Archive

¿Podríamos meditar sobre algo?

Entonces, ¿qué podemos hacer para prepararnos? ¿Podríamos meditar sobre algo?

No se medita sobre algo; esa no es la formulación adecuada. Meditar significa estar plenamente alerta y permitir que la sensación cuerpo-mente llegue a tu atención. Por ejemplo, cuando te sientas aquí puedes advertir que ciertas partes de tu cuerpo están tensas. Estas partes se sienten pesadas y tensas porque otras partes están ligeras y relajadas. Pero la concentración sobre la tensión, sobre las zonas rígidas, conduce a la fijación. ¿Cómo proceder entonces? Hazte consciente de una zona que sientas ligera y vacía. Y, como si de agua se tratara, deja que esa sensación se expanda hasta incluir áreas más densas.

¿Hay algunos momentos del día que sean especialmente indicados para esta clase de observación?

Sí. Puede haber momentos en los que estás más disponible. El mejor momento es por la mañana, justo al despertar. No eres tú quien despierta, sino el cuerpo el que despierta en tu conciencia. Por eso, cuando estás alerta, ves cómo el cuerpo retorna a sus viejos esquemas. Cuanto mayor es la frecuencia con que el cuerpo se te presenta globalmente como una sensación, más frecuentemente también la memoria orgánica se va haciendo cargo de él. Durante el día, cada vez que introduces tus habituales esquemas de contracción, la memoria orgánica de la totalidad te devuelve a la sensación global y llega un momento en el que ya no regresas a la imagen fraccionada de tu cuerpo.

Ha dicho que no podemos realizar nada mediante la voluntad y el esfuerzo. Sin embargo, si prescindimos del esfuerzo, vemos que nada sucede, que no hacemos nada.

Pero nada sucede cuando intentas hacer que suceda. La mera intención de hacer que algo ocurra bloquea su expresión espontánea. La intención hunde sus raíces en el miedo y en la inseguridad. Toda esa energía condicionada debe llegar a detenerse. La mente debe quedar en suspenso. Sólo una actitud de no-interferencia puede llevar a su fin el proceso de la memoria mecánica y todos los condicionamientos que la acompañan. Entonces la original energía incondicionada sale a la superficie.

Generalmente, sólo conocemos conceptos, pero no conocemos el silencio. El valor de la práctica de la meditación reside en que nos ayuda a familiarizarnos con el dejar ir, con la quietud. Cuando la mente deja de interferir, sólo hay silencio; y de éste, aflora la creatividad. Pero en cuanto caemos bajo el hechizo de la voluntad, sólo hay repetición.

Cuando miramos a nuestros amigos o a nuestro entorno, sólo vemos nuestras proyecciones, nuestras superposiciones, no vemos el mundo como es. Así pues. el primer paso es reparar en que realmente no vemos, en qué proyectamos nuestros miedos y nuestras esperanzas sobre todo lo que nos rodea. Para verlo, debes estar en silencio. Cuando se vive este silencio nada es repetitivo y quedarás sorprendida por todo lo que entonces surge.

Jean Klein

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

Pensar y respirar

Pensar y respirar están en muy estrecha relación. Cuando nuestra respiración es tensa y agitada, el pensamiento también lo es. El pranayama sirve para apaciguar el proceso respiratorio lo que, a su vez, calma la mente.

Dejar que suceda

Habitualmente, la inhalación es un proceso volitivo, que despierta tensión en el cerebro y en el área de los hombros. Por eso debes realizar el pranayama en posición relajada, sin ningún esfuerzo o tensión. Deja que la inhalación suceda, pero no inhales.

Aún cuando esta técnica de respiración puede ser un hermoso ejercicio, cualquier intento por aquietar el pensamiento es puramente artificial. Más que tratar de impedir que los pensamientos surjan, deberíamos observar aquellas ocasiones en las que el pensamiento, de manera natural, llega a detenerse.

Por ejemplo, cuando se consigue un objeto deseado, se vive un momento de carencia de deseo. El dinamismo que provoca el funcionamiento de la mente cesa, pues no haya una motivación para pensar. Cuando el pensamiento es momentáneamente apaciguado, volvemos a nuestra naturaleza original, el silencio.

Sucede lo mismo en el estado de sueño profundo. La conciencia del yo no está presente, hay un silencio absoluto. También podríamos referirnos a la obra de arte. En la experiencia estética el impulso de pensar llega a su fin, pero cesa de forma natural, no por medio de la disciplina o el poder de la voluntad.

