Archive

Si sientes…

Si sientes…

Sinceridad

El Cielo da, la Tierra recibe y hace crecer, el Hombre realiza. Sólo la persona que está totalmente en armonía consigo misma, que es totalmente sincera, puede ir hasta el límite de su Naturaleza.

¿Hasta qué punto eres sincera contigo mism@?

Si sientes…

Si sientes estrés, ¿lo reconoces?

Si sientes desazón, ¿sabes por qué?

Si sientes que no terminas de estar en tu lugar en el mundo, ¿sigues buscando?

Si sientes que hay plenitud en tu vida, ¿lo celebras cada instante?

Si sientes tu corazón dormido, ¿haces algo para despertar?

Si sientes que la magia ya no te sorprende cada mañana, ¿te atreves de nuevo a soñar?

Si sientes soledad, ¿abres tu corazón?

Si sientes miedo ¿qué haces al respecto?

La mañana del mundo

Cuando hay sinceridad estamos siempre en el inicio de las cosas, en el instante frágil que contiene la potencia de la vida.

Estamos siempre en la mañana del mundo.

Podemos ayudarte

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros, cursos y talleres

 

Sentimientos mundanos, sentimientos anímicos

Primer contraste

Recuerda la clase de sentimiento que experimentas cuando alguien te elogia, cuando te ves aprobado, aceptado, aplaudido… Y compáralo con el sentimiento que brota en tu interior cuando contemplas la salida o la puesta del sol, o la naturaleza en general, o cuando lees un libro o ves una película que te gustan de veras.

Trata de revivir este último sentimiento y compáralo con el primero, el producido por el hecho de ser elogiado. Comprende que este primer tipo de sentimiento proviene de tu propia “glorificación” y “promoción” y es un sentimiento mundano, mientras que el segundo proviene de tu propia realización y es un sentimiento anímico.

Segundo contraste

Veamos otro contraste: recuerda la clase de sentimiento que experimentas cuando obtienes algún éxito, cuando consigues algo que anhelabas, cuando “llegas arriba”, cuando vences en una partida, en una apuesta o en una discusión. Y compáralo con el sentimiento que te invade cuando disfrutas realmente con tu trabajo, cuando de veras te absorbe por entero la tarea que desempeñas. Y observa, una vez más, la diferencia cualitativa que existe entre el sentimiento mundano y el sentimiento anímico.

Tercer contraste

Y todavía otro contraste más: recuerda lo que sentías cuando tenías poder, cuando tú eras el jefe y la gente te respetaba y acataba tus órdenes, o cuando eras una persona popular y admirada. Y compara ese sentimiento mundano con el sentimiento de intimidad y compañerismo que has experimentado cuando has disfrutado a tope de la compañía de un amigo o de un grupo de amigos con los que te has reído y divertido de veras.

Comprende…

Una vez hecho lo anterior, trata de comprender la verdadera naturaleza de los sentimientos mundanos, es decir. los sentimientos de autobombo y vanagloria, que no son naturales, sino que han sido inventados por tu sociedad y tu cultura para hacer que seas productivo y poder controlarte. Dichos sentimientos no proporcionan el sustento y la felicidad que se producen cuando contemplas la naturaleza o disfrutas de la compañía de un amigo o de tu propio trabajo, sino que han sido ideados para producir ilusiones, emoción… y vacío.

Mírate

Trata luego de verte a ti mismo en el transcurso de un día o de una semana y piensa cuántas de las acciones que has realizado y de las actividades en que te has ocupado han estado libres del deseo de sentir esas emociones e ilusiones que únicamente producen vacío, del deseo de obtener la atención y la aprobación de los demás, la fama, la popularidad, el éxito o el poder.

Fíjate

Fíjate en las personas que te rodean. ¿Hay entre ellas alguna que no se interese por esos sentimientos mundanos? ¿Hay una sola que no esté dominada por dichos sentimientos, que no los ansíe, que no emplee, consciente o inconscientemente, cada minuto de su vida en buscarlos? Cuando consigas ver esto, comprenderás cómo la gente trata de ganar el mundo y cómo, al hacerlo pierde su vida. Y es que viven unas vidas vacías, monótonas, sin alma…

Una parábola

Propongo a tu consideración la siguiente parábola de la vida: un autobús cargado de turistas atraviesa una hermosísima región llena de lagos, montañas, ríos y praderas. Pero las cortinas del autobús están echadas, y los turistas, que no tienen la menor idea de lo que hay al otro lado de las ventanillas, se pasan el viaje discutiendo sobre quién debe ocupar el mejor asiento del autobús, a quién hay que aplaudir, quién es más digno de consideración… Y así siguen hasta el final del viaje.

