareja y yo no reservamos ningún rato específico para estar juntos

 

 

 

 

13. El sexo me complace, pero me siento ansioso cuando se convierte en una actividad que requiere “horas extraordinarias”

 

 

 

 

14. Pese a mi interés, tengo problemas para pasar de un estado no erótico a una fase de excitación

 

 

 

 

15. Mi pareja y yo hacemos el amor a última hora de la noche, cuando nos hemos cerciorado de que hemos cumplido con todas nuestras obligaciones

 

 

 

 

16. Los niños, las llamadas telefónicas o las visitas interrumpen nuestra intimidad

 

 

 

 

17. Estoy completamente satisfecho de mi vida sexual. Si ambos coinciden en esta afirmación, probablemente podrán ignorar todas las demás

 

 

 

 


Question 1 of 17

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 2.795 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies