Archive

Curaciones mentales

Curaciones mentales

¿Qué es lo que cura? ¿Dónde está el poder curativo? Nos hacemos estas preguntas porque todos nosotros estamos interesados en suprimir molestias corporales y demás problemas internos.

Poder curativo

Existe un poder curativo en la mente subconsciente de cada persona; un cambio en nuestra actitud mental hacia la parte enferma movilizará este Poder: conocido también como Naturaleza, Vida, Dios, Inteligencia Creadora o Poder Subconsciente.

Este poder se encuentra en la mente subconsciente; puedes curar dolencias mentales y corporales si sabes dirigir ese poder correctamente. Otra persona puede hacerlo también en beneficio tuyo, pero de nada sirve si tú no quieres conseguir la curación. Actúa en todas las personas, cualquiera sea su credo, color o raza. No es necesario pertenecer a una iglesia, secta o ideología determinada para obtener este poder o participar de sus fuerzas curativas; curará la quemadura o herida de la mano, curará tanto si eres católico, ateo o agnóstico.

La oración o plegaria curativa

Se utilizan diferentes métodos para eliminar los obstáculos mentales, emocionales o físicos, que impiden el flujo curativo que nos anima a todos. Entre estos métodos citemos la oración o plegarias curativas, un medio utilizado por personas ya entrenadas en los mecanismos de la ciencia mental.

Se basan en el principio de interacción que existe “entre la Inteligencia Infinita y el Poder de la mente subconsciente”, el cual responde de acuerdo a las convicciones de la persona interesada. El significado es: “creer en el recibir y se recibirá”. Para obtener los efectos deseados debes imaginarlos y sentirlos una realidad, y esperar que el principio vital infinito responda a tu petición consciente.

Para obtener mejores resultados sigue este precepto: aíslate de todo ruido, en un cuarto oscuro, y cierra la puerta. En otras palabras: “Cierra la puerta de tu mente” para abstraerse de todas las distracciones; relájate sosegada y completamente; vendrá la inspiración; despliega tu deseo o petición, transportándolo a tu mente subconsciente; continúa hasta sentir dentro de ti la infinita presencia curativa, hasta quedar convencido que tu mente responderá de acuerdo a tu específica necesidad, o al objeto deseado.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

¿Conoces tu misión en la vida?

Sonríe, relaja, sonríe, relaja

Sonríe, relaja

Luego llegarán al cuarto guijarro, y este es “Sonríe, relaja. Sonríe, relaja”. “Inhalando, sonrío”. Pueden sonreír ahora. Pueden sentir que es muy difícil sonreír, demasiado difícil sonreír. Pero después de haber practicado tres o cuatro veces sentirán que son capaces de sonreír. Y si pueden sonreír, se sentirán mucho mejor. Pueden protestar: “Thay, no tengo alegría en mí, ¿por qué quieres que sonría? Eso no es natural.” Muchas personas me preguntan así, no sólo niños, sino gente crecida. Protestan: “Thay, no tengo alegría en mí. No puedo forzarme a sonreír, no sería verdad, no sería natural”.

Siempre digo que una sonrisa puede ser una práctica, una clase de práctica de yoga. Yoga de la boca: sólo sonrían aunque no sientan alegría, y verán después de sonreír que se sienten diferentes. A veces la mente toma la iniciativa y a veces deben permitir que el cuerpo tome la iniciativa.

A veces el espíritu guía, y a veces el cuerpo puede guiar. Esta es la razón por la cual cuando tienen gozo, naturalmente sonríen. Pero a veces pueden permitir que la sonrisa vaya primero.

Inhalen y sonrían

Intentan sonreír y súbitamente sienten que ya no sufren tanto. Así que no discriminen contra el cuerpo. El cuerpo también puede ser un guía, no sólo el espíritu. Les propongo que intenten esto cuando despiertan durante la noche. Está totalmente oscuro. Inhalen y sonrían, y verán. Sonrían a la vida. Están vivos, sonríen. Esta no es una sonrisa diplomática, porque nadie los ve sonreír. Aunque la sonrisa es una sonrisa de iluminación, de gozo – el gozo que sienten por estar vivos.

Así que sonreír es una práctica. No digan: “No tengo alegría, ¿por qué debo sonreír? Porque cuando tienen alegría y sonríen, eso no es práctica, es muy natural. Cuando no tienen alegría y sonríen, eso es una práctica real. Ustedes saben que hay algo así como 300 músculos, pequeños y grandes en su rostro. Cada vez que estamos enojados o preocupados todos esos músculos están muy tensos. Cuando la gente los mira con esa tensión en su rostro, ellos no los ven como una flor. Las personas les temen cuando todos los músculos en su rostro están así de tensos. Parecen más una bomba que una flor. Pero si saben cómo sonreír, en solo un segundo, todos esos músculos están relajados y su rostro parece una flor nuevamente. Es maravilloso. Así que debemos aprender a sonreír y entonces nos veremos presentables en ese momento. Miren al espejo y practiquen, y verán que la práctica de la sonrisa es muy importante. Trae relajación y pueden dejar ir. Sienten que están liberados de la atadura de la ira, de la desesperación.

Thich Nhat Hanh

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Hipnosis terapéutica

Poema breve para practicar

Poema breve para practicar

Hoy aprenderemos juntos un breve poema. Sería maravilloso si pudieran memorizar el poema breve para practicar:

“Adentro, afuera.

Profundo, lento.

Calma, tranquilidad.

Sonríe, relaja.

Momento presente,

Momento maravilloso. “

Este es un poema maravilloso, porque cada vez que lo practicas te sentirás mucho mejor dentro de tu cuerpo y tu mente. Cuando estás enojado, cuando estás preocupado, cuando sufres, si sabes cómo practicar este poema entonces te sentirás mucho mejor sólo después de uno o dos minutos.

Voy a recordarles el modo de practicar.

Primero, “adentro” y “afuera”. Esto significa que cuando inhalo, sé que estoy inhalando. Es fácil. Y cuando exhalo, sé que estoy exhalando. No mezclo las dos cosas. Inhalando, sé que esta es mi inhalación. Exhalando, sé que es mi exhalación. Por ese momento, detienes todo el pensamiento, sólo prestas atención a tu inhalación y a tu exhalación. Estás 100% con tu inhalación y con tu exhalación.

Es como sostener a un bebé de tal modo que lo sostienes con el 100% de tu mismo. Supongamos que esto es un bebé y sostengo al bebé así. Sostengo al bebé con el 100 % de mí mismo. Recuerden, hay veces en que su madre los sostiene así. ¿Han visto la imagen de la Virgen María sosteniendo al niño Jesús? Ella lo sostiene así: 100%. Entonces aquí, nuestra inhalación es nuestro bebé, y sostenemos nuestra inhalación al 100 %. “Inhalando, sé que estoy inhalando”. Sólo abrazas a tu inhalación, nada más. No pienses nada más. Este es el secreto del éxito.

Cuando inhalas, simplemente inhalas, no hagas nada más. ¿Crees que lo puedes hacer? Les pregunto a los adultos, también, ¿creen que pueden hacerlo? Sólo abracen su inhalación – respiren con el 100% de ustedes mismos- mente y cuerpo juntos. Y cuando exhalen, abracen su exhalación.

Es muy simple

Es muy simple, pero es maravilloso. Estoy seguro de que si lo intentan, después de dos o tres inhalaciones y exhalaciones ya se sentirán mucho mejor. Puedo garantizarlo porque lo he hecho y siempre se siente maravilloso.

Entonces, después de haber practicado “adentro, afuera”, tres, cuatro, o cinco veces, sentirán que su inhalación se ha vuelto más profunda y su exhalación se vuelve más lenta. Porque cuando están enojados, cuando están en desesperación, cuando sufren, su inhalación y su exhalación son muy cortas y no calman en absoluto. Pero luego, después de haber respirado apaciblemente, su inhalación será muy suave. Su exhalación también.

Entonces la calidad de su respiración ha sido mejorada. Su inhalación es más profunda y más calma, su exhalación también es más profunda y más calma.

Esta es la razón por la cual podemos practicar “profundo y lento”. Inhalando, sé que mi inhalación se ha vuelto más profunda, y cuanto más profunda es, más placentera se vuelve. Intenten inhalar varias veces y verán que es más profunda. Y cuando es más profunda, sentirán mucho placer.

Cuando exhalan, dicen “exhalando, sé que mi exhalación se ha vuelto más lenta, más lenta, más pacífica”. Si su respiración es más profunda, ustedes son más profundos. Si su respiración es más lenta, ustedes son más lentos.

Esto significa que son más pacíficos. Entonces, inhalando, sé que mi respiración se ha vuelto más profunda. Exhalando, sé que mi respiración se ha vuelto más lenta. Es maravilloso.

Podrían usar sus guijarros también. Si están practicando meditación sentados, pongan los guijarros a su izquierda, se inclinan hacia sus guijarros, y levantan un guijarro con dos dedos. Un guijarro. Lo miran y lo ponen en la palma de su mano izquierda y comienzan a practicar inhalar y exhalar, “Adentro, afuera”. La práctica es su ave. “Adentro, afuera”. Una vez más. “Adentro, afuera”. Se sentirán mucho mejor. Entonces, uso mis dos dedos para tomar el guijarro y ponerlo a mi lado derecho. He practicado “adentro, afuera” ya.

Thich Nhat Hanh

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Regresiones

 

Las cuatro manifestaciones de la mente

Las cuatro manifestaciones de la mente

La mente se manifiesta como cuatro aspectos básicos. Está el aspecto mental, responsable de la construcción de los pensamientos y las imágenes. El aspecto físico, a través del cual experimentamos las sensaciones físicas, los sentimientos y la energía. El aspecto emocional, en el que los pensamientos se vinculan con ciertos sentimientos y experiencias, que después se constelan como emociones. Y, finalmente, el aspecto circunstancial, por el que las circunstancias de la vida que aparecen en la mente retroalimentan las sensaciones físicas, las emociones, los pensamientos, la visión del mundo, los puntos de vista, la verdad personal, etc. Esta es la experiencia común. No hay nada inusual en ella. Sin embargo, también suele ir acompañada por otra experiencia igualmente común de un enorme sufrimiento.

La llamada a algo desconocido

Finalmente, en una vida concreta, en medio de ese enorme sufrimiento, surgen pensamientos inusuales: “Quiero ser libre”, o “quiero que el sufrimiento tenga un final”, o “quiero ser salvado”, o “quiero encontrar a Dios o que Dios me encuentre”. Estos son pensamientos diferentes de cualquier otro que hayas tenido anteriormente. Indican un distanciamiento radical de la experiencia habitual de la encarnación, del pensamiento, de la emoción, de la sensación física, de la del sentimiento o la de circunstancias. Son una gran llamada de clarín a algo desconocido.

Enseñanzas diversas

En el mundo hay enseñanzas infinitamente diversas que nos orientan a seguir muchos caminos diferentes. De una manera u otra, la mayoría de ellas ofrecen directrices para practicar o favorecer ciertos pensamientos, emociones, sensaciones físicas o circunstancias. Nos instruyen para que tengamos mejores ideas, o para que consigamos mayores condiciones, o para que nos sintamos mejor, o para que nos divirtamos más. Y, por supuesto, ya hemos probado todo eso. Sin embargo, siempre que perseguimos algo dictado por la mente, es decir, cualquier percepción, cualquier emoción, cualquier impulso, cualquier sentimiento o cualquier circunstancia, tenemos que acabar reconociendo la limitación de esa experiencia.

El silencio puro

En este punto de la existencia es donde aparece la más radical de todas las enseñanzas, una que, de hecho, no lo es en absoluto. Cuando uno vislumbra en un instante la absoluta falta de límites del silencio puro (eso que ningún pensamiento, ninguna emoción, ningún estado mental, ni ninguna circunstancia ha podido, ni podrá, captar o contener nunca) resulta tentador tomar ese vislumbre y ofrecérselo a la mente como otro objeto mental. Resulta tentador intentar captar la verdad y obligarla a hacer lo que tú deseas.

Gangaji

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Hipnosis terapéutica

Historias personales

Historias personales

Cuando miras a un bebé y haces un seguimiento de su crecimiento individual, puedes ver que la diferencia entre ese bebé y el niño de seis años es muy notable, como lo es la diferencia entre un niño de seis años y un joven de dieciséis, o entre los dieciséis y los treinta y cinco, o entre los treinta y cinco y los ochenta. Puedes empezar a ver cierta pauta de acumulación.

Evidentemente, el niño nace con cierta predisposición genética, tendencias y personalidad, pero, en general, es abierto y lozano, por eso queremos a los niños. La apertura es digna de amor. Incluso cuando los bebés son difíciles, suelen ser amables por su manera fresca, abierta, inquisitiva y libre de mirar la vida.

A medida que el niño madura, hay un influjo de la forma y de la percepción sensorial que concuerda con el proceso evolutivo de ese individuo y con el de su especie. En el caso del joven de dieciséis, el impulso ya ha cambiado de la apertura hacia la acumulación y la ganancia personal. Las luchas de la adolescencia son una liberación de la infancia y de la inocencia hacia la independencia, el conocimiento y el poder.

La historia es una mentira

Incluso en las vidas más maravillosas, generalmente, se arrastra cierta carga. Nace de la identificación con las denominadas acumulaciones personales. Este lastre de la vida, o carga individual, es “la historia”.

Una historia tiene que estar magnetizada por un punto de vista. Ese punto de vista es la misteriosa identificación de uno mismo como un individuo particular. Llamémosle el “yo” genérico. El “yo” es el imán que atrae sensaciones y experiencias, que traduce en un relato: la historia de tu vida. Esa crónica es un sueño. Y de ese sueño es posible despertar.

Me encantan las buenas historias. No hay nada de malo en una buena historia. Puede ser profunda, hermosa y entretenida, tanto en sus aspectos sublimes como en su horror. Una buena historia, generalmente, tiene complejidad, misterio, éxito y fracaso; y una verdadera historia tiene una resolución final que la unifica. Pero tú no eres una historia.

El deseo de continuar con la historia, tanto si ha sido visto como si no, se basa en el miedo a no ser nada. Este miedo está apoyado por la creencia de que si sueltas la biografía que has contado tan diligentemente a lo largo de esta vida, no serás nada, morirás. Será el final de ti.

En la medida en que hay miedo, en esa misma medida, hay una identificación errónea con tu historia, como si ella fuera la verdad sobre ti. En la misma proporción en que hay identificación entre tu historia y la verdad sobre ti, hay sufrimiento, porque tú no eres una historia. La historia es una mentira, y una mentira es una carga. Un lastre que se mantiene cada mañana, cada día, cada noche.

El primer reto consiste en reconocer que la estás contando. Seguidamente, el desafío es estar dispuesto a dejar de narrarla.

Gangaji

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Nuestros servicios

La vigilancia

La vigilancia

La llamada a una rendición más profunda. Muchas personas afortunadas y agraciadas han podido gustar o tener un vislumbre de lo inmortal, del Ser eterno. A partir de esa experiencia surge la pregunta: “¿Qué viene ahora?” O,”¿qué debería hacer ahora?” “¿Qué debería hacer con esto?” “¿Qué hago con esto?” Estas preguntas indican que se necesita una rendición más profunda. Siempre hay una invitación a ello. Esta capitulación es vigilancia.

A menudo no se entiende qué es la vigilancia. Generalmente, lo que se considera vigilancia es una cuidadosa supervisión o seguimiento por parte del superego. Estoy seguro de que eres consciente de este tipo de revisión: ¡Oh!, no debería haberlo hecho así. Debería haberlo dicho de otro modo. No debería haber pensado eso. Debería haberme rendido. Esta supervisión o monitorización no es vigilancia, sino una imitación de la vigilancia.

Vigilancia viene de la palabra “vigilia”, que significa “guardar vigilia”. Guardar vigilia es un tipo de adoración. La vigilancia es una vigilia sagrada, serena y pacífica ante la llama de la Verdad.