El pensamiento

El pensamiento sigue el mismo proceso funcional que las piernas al caminar o la utilización de los brazos. Cuando no hay ninguna razón para utilizar los brazos, ¿dónde están los brazos? Cuando no necesitas caminar, ¿dónde están las piernas?

Igualmente, el cerebro comienza a funcionar en el momento en que se lo necesita, pero cuando no hay nada que pensar, no hay pensamiento. ¿Por qué entonces continuar pensando?

El silencio subyace a todo funcionamiento mental, de la misma forma que a los tres estados de vigilia, soñar y dormir. Estos están superpuestos al silencio. Están en el tiempo, mientras que el silencio es intemporal.

Jean Klein

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

Reza al menos dos veces cada día

Reza al menos dos veces cada día

La mañana establece la pauta

El primer pensamiento de la mañana se convierte en la puerta. De ahí que todas las religiones insistan en, al menos, dos rezos diarios. Si puedes mantenerte en oración todo el día, eso es lo correcto, pero si no, entonces reza al menos dos oraciones: una por la mañana y otra por la noche.

Por la mañana, cuando te sientes fresco y sin sueños, tu conciencia está emergiendo y el primer pensamiento –el rezo, la meditación, el recuerdo- establecerá la pauta para todo el día, se convertirá en la puerta… porque todo se mueve como en cadena. Si por la mañana estás enfadado, durante el día te irás enfadando más y más. El primer enfado crea la cadena; el segundo surge fácilmente; el tercero es automático… y entonces te encuentras sumergido en ello. Entonces todo lo que sucede a tu alrededor crea ira en ti. Rezar por la mañana o estar alerta –llamarte a ti mismo, estar plenamente consciente- es establecer la pauta.

Cuando te acuestas

Y también por la noche cuando te acuestas, el último pensamiento se convierte en la pauta durante todo el sueño. Si el último pensamiento es meditativo, todos tus sueños se convertirán en meditación. Piensa en el sexo, y entonces todo tu sueño se verá alterado con sueños sexuales. Si el último pensamiento es el dinero, entonces durante toda la noche te moverás en el mercado comprando y vendiendo. Un pensamiento no es algo banal. Crea una cadena y luego viene todo lo demás y siguen sucediendo cosas semejantes.

Por eso, reza al menos dos veces cada día.

Podemos ayudarte

Visita en nuestra web nuestros servicios y propuesta de actividades

Visión

Visión

Cuando llegó la Noche y el Sueño desplegó su manto sobre la faz de la Tierra, abandoné mi lecho y caminé hacia el mar diciendo: “El mar nunca duerme, y en su vigilia hay consuelo para el alma despierta.”

Cuando llegué a la playa, la bruma de las montañas había cubierto la región como un velo que adorna el rostro de una joven. Miré las múltiples olas y escuché la plegaria de Dios; medité entonces sobre el poder eterno que ellas encierran, ese poder que se despliega con la tempestad, crece con el volcán, sonríe a través de los labios de las rosas y canta con los arroyos.

Tres espectros

Entonces, sentados en una roca, vi tres espectros. Avancé a los tumbos, como si algún poder me empujara contra mi voluntad.

Me detuve a pocos pasos de ellos, como dominado aún por una fuerza mágica. Uno de los espectros se levantó en ese momento y, con una voz que parecía surgir del fondo del mar, dijo:

-La vida sin Amor es como un árbol sin flores ni frutos. Y el Amor sin Belleza es como una flor sin perfume o un fruto sin semilla… La Vida, el Amor y la Belleza son tres personas en una, que no pueden separarse ni cambiar.

Un segundo espectro, con voz, rugiente como agua torrentosa, dijo:

– La Vida sin Rebelión es como las estaciones sin primavera. Y la Rebelión sin justicia es como la primavera en un desierto árido… Vida, Rebelión y Justicia son una sola y no pueden cambiarse ni separarse.

El tercer espectro habló entonces con voz sonora como el resonar del trueno:

-La Vida sin Libertad es como un cuerpo sin alma, y la Libertad sin Reflexionar es como un espíritu confuso … Vida, Libertad y Reflexión son una sola y eterna y no pasan.

Luego los tres espectros se levantaron y con voz tremenda dijeron:

Lo que engendra el Amor

Lo que crea la Rebelión,

Lo que exalta la Libertad

Son tres manifestaciones de Dios

Y Dios es la expresión

De la inteligencia del Universo.

Y luego el Silencio prevaleció

El susurro de alas invisibles y el temblor de cuerpos etéreos se mezcló entonces con el Silencio que prevaleció y se enseñoreó.

Cerré mis ojos y escuché el eco de lo que acababa de oír; cuando volví a abrirlos sólo vi el mar envuelto en niebla. Me acerqué a la roca en la que se habían sentado los tres espectros y encontré solamente un hilo de humo de incienso que trepaba hacia el cielo.

Khalil Gibran

Podemos ayudarte

Conoce nuestro equipo. En cada persona, en cada proyecto, ofrecemos lo mejor de nosotros mismos

 

Pensamientos y meditaciones

Pensamientos y meditaciones

La vida nos lleva de un lugar a otro; el Destino nos traslada de un punto a otro. Y nosotros, conducidos en vilo por estos dos gemelos, escuchamos voces temerosas y sólo vemos lo que se interpone como obstáculo en nuestro camino.

La Belleza se nos revela sentada en trono de gloria; pero nosotros nos acercamos a ella en nombre de la Lujuria, la despojamos de su corona de pureza y manchamos su vestidura con nuestra perversidad.

El Amor pasa junto a nosotros con un manto de mansedumbre; pero nosotros huimos de él por temor, o nos escondemos en las tinieblas; o también lo seguimos para hacer el mal en su nombre.

Hasta el hombre más sabio se inclina ante el peso imponente del Amor; pero en verdad es tan liviano como la brisa juguetona del Líbano.

La Libertad nos invita a su mesa para que participemos de sus sabrosos manjares y de su generoso vino; pero, cuando nos sentamos a ella, comemos vorazmente y nos atragantamos.

La Naturaleza extiende hacia nosotros sus brazos acogedores y nos invita.a gozar de su belleza; pero nosotros tenemos miedo a su silencio y nos abalanzamos a las ciudades populosas, para cobijarnos en ellas cual ovejas que huyen del lobo feroz.

La Verdad nos visita, atraída por la risa alborozada e inocente de un niño, o por el beso de un ser querido; pero casi todos nosotros le cerramos las puertas del afecto y la tratamos como si fuese un enemigo.

El corazón humano implora ayuda; el alma humana nos suplica que la liberemos; pero nosotros no escuchamos sus ruegos, ni la oímos ni entendemos. En cambio, llamamos loco al que oye y entiende, y huimos de él.

Así pasan las noches y vivimos en la inconsciencia; y los días nos saludan y abrazan. Pero estamos en temor constante día y noche.

Nos apegamos a la tierra cuando tenemos abiertas de par en par las puertas del Corazón del Señor.

Pisoteamos el pan de Vida, mientras el hambre roe nuestros corazones. ¡Qué buena es la Vida del Hombre , pero qué alejado está el Hombre de la vida!

Khalil Gibran

Podemos ayudarte

¿Deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida? ¿Quieres poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños? Podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Explora tu mente subconsciente en nuestras sesiones de hipnosis terapéutica

El Principio curativo universal

Principio curativo universal

Hay uno y solamente un principio curativo universal que opera sobre todos y todas las cosas: gato, perro, árbol, hierba- manteniéndolos vivos. Este principio vital actúa en el reino animal, vegetal o mineral no sólo como principio, sino como estímulo y crecimiento.

El hombre que advierte conscientemente este principio vital puede manejarlo en su propio provecho utilizando diferentes métodos.

Hay varios sistemas, técnicas y métodos para utilizar el poder interno pero sólo hay un camino para la curación. Es la fe o convicción; sólo “de acuerdo con tu fe convicción actuará dentro de ti el único poder curativo”.

El precepto de la convicción

¿Qué es lo que te hace creer en ti mismo, en la vida y en el universo? Es la Fe, estimulada dentro de nuestro ser cuando estamos convencidos de algo. Todas las religiones del mundo representan una forma de fe y están basadas en la fe, explicándola cada cual a su manera. Comprueba en los libros sagrados, al tratar sobre un hombre, fórmula ritual, ceremonia, forma, institución, siempre orientan a creer en si mismo.

“Todas las cosas son posibles para aquel que cree”. Por lo tanto, la ley vital es creer, tener fe, estar convencido. La fe de tu mente es el simple pensamiento que en ella se produce. Creer es un pensamiento; es una imagen mental que condiciona tu fuerza subconsciente, la cual se distribuye en todas las fases de tu vida.

De acuerdo con tus hábitos mentales todas tus experiencias, todas tus acciones, todos los sucesos y circunstancias de tu vida, serán reflejo y reacción de tu propia mente. Es una locura creer que algo lastima o hace daño. Recuerda, no es la