No has de buscar el Amor

No has de buscar el Amor.

No has de buscar el Amor porque ¿dónde Le buscarás?

Está en todas partes. Simplemente has de aprender a abrir tus ojos al Amor.

Una vez el Amor haya penetrado en tu corazón, encontrarás allí a tu Dios.

En la visión del Amor, se encuentra la visión de Dios.

No has de buscar el Amor