Anthony de Mello

Visita en nuestra web nuestros servicios y propuesta de actividades

Sentimientos, emociones y pensamientos

Sentimientos, emociones y pensamientos

¿Qué tal si te paras por un momento, y empiezas a percibir las emociones que surgen en el área de tu Corazón? Igual que sucede con tus pensamientos y con la percepción de los objetos que hay a tu alrededor, lo importante en tus emociones es desde dónde las estás sintiendo. Empieza a usar tu Corazón para percibir, mirar, y escuchar cualquier sentimiento que surja o sientas en tu interior.

Ejercicio 1

Nota la calidad emocional del área de tu Corazón en este momento. Ya seas poco o muy emocional, sólo nota ¿cómo es? ¿Qué sucede si experimentas tu estado emocional desde el Corazón en sí? ¿Proporciona esa nueva forma de percibirte más espacio a la emoción de crecer y fluir?

Mirar desde el Corazón permite a la consciencia emanar desde un lugar más profundo de tu Ser, mucho más profundo que tus emociones y deseos.

Permite que tu consciencia fluya desde ese lugar más profundo, y alcanzarás una experiencia mucho más reveladora de tus emociones.

El contenido de la cabeza

¿Y qué hay de tus pensamientos? ¿Qué sucede con tus pensamientos cuando miras y escuchas desde el Corazón? Los pensamientos son sólo actividad mental. Puedes escuchar, ver o sentir esta actividad de la misma manera que escuchas, ves y sientes el mundo físico. Sin embargo, esta actividad está toda en tu mente, y no es más significativa que un objeto diminuto. Los pensamientos son en realidad fenómenos muy pequeños.

¿Alguna vez has ocultado la luna usando solamente tu dedo pulgar? Como tu dedo está tan cerca, puede bloquear objetos muchos más grandes que estén más lejanos. De manera similar, cuando estás mirando o escuchando desde tu cabeza, tus pensamientos están ahí mismo—cerca y frente a ti – que tienden a bloquear tu vista, y te impiden percibir todo lo demás.

Imagínate caminando todo el día con un televisor colgado justo en frente de tu nariz. Podrías tener la tendencia de no ver ni escuchar nada más que las imágenes y sonidos del televisor. Igualmente, cuando miras desde tu cabeza, lo que principalmente ves son tus pensamientos. Además, su contenido se magnifica porque tu consciencia está muy enfocada en ellos. Cuando tu consciencia fluye a través de tu cabeza termina mirando la televisión de tu mente a través de una lupa. Con razón nos vemos tan envueltos en nuestros pensamientos.

Mirar a través de la cabeza y de los pensamientos ofrece una visión muy, muy limitada de la realidad; una deformación que se agrava más aún cuando el contenido de tus pensamientos no es tan bonito. La mente está llena de juicios, miedos, dudas y preocupaciones. Está repleta de voces negativas e imágenes de todo lo que podría salir mal. Vivir la vida a través de una mente ocupada resulta desagradable. Y fíjate que aún cuando tus pensamientos sean positivos, no son necesariamente lo que sucede en realidad. Y la realidad en sí nos puede defraudar muv¡cho cuando no va acorde con nuestras fantasías positivas.

La buena noticia es que no importa tanto lo que está sucediendo. Lo importante es desde donde percibes esa experiencia.

Ejercicio 2

Nota tus pensamientos mientras surgen en este momento. Ahora fíjate desde qué lugar surgen. Si estás escuchando, mirando y percibiendo tus pensamientos desde la cabeza, ¿cómo es esa experiencia? ¿Cómo de grandes se ven, suenan y sienten tus pensamientos? ¿Qué importantes te parecen?

Ahora, sin cambiar tus pensamientos de ningún modo, permite que la consciencia fluya hacia ellos desde tu Corazón. ¿Cómo se sienten? ¿Cómo de grandes se ven, suenan y sienten tus pensamientos ahí arriba en la cabeza, viéndolos desde aquí abajo en el pecho? ¿Qué importantes te parecen ahora?

Ya que la vista desde el Corazón es tan ancha e inclusiva, algo relativamente tan pequeño como un pensamiento, una creencia, memoria, fantasía o idea enseguida podrá ser reconocida como pequeña. El contenido de tus pensamientos puede o no cambiar, pero tus pensamientos no ocuparán tanto espacio en la amplia pantalla de tu consciencia, que incluye ahora mucho más .

Cuando te habitues a ver desde el Corazón experimentarás tus pensamientos como algo relativamente muy pequeño, como un insecto caminando en el Gran Cañón. Con relación a los pensamientos, el mundo es un lugar grande y sin límites. Cuando percibas tus pensamientos desde el Corazón, disminuirán a su tamaño real.

Nirmala

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de ansiedad, culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Por qué nosotros

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies