El “discutidor” y la rebanada de pan con mantequilla

El Maestro no discutía con nadie, porque sabía que lo que el «discutidor» buscaba era la confirmación de sus creencias, no la Verdad.

Y en cierta ocasión mostró del siguiente modo el valor que tiene una discusión:

«Cuando cae al suelo una rebanada de pan, ¿dónde queda el lado untado de mantequilla: arriba o abajo?»

«Abajo, naturalmente».

«No señor; arriba».

«Hagamos la prueba».

Se untó de mantequilla por un lado una rebanada de pan, se arrojó al aire… y cayó con la mantequilla hacia arriba.

«¡He ganado!».

«Porque he cometido un error».

«¿Qué error?».

«Evidentemente, he untado el lado equivocado».

Anthony de Mello

Infórmate sobre nuestros servicios, retiros, cursos y talleres

El “discutidor” y la rebanada de pan con mantequilla