Mantén la vigilia

Mantén la vigilia mientras quepa la posibilidad de que percibas a alguien separado de la Verdad, mientras sigas desactivando los viejos deseos, mientras quede un aliento en tu cuerpo. Asumiendo que es probable -o, al menos, posible- que te percibas separado de la Verdad, tienes la oportunidad de mantenerte vigilante ante Su llama. Si te mantienes muy alerta descubrirás que no estás separado de Ella. ¿Y qué viene después de eso? Una vigilancia aún más profunda, descubrimientos más internos. El verdadero descubrimiento no tiene fin.

Lo que sí podría acabar es tu preocupación por quien creías ser: tu cuerpo, tus pensamientos y tus emociones. De hecho, la preocupación sólo continúa mientras sigues alimentándola.

Nutre tu cuerpo. Hacerlo no es gran cosa. Pero sustentar tus pensamientos sí que es muy importante y tus emociones, muy relevante.

Deja de alimentar tus pensamientos y emociones, contempla lo que no necesita ser nutrido para existir. Mantente vigilante a eso. Ríndete a ello.

Gangaji

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Consulta nuestra programación

 

La elección es tuya

La elección

Después de siglos de contar la historia de la separación de Dios, parece que esa narración no ha sido elegida por nadie. Aparenta eso, pero no es así. Simplemente has seguido escogiendo el relato trasmitido por tus antepasados, por tus vidas pasadas, por tus errores y deseos anteriores. Pero lo que tú eres es aquello que está más allá de cualquier elección.

La elección reside en nuestra capacidad mental de negar esta verdad o aceptar. Esta elección es el libre albedrío: la libertad de elegir. No tienes libre albedrío con respecto a quién eres. Eres eso plena y completamente. Pero tienes libre albedrío con relación a los poderes de la mente y de la imaginación. Puedes actuar como si no fueras quien eres. Actuar como si casi lo fueras, pero no del todo. Puedes llevar a cabo todo tipo de variaciones y permutaciones al elegir o negar quien eres.

El juego es limitado

Has jugado a esto durante siglos y, por fin, acabas cansándote de jugar, porque este juego es limitado. A pesar de todo su despliegue, a pesar de toda su belleza, a pesar de todo su dolor, el juego es limitado porque se basa en la suposición de que, de algún modo, estás separado de la Verdad, de la comprensión, del amor, de Dios. Todo el juego se basa en la suposición de la separación, y esta presunción raras veces se investiga. Se cree que esta hipótesis es real, y a partir de ese momento el juego se complica mucho.

Te invito a ver quién está jugando en realidad. De manera natural, tú eres conciencia. Lo que llamamos “Dios” es conciencia suprema. Eres uno con Dios de manera natural. Eres la Verdad de manera natural. Todo el resto no natural. Es posible que sea normal, pero no natural. Puede que sea habitual, pero no es natural. Incluso el juego tiene su propósito, porque al creer en el juego y en la normalidad no natural que lo caracteriza, cabe la oportunidad de que te imagines perdido, de que experimentes el dolor y el sufrimiento de estar extraviado, de estar expulsado, de estar separado de Dios. Entonces, esa imaginación, ese juego con todo su dolor, puede generar el anhelo de reunirse con la Verdad en toda su gloria.

Si descubres que das por sentada la verdad de que eres conciencia, de que eres uno con Dios, de que eres la Verdad, ese dar por sentado es una especie de trance o estado de sueño en el que un día imaginarás que estás separado, que estás perdido, y la búsqueda comenzará de nuevo.

Nadie está perdido

No encontrarás a nadie. Nadie está perdido. La persona perdida fue fabricada en la mente para que comenzara el juego. Si has tomado la resolución de investigar intensamente de manera fresca y completa, en lugar de seguir durmiendo y creyendo en la supuesta separación, entonces te encontrarás a ti mismo como esa misma conciencia en la que jugador, buscador, unión y separación aparecen y desaparecen.

Gangaji

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar la paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto te mereces y necesitas.

Carta astral

 

La búsqueda de Dios

PREGUNTA.- La búsqueda de Dios se ha estado dando desde tiempos inmemoriales. ¿Ha sido dicha la última palabra?

RESPUESTA.- (Guarda Silencio por algún tiempo).

PREGUNTA.- (Aturdido) ¿Debo considerar el silencio como la respuesta a mi pregunta?

RESPUESTA.- Sí.

PREGUNTA.- Dios es descrito como manifiesto e inmanifiesto. En cuanto al primero se dice que Él incluye el mundo como una parte de Su SeRespuesta.- Si eso es así, nosotros, como parte de ese mundo, deberíamos haberLe conocido fácilmente en la forma manifestada.

RESPUESTA.- Conózcase a usted mismo antes de buscar decidir sobre la naturaleza de Dios y el mundo.

PREGUNTA. ¿Conocerme a mí mismo implica conocer a Dios?

RESPUESTA.- Sí, Dios está dentro de usted.

PREGUNTA.- Entonces, ¿qué obstaculiza la vía de mi conocerme a mí mismo o a Dios?

RESPUESTA.- Su mente divagadora y sus caminos pervertidos.

PREGUNTA.- Yo soy una criatura débil. Pero ¿por qué el poder superior del Señor dentro no elimina los obstáculos?

RESPUESTA.- Sí, Él lo hará, si usted tiene la aspiración.

PREGUNTA.- ¿Por qué no crea Él la aspiración en mí?

RESPUESTA.- Entonces, entréguese.

PREGUNTA.- Si yo me entrego, ¿no es necesaria ninguna plegaria?

RESPUESTA.- La entrega misma es una plegaria todopoderosa.

PREGUNTA.- ¿Pero no es necesario comprender Su naturaleza antes de que uno se entregue?

RESPUESTA.- Si cree que Dios hará por usted todas las cosas que usted quiere que Él haga, entonces entréguese a Él. En caso contrario, deje a Dios en paz, y conózcase a usted mismo.

PREGUNTA.- Jesús dio la parábola de la moneda perdida, en la que la mujer la busca hasta que la encuentra.

RESPUESTA.- Sí, eso representa adecuadamente la verdad de que Dios está siempre en busca del buscador sincero. Si la moneda hubiera sido una pieza inútil, la mujer no habría hecho esa larga búsqueda. ¿Ve usted lo que significa? El buscador debe cualificarse a sí mismo a través de la devoción, etc.

PREGUNTA.- Pero uno no puede estar completamente seguro de la Gracia de Dios.

RESPUESTA.- Si la mente inmadura no siente Su Gracia, eso no significa que la Gracia de Dios esté ausente, puesto que ello implicaría que Dios a veces no es gracioso, es decir, que a veces cesa de ser Dios.

PREGUNTA.- ¿Es eso lo mismo que la palabra de Cristo , «Según sea tu fe, así te será hecho»?

RESPUESTA.- Completamente así.

PREGUNTA.- ¿Es Dios personal?

RESPUESTA.- Sí, Él es siempre la primera persona, el yo, siempre antes de usted. Debido a que usted da precedencia a las cosas mundanas, Dios parece haber precedido al trasfondo. Si usted abandona todo lo demás y Le busca sólo a Él, solo Él permanecerá como el yo, el Sí mismo.

En lugar de caer en meras especulaciones, dedíquese aquí y ahora a la búsqueda de la Verdad que está siempre dentro de usted.

Bhagavan Sri Ramana

Podemos Ayudarte

¿Deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida? ¿Quieres poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños? Podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Porqué nosotros

La realización del Sí mismo

¿Cómo puedo obtener la Realización del Sí mismo?

La Realización no es nada que haya que obtener como si fuera nuevo; está ya aquí. Todo lo que se necesita es deshacerse del pensamiento «yo no he realizado».

La Quiescencia o la Paz es la Realización. No hay ningún momento en el que el Sí mismo no sea. Mientras hay duda o el sentimiento de no-Realización, debe hacerse el intento de deshacerse uno mismo de estos pensamientos. Ellos se deben a la identificación del Sí mismo con el no-Sí mismo. Cuando el no-Sí mismo desaparece, solo queda el Sí mismo. Para hacer sitio, es suficiente que la apretura sea eliminada; el sitio no es traído de ninguna parte.

¿cómo he de realizar yo ese Estado?

¡Usted está en ese Estado ahora!

¿Cómo obtendré el Sí mismo?

No hay ningún obtener el Sí mismo. Si el Sí mismo tuviera que ser obtenido, eso significaría que el Sí mismo no es aquí y ahora, sino que todavía tiene que ser obtenido. Lo que se obtiene como si fuera nuevo, también se perderá. Así pues, será impermanente. Lo que no es permanente no es digno de esforzarse por ello. Así pues, yo digo que el Sí mismo no se obtiene. Usted es el Sí mismo; usted es ya Eso.

El hecho es que usted es ignorante de su estado feliz. La ignorancia sobreviene y extiende un velo sobre el Sí mismo puro que es Felicidad. Los esfuerzos son dirigidos solo a eliminar este velo de ignorancia, que es meramente un conocimiento erróneo. El conocimiento erróneo es la falsa identificación del Sí mismo con el cuerpo, la mente, etc. Esta falsa identificación debe desaparecer, y entonces solo queda el Sí mismo.

Por consiguiente, la Realización es para todos; la Realización no hace ninguna diferencia entre los aspirantes. Esta duda misma, de si usted puede realizar, y la noción «yo-no-he-realizado» son, ellos mismos, los obstáculos. Sea libre de estos obstáculos también.

Bhagavan Sri Ramana

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Nuestros valores

Silencio y soledad

Silencio, lenguaje y pensamiento

Existe un estado que trasciende el lenguaje y el pensamiento; es meditación sin actividad mental. La subyugación de la mente es meditación. La meditación profunda es el lenguaje eterno. El silencio está hablando siempre; es el flujo de «lenguaje» perenne. Él es interrumpido por el habla; pues las palabras obstruyen este «lenguaje» mudo. Las charlas pueden entretener a los individuos durante horas sin mejorarlos. Por otro lado, el silencio es permanente y beneficia a toda la humanidad… Por silencio se entiende elocuencia. Las charlas orales no son tan elocuentes como el silencio. El silencio es elocuencia incesante… El silencio es el mejor lenguaje.

Hay un estado en el que cesan las palabras y prevalece el silencio.

La predicación es simple comunicación de Conocimiento; realmente, sólo puede hacerse en silencio. ¿Qué piensa usted de un hombre que escucha un sermón durante una hora y que se va sin haber sido impresionado por él como para cambiar su vida?

Compárale con otro, que se sienta en una Presencia sagrada y que se va después de algún tiempo con su visión de la vida totalmente cambiada. ¿Qué es mejor, predicar en voz alta sin efecto o sentarse silentemente enviando Fuerza Interna?

