Abandonar al ser idealizado. La imagen idealizada (VI)

Abandonar al ser idealizado

Cuando des los primerísimos pasos hacia el abandono de tu ser idealizado tendrás una sensación de liberación que nunca antes has tenido. Verdaderamente volverás a nacer, emergerá tu verdadero ser. Y entonces permanecerás dentro de tu verdadero ser, centrado dentro de él.

Entonces verdaderamente crecerás, no sólo en los límites exteriores que pueden haber estado libres de la dictadura del ser idealizado, sino en cada parte de tu ser.

Esto cambiará muchas cosas. Primero llegarán ciertos cambios en tus reacciones ante la vida, ante los incidentes, ante ti mismo y ante los demás. Esas nuevas reacciones serán sorprendentemente suficientes, pero, poco a poco, las cosas exteriores también tenderán a cambiar. Tu actitud diferente tendrá nuevos efectos.


La superación de tu ser idealizado significa superar un importante aspecto de la dualidad entre la vida y la muerte.

Consciencia

Actualmente, no eres consciente de la presión de tu ser idealizado, de la vergüenza, la humillación, el miedo a ser expuesto, ni de la tensión, la presión y la compulsión. Aunque de vez en cuando echas un vistazo a esas emociones, aún no las has relacionado como exigencias irreales de tu ser idealizado.

Sólo hasta después de que hayas visto completamente esas expectativas fantásticas y sus a menudo contradictorios imperativos podrás abandonarlas.

La libertad interior inicial que has alcanzado de esta manera te permitirá enfrentar la vida y estar en ella. Ya no tendrás que aferrarte frenéticamente a tu ser idealizado. La sola actividad interior de aferrarse tan frenéticamente genera un clima de aferramiento general que permea toda tu vida.

Esto a veces se vive a través de actitudes externas, pero, por lo general, es una calidad o actitud interna. Al proceder en esta nueva fase de tu trabajo, sentirás esa tensión interna y gradualmente reconocerás el daño básico que causa. Hace imposible abandonar muchas actitudes. Dificulta espantosamente el atravesar cualquier cambio que permitiría a la vida traernos alegría y un espíritu de vigor. Te mantienes contenido en ti mismo y de ese modo vas en contra de la vida en uno de sus aspectos más fundamentales.

Eva Pierrakos & Donovan Thesenga

Abandonar al ser idealizado. La imagen idealizada (VI)