Sentimientos profundos ¿Cómo hacer para cambiarlos?

La pregunta que surge es: ¿Cómo hacer para cambiar los sentimientos más profundos? Ahí es por donde tenemos que comenzar y en dónde yo les enseñaré el camino.

Saber qué es lo que realmente hay

En primer lugar, amigos míos, no pueden cambiar nada mientras no sepan qué es lo que realmente hay en ustedes. La más grande dificultad en este camino es que la gente tiende a engañarse a sí misma sobre quién es en realidad.

Pero no estoy hablando sólo de la mente inconsciente que todos ustedes saben que existe. Entre el consciente y el subconsciente hay otra capa que se encuentra mucho más cerca de la mente consciente. Sin embargo, ustedes aún no descubren esa capa porque quieren permanecer ignorantes respecto a ella. Le huyen, aunque sus síntomas y sus signos estén frente a sus narices.

Evitar o negar es el peor error

La gente huye de esa conciencia porque equivocadamente piensa que lo que no conoce no existe. Es posible que ustedes no lo piensen con estas palabras, pero los sentimientos más profundos viven en ustedes sin que se percaten verdaderamente de ellos. Sin embargo, incluso cuando uno desvía la mirada de su propia realidad interior, ésta realmente existe. Puede que sea la realidad temporal de este momento, pero de todos modos es parte de la realidad de su vida y una etapa en su desarrollo. Es su realidad en este momento.

Recuerden la conferencia que di sobre el Ser Superior, el Ser Inferior y la Máscara. Lo que acabo de explicar es parte de la Máscara. Todos ustedes saben que no es correcto hacer o pensar o sentir ciertas cosas. Si esos sentimientos profundos aún existen en su Ser Inferior, ustedes alejan su mirada de ellos, pensando que así han eliminado lo que reconocieron como incorrecto. Pero evitar o negar es el peor error que puede hacer un ser humano, pues causa infinitamente más problemas y más conflictos internos y externos que cualquier otra cosa que ustedes conozcan en su mente consciente.

Enfrentar la vida

He mencionado las diversas leyes espirituales que los seres humanos violan constantemente. El proceso que acabo de describir viola una de esas leyes: la ley de enfrentar la vida. Enfrentar la realidad de la vida significa ser capaz de enfrentarse a uno mismo tal cual es, con todas sus imperfecciones.

Si uno no empieza por enfrentar la vida, jamás puede desarrollarse. Ningún sistema que trate de enseñar cómo saltar este obstáculo puede ser realmente exitoso, pues la búsqueda de esos atajos también viola una ley espiritual.

Todos ustedes están inconscientemente involucrados en este proceso dañino todo el tiempo, aun cuando algunos de ustedes pueden haber alcanzado cierto nivel de autoconocimiento.

No hay uno solo entre ustedes que no haya tenido al menos un destello de conocimiento de una tendencia interior, haciendo que esta tendencia se vuelva consciente. Sin embargo, en muchas otras áreas su mente consciente todavía huye de la posibilidad de enfrentar su verdad interior.

Puede ser que conozcan sus defectos, pero seguro que no conocen todas sus motivaciones reales. No comprenden por qué tienen ciertas opiniones, gustos o particularidades; incluso sus cualidades pueden estar parcialmente influenciadas por una falla inconsciente o por una corriente interna incorrecta. Las tendencias sobre las cuales ustedes se han engañado de este modo deben ser comprendidas en relación con las influencias y las conexiones que hay entre ellas.

Todo se mezcla continuamente

No existe nada en el alma humana que provenga completamente del Ser Superior o del Ser Inferior, pues todo se mezcla continuamente. La purificación significa separar, comprender y reorganizar esas diversas tendencias en una comprensión consciente, purificando así las tendencias básicamente buenas de todas las máscaras del autoengaño y de las influencias causadas por las debilidades del carácter.

El Ser Superior en ustedes dice: «Quiero ser perfecto. Sé que ésa es la voluntad de Dios.» Pero es la ignorancia del Ser Inferior lo que les hace pensar que la perfección puede ser obtenida desatendiendo sus imperfecciones y olvidándolas.

También es el Ser Inferior el que desea que todo siempre sea muy cómodo. El Ser Inferior desea estar en una posición elevada, pero por razones diferentes a las del Ser Superior. Su Ser Superior busca avanzar por el amor a Dios como una forma de reconocimiento y de iluminación, y es consciente de que sólo cuando se es perfecto uno será verdaderamente capaz de amar a sus semejantes. Pero su Ser Inferior quiere ser perfecto para tener más gratificación egoísta y para pavonearse y ser admirado. Éste es un ejemplo en el cual tanto el Ser Superior como el Ser Inferior buscan la misma cosa, pero sus motivaciones son completamente distintas.

Separar las distintas motivaciones

Es de la mayor importancia para la purificación de su personalidad y por el bien de un alma sana y armoniosa el separar esas motivaciones y reconocer sus voces. No sientan que los estoy culpando, ni se culpen a ustedes mismos cuando empiecen a reconocer esos sentimientos profundos en ustedes. Estoy planteando un hecho, y uno de los requerimientos básicos de su camino es que acepten que aún existen muchas tendencias negativas en ustedes. Sólo a partir de esta premisa podrán continuar y cambiar la impureza de sus motivaciones.

Reconocer las razones y ser claros

También deben reconocer las razones por las cuales su Ser Inferior no quiere que se vean a sí mismos. Una razón es que reconocerse a uno mismo como imperfecto es desagradable. La otra es que el Ser Inferior es perezoso y nunca quiere trabajar. Sin embargo, se requiere de trabajo para enfrentar lo que hay en uno mismo, especialmente cuando se trata de enfrentar las cosas desagradables. De modo que el primer paso, amigos míos, en su decisión de andar este camino de desarrollo personal y purificación es ser claros respecto a esto.

Si ustedes son conscientes de esto, no se desanimarán al ocuparse de esta primera parte del trabajo que se necesita. Sólo podrán alcanzar la perfección pasando por sus imperfecciones, no dándoles la vuelta.

Eva Pierrakos & Donovan Thesenga

Lee también estas entradas de estas autoras:

Sentimientos profundos ¿Cómo hacer para cambiarlos?