Además, ¿cómo surge el habla? Hay Conocimiento abstracto, de donde surge el ego, que, a su vez, da origen al pensamiento, y el pensamiento a la palabra hablada. Así pues, la palabra es el biznieto de la Fuente original. Si la palabra puede producir efecto, juzgue por usted mismo, ¡cuánto más poderosa debe ser la Predicación a través del Silencio! Pero las gentes no comprenden esta verdad simple y desnuda, la Verdad de su día a día, siempre presente, experiencia eterna. Esta Verdad es la del Sí mismo. ¿Hay alguien inconsciente del Sí mismo? Pero a ellos no les gusta escuchar nada de esta Verdad, mientras que están ansiosos de saber qué hay más allá, de saber del cielo, del infierno y de la reencarnación.

Bhagavan Sri Ramana

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Equipo

Tu propósito en la vida

Un propósito en la vida

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

Muchas tradiciones espirituales afiman que nos hemos manifestado en forma física para cumplir un propósito. Cada uno de nosotros tiene un talento único y una manera única de expresarlo. Hay una cosa que cada individuo puede hacer mejor que cualquier otro en todo el mundo – y por cada talento único y por cada expresión única de dicho talento, también existen unas necesidades únicas. Cuando estas necesidades se unen con la expresión creativa de nuestro talento, se produce la chispa que crea la abundancia. El expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades, crea riqueza y abundancia sin límites.

Este descubrimiento tiene tres componentes.

Primero: descubrir nuestro verdadero yo

El primero dice que cada uno de nosotros está aquí para descubrir su verdadero yo, para descubrir por su cuenta que el verdadero yo es espiritual y que somos en esencia seres espirituales que han adoptado una forma física para manifestarse. No somos seres humanos que tienen experiencias espirituales ocasionales, sino todo lo contrario: somos seres espirituales que tienen experiencias humanas ocasionales.

Cada uno de nosotros está aquí para descubrir su yo superior o su yo espiritual. Debemos descubrir por nuestra cuenta que dentro de nosotros hay un dios en embrión que desea nacer para que podamos expresar nuestra divinidad.

Segundo: descubrir nuestro talento único

Todo ser humano tiene un talento único. Cada uno de nosotros tiene un talento tan único en su expresión que no existe otro ser sobre el planeta que tenga ese talento o que lo exprese de esa manera. Eso quiere decir que hay una cosa que podemos hacer, y una manera de hacerlo, que es mejor que la de cualquier otra persona, en este planeta. Cuando estamos desarrollando esa actividad, perdemos la noción del tiempo. La expresión de ese talento único – o más de uno, en muchos casos – nos introduce en un estado de conciencia atemporal.

Tercero: el servicio a la humanidad

El tercer componente es el servicio a la humanidad – servir a los demás seres humanos y preguntarse: “¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo ayudar a todas las personas con quienes tengo contacto?”

Cuando combinamos la capacidad de expresar nuestro talento único con el servicio a la humanidad, usamos plenamente nuestro potencial interior. Y cuando unimos esto al conocimiento de nuestra propia espiritualidad, es imposible que no tengamos acceso a la abundancia ilimitada, porque ésa es la verdadera manera de lograr la abundancia.

Mi compromiso

Si deseamos utilizar al máximo nuestro poder interior, es necesario que nos comprometamos a hacer varias cosas:

1) Hoy cultivaré con amor al dios en embrión que reside en el fondo de mi alma. Prestaré atención al espíritu interior que anima tanto a mi cuerpo como a mi mente. Despertaré a esa quietud profunda del interior de mi corazón. Mantendré la conciencia del ser atemporal y eterno, en medio de la experiencia limitada por el tiempo.

2) Haré una lista de mis talentos únicos. Después haré una lista de las cosas que me encanta hacer cuando estoy expresando mis talentos únicos. Cuando expreso mis talentos únicos y los utilizo en servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y produzco abundancia tanto en mi vida como en la vida de los demás.

3) Todos los días me preguntaré: “¿Cómo puedo servir?” y “¿Cómo puedo ayudar?” Las respuestas a estas preguntas me permitirán ayudar y servir con amor a los demás seres humanos.

Hagamos una lista de nuestras respuestas a estas dos preguntas: ¿Qué haría yo si no tuviera que preocuparme por el dinero y si a la vez dispusiera de todo el tiempo y el dinero del mundo? Si de todas maneras quisiéramos seguir haciendo lo que hacemos ahora, es porque sentimos pasión por lo que hacemos, porque estamos expresando nuestros talentos únicos. La segunda pregunta es: “¿Cuál es la mejor manera en que puedo servir a la humanidad?” Respondamos esa pregunta y pongamos la respuesta en práctica.

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar la paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto te mereces y necesitas.

Tu Carta Astral

Descansando en el Corazón

Descansando en el corazón

Muchas tradiciones espirituales reconocen el Corazón como el verdadero centro del Ser. De la forma en que lo exploramos aquí, también podría decirse que el Corazón no moldea o limita el flujo de consciencia tanto como lo hace la mente. Como resultado de esta nueva forma de percibir, podemos experimentar nuestro Ser de manera más completa cuando la consciencia fluye a través del Corazón. Puedes conocer más acerca de la naturaleza del agua sumergiéndose en ella que observando una sola gota. La experiencia de Ser es mucho más grandiosa cuando la consciencia fluye desde el Corazón, y es menor cuando lo hace desde la cabeza.

