Apegos

Apegos

Cuando somos capaces de observar cualquier situación sin que nos afecte, esto implicaría un “no-apego”. Y ese es el verdadero significado de la renunciación. Renunciación no significa dejar a tu familia y al mundo e ir a alguna cueva de los Himalayas. Eso es escapar.

≈≈≈

Muchas cosas de la vida son paradojas

Uno puede estar completamente dedicado a alguien y a pesar de ello “no-apegado”. Ahora bien, hay una diferencia entre “no-apego” y desapego: desapego es excluirse uno mismo de todas las actividades de la vida y estar simplemente lejos, recluirse, mientras que el “no-apegarse” es ser capaz de participar en cada actividad de la mente, del cuerpo y del espíritu y, a pesar de ello, estar por encima de todo ello. Cuando uno se desapega podría estar practicando una forma de escape para no enfrentarse a las responsabilidades que tiene.

El Yo real en nuestro interior está siempre abierto

El Yo real en nuestro interior está siempre abierto y comprende todo lo existente, tangible o intangible, animado o in- animado. Cuando hablamos de la apertura espiritual, nos estamos refiriendo a quitar el velo de los apegos a valores transitorios, reconociéndolos en su justo valor. Gradualmente vamos más allá de las esposas que nos sujetan a la relatividad. No hay nada malo en el estar en la relatividad, pero si en el estar atado y sometido por ella; de esta condición es de la que estamos tratando de huir.

El apego siempre es producido por la necesidad

Si dirigimos nuestra creencia y nuestra fe hacia cosas mundanas, conseguiremos cosas mundanas, conseguiremos cosas transitorias que nunca nos podrán satisfacer. La necesidad siempre estará ahí, y al satisfacer una necesidad mundana, esa necesidad generará otras dos, y estas dos crearán cuatro.

La causa de toda la infelicidad y miseria en este mundo es nuestro apego al nombre y a la forma

El hombre tiene que aspirar a esa tranquilidad donde todas las alabanzas del mundo no le elevan ni tampoco le hunden todas las culpas que le puedan echar. Esta tranquilidad te trae un cierto tipo de “no-apego”.

No miramos de forma suficientemente profunda. No hay nada en este mundo que sea feo, todo es bello porque es creado y es producto de la Divinidad. Una vez que vamos más allá del valor superficial de cualquier cosa, vemos la belleza dentro de todas las cosas.

Al realizar cualquier acción hay cierta cantidad de deseo

El deseo produce apego, pero hay distintos tipos de deseos: el deseo de ganancia, nombre, fama o poder, incita a uno a actuar de cierta forma para alcanzar ciertos objetivos; el otro tipo de deseo es el deseo de servir, que produce “no-apego”.

Toda la infelicidad es producida por nuestro inútil sentido del apego

Toda la infelicidad es producida por nuestro inútil sentido del apego, porque nos apegamos a diversos aspectos y facetas de la vida que son transitorios. A medida que el hombre se abre espiritualmente, no solo buscará verdaderos valores en su interior y en el entorno, sino que los encontrará en sí mismo. Esa es una señal segura de apertura espiritual.

Ser capaz de amar sin apego es el mayor logro el hombre puede alcanzar.

Gururaj Ananda Yogi

Apegos