El sufrimiento

Sufrimiento

Lo importante no es saber quién es «yo» o qué es «yo». Usted nunca lo logrará. Lo importante es descartar los rótulos.

Como dicen los maestros Zen japoneses: «No busquen la verdad; sencillamente descarten sus opiniones». Descarten sus teorías; no busquen la verdad, la verdad no es algo que se busca. Si dejaran de apegarse a sus opiniones, lo sabrían.

¿Qué quiero decir por rótulos? Todos los rótulos son imaginables excepto quizás el de ser humano. Soy un ser humano. Suficiente; no dice mucho. Pero cuando alguien dice»Yo tengo éxito» eso es demencial. El éxito no es parte del «yo». El éxito es algo que va y viene; podría estar presente hoy y ausente mañana. eso no es «yo».

Cuando alguien dice: «Tuve éxito», está en un error, está a oscuras. Se identificó con el éxito.

Lo mismo sucede cuando dice: «Fracasé»; yo soy abogado, yo soy un hombre de negocios. Ustedes saben lo que va a suceder si se identifican con estas cosas. Se van a apegar a ellas y se van a preocupar porque se acaben. Y entonces es cuando aparece el sufrimiento. Eso es lo que quiero decir cuando les digo: «Si ustedes sufren, están dormidos»

¿Quieren un signo de que están dormidos? Aquí lo tienen: ustedes sufren

El sufrimiento es un signo de que ustedes no están en contacto con la verdad; se les da para que puedan abrir los ojos a la verdad, para que puedan comprender que en alguna parte hay falsedad, así como el dolor físico les da para que comprendan que en alguna parte hay enfermedad.

El sufrimiento indica que en alguna parte hay falsedad; se produce cuando ustedes se estrellan contra la realidad. Cuando sus falsedades se estrellan con la verdad, entonces hay sufrimiento. De otra manera no hay sufrimiento.

Anthony de Mello

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

El sufrimiento