Mientras más juegues con la posibilidad de mirar desde el Corazón, puedes llegar a descubrir que se convierte en un lugar familiar y acogedor para que descanse tu conciencia.

La consciencia que fluye a través de la cabeza requiere esfuerzo por la presión que experimenta; cuando esa misma consciencia fluye a través del Corazón, la relajación y expansión ocurren de forma natural. La conciencia puede crecer, expandirse, y simplemente descansar de todo el esfuerzo que requiere la concentración y resolver las situaciones que la vida te va presentando día a día.

Los libros y los maestros espirituales sugieren con frecuencia reposar en el Corazón. Sin embargo, si llegas al Corazón desde la cabeza, no es fácil que encuentres allí el reposo que vas buscando.

Puede parecer arduo mantener ese enfoque de la consciencia en el Corazón. Pero si permites que la consciencia fluya desde el Corazón, entonces te será fácil y natural también descansar en el Corazón. No requiere esfuerzo. El Corazón es donde Tú resides en el momento presente, sólo puedes descansar allí, donde estás en este preciso momento.

Ejercicio

Permite que la consciencia fluya desde el Corazón. No importa en realidad de qué te percates, solamente desde donde lo percibes. Ahora, simplemente acomódate. Permítete a ti mismo descansar aquí, en la perspectiva abierta del Corazón. Desde aquí no hay nada que hacer y ningún lugar al cual dirigirse. Este es tu Hogar.

Nirmala

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Carta Astral

Percibir desde el Corazón

Percibir desde el Corazón

Proponte, aunque sea solamente un momento, percibir o ver desde tu Corazón. Aunque sea breve la experiencia, ¿Cómo es? ¿Se abre y expande tu consciencia? ¿Percibes las cosas de manera distinta? La mayoría de las personas descubren que su consciencia se vuelve más suave, vasta y abierta. Ésta es, sencillamente, la forma en la cual fluye la consciencia cuando no está siendo moldeada u oprimida por la mente. Como un músculo que se expande de forma natural cuando no lo estás contrayendo, así mismo tu consciencia se expande cuando no está moldeada ni restringida por tus pensamientos.

Ejercicio

Dedica un momento a jugar con este nuevo modo de sentir y de ver. ¿Cómo se ven y se sienten los objetos que te rodean, cuando los ves desde el Corazón? ¿Cómo sientes a los demás? ¿Qué te parecen los sonidos cuando escuchas desde el Corazón?

¿Qué tal tus pensamientos? Quizá aun surjan de la manera usual, pero ¿Qué tal si los escuchas y miras desde esta nueva perspectiva? ¿Te parecen tan importantes, o son sólo palabras pasajeras o imágenes en un gran espacio abierto? Nota como se ve y se siente el mundo desde aquí. Es otro mundo. Explóralo. Descubre cómo son tus experiencias día a día cuando sientes desde el Corazón.

Recuerda, al principio, puede ser útil cerrar tus ojos cuando sientas desde el Corazón. Ya que los ojos están situados en la cabeza, la tendencia es situar la consciencia en la cabeza. Así que mientras no te acostumbres, podría ser más fácil cerrar los ojos para aprender a percibir los objetos, y la gente, con tu Corazón.

Luego, lentamente, escuchar; y finalmente, mirar con tus ojos abiertos. Continúa monitoreándote para notar si la consciencia fluye desde el Corazón o si ha regresado de nuevo a tu cabeza. De ser así, está bien—no le hace daño a la consciencia. Pero cuando el enfoque regrese a la perspectiva más habitual de ver desde la cabeza, nota como es esa experiencia. ¿Se mantiene abierta y expandida, o se torna angosta y enfocada, como una lupa o un microscopio? Luego, regresa gentilmente la perspectiva hacia el Corazón, y piensa en tu experiencia. ¿Vuelve la consciencia a abrirse y a relajarse?

Con el tiempo

Al principio, podría haber tantos momentum en mirar desde la cabeza, que quizá sólo percibas desde el Corazón por unos segundos a la vez. Está bien. Sólo nota lo que puedas acerca de tu consciencia cuando esté realmente situada en tu Corazón.

Con el tiempo, debes ser capaz de alargar el tiempo que permaneces escuchando, mirando o sintiendo desde el Corazón. Quizá notarás que puedes escuchar una canción completa desde el Corazón. ¿Qué tal si vieras la televisión, fregaras la vajilla o hablaras por teléfono mientras escuchas desde el Corazón?

La consciencia puede emanar desde más de un lugar de forma simultánea; a veces, sobre todo, desde tu cabeza, en otros momentos, desde tu Corazón. Si la consciencia fluye en parte desde ambos lugares, las cualidades de la consciencia estarán en algún lugar entre ellos. Tu consciencia podría ser más abierta y permisiva que de costumbre, y al tiempo tener enfoque o dirección.

Nirmala

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Tu Carta Astral

Un cambio de perspectiva

Un cambio de perspectiva

A pesar de la tendencia habitual de mirar el mundo desde la cabeza, en realidad es bastante sencillo modificar el lugar en el cual originas tu perspectiva. Según algunos, los disléxicos tienen una perspectiva inusualmente flexible y libre, que en cierto sentido, les permite ver las palabras plasmadas en una página al revés y al derecho. Como resultado, pueden ver las letras en su orden usual y también desde atrás, lo cual las hace aparentar al revés. Para un disléxico, es provechoso aprender a estabilizar o normalizar su perspectiva, o sea, desde dónde ve las cosas.

Sin embargo, para los demás, al cambiar nuestra perspectiva podríamos liberarla. En muchas intervenciones terapéuticas de programación neurolingüística se invita a las personas a mirarse a sí mismos desde afuera. Esto ofrece una perspectiva única, muchas veces útil, sobre lo que nos sucede.

Simplemente trasladar la perspectiva hacia el Corazón, en vez de sacarla fuera del cuerpo, puede alterar profundamente el moldeamiento de tu consciencia.

Un traslado hacia el corazon

El centro de tu pecho, próximo a tu Corazón físico, muchas veces ha sido considerado como el centro espiritual de tu Ser. Durante varios siglos se creía que el pensamiento ocurría en el Corazón, en vez del cerebro. ¿Cómo sería experimentar el mundo desde este centro energético, y no desde la cabeza? ¿Qué tipo de efecto haría eso sobre tu experiencia del mundo y de ti mismo?

Ejercicio

Prueba este ejercicio, primero con tus ojos cerrados, luego abiertos. Nota de qué estás consciente en el momento: los sonidos, un pensamiento, los objetos que te rodean. Date cuenta si estás viendo o escuchando o percibiendo desde la cabeza. Nota como eso se siente.

Ahora, con cuidado, traslada tu percepción hacia el Corazón. Esto no es cuestión de sentir el Corazón, o sentir lo que hay dentro de él. La intención es sentir lo que te rodea, desde el centro de tu pecho. Al principio, te podría resultar más fácil colocar tu mano en el centro del pecho al lado de tu Corazón, para facilitarte mirar desde este lugar. Permite que sea tu corazón, y no tu cabeza, quien esté mirando a tu alrededor. ¿Cómo es sentir, escuchar y mirar desde el Corazón? Escoje un objeto y siéntelo con tu Corazón y no con tu mente. ¿Cómo se siente?

La clave es permitir que la consciencia fluya desde el Corazón; no es primordial sentir al Corazón en sí. Inicialmente es más simple si lo intentas con un objeto ordinario, como un mueble, viendo desde tu corazón. Lo importante es el lugar donde se concentra tu consciencia.

Por la marcada tendencia impronta de mirar desde la cabeza y a través de tus pensamientos, podrías encontrar que al principio estás mirando hacia tu Corazón, o quizá estés pensado sobre cómo sería mirar desde el Corazón. En tal caso, solamente estás imaginando como sería esa experiencia; tu consciencia podría aún estar moldeada por tus pensamientos—un pensamiento sobre esta nueva manera de ver.

Nirmala

Podemos ayudarte

¿Deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida? ¿Quieres poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños? Podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Hipnosis terapéutica

Tu naturaleza consciente

Ahora mismo, mientras lees estas palabras, piensa en ti mismo ¿quién y qué eres realidad? ¿Eres el cuerpo, la mente y la personalidad? ó ¿eres la conciencia o espacio consciente en los cuales éstos aparecen? ¿Qué eres tú en este lugar? Eres un espacio impresionante que está vivo y consciente. Podría decirse que eres espacio consciente.

Ejercicio

Toma un momento para sentir el espacio detrás de tus ojos. Pon tu atención en ese lugar. ¿Qué sientes allí? En este momento, ¿Qué encuentras allí? ¿Tiene ese espacio la capacidad de experimentar una sensación? ¿Hay conciencia en ese espacio? No te preocupes por ahora de esa conciencia o de aquello que percibes. Simplemente revisa a ver si eres consciente de algo, de cualquier cosa, ahora. Si te olvidas de tus ideas de cómo debe ser la consciencia o de qué debe suceder en el estado consciente, entonces puedes comenzar a explorar este simple milagro de consciencia que está ocurriendo en el espacio detrás de tus ojos.

Ese espacio consciente eres tú realmente. Es aquello de lo que estás hecho, como existes aquí y ahora. Resulta que todo lo que realmente importa en la vida se puede encontrar en este espacio consciente. Es allí donde el amor, la paz, la alegría, la compasión, la sabiduría, la fortaleza y el sentido de valor se encuentran. Estas son las cualidades de tu verdadera naturaleza como espacio consiente. Estas son tus verdaderas cualidades.

Todo lo que necesitas, incluyendo aquello que precisas saber, lo puedes encontrar en el espacio detrás de tus ojos en este momento.

Te invito a jugar con esta vasta consciencia. Si quisieras saber más sobre la naturaleza del agua, ayudaría jugar en el agua siempre que tuvieses la oportunidad. Por lo tanto, si deseas aprender más sobre esta presencia consciente, que eres tú, quizá desees explorar con nosotros mientras nos sumergimos en el espacio de la consciencia.

Una buena noticia

Para el propósito de nuestra exploración, no importa de que estés tú consciente, ni cuál sea tu experiencia. No importa si estás contento o triste, saludable o enfermo, si eres rico o pobre, si estás feliz o sufres, expandido o contraído. Sin embargo, el único lugar donde puedes jugar en consciencia es allí donde se encuentra la consciencia misma en este momento. Así que mientras exploras la consciencia debes poner tu atención en eso que esté sucediendo ahora mismo… y solamente ahora, porque es allí donde radica la consciencia.

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Tu Carta Astral

Abierto el plazo de inscripción
Te interesará…
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 5.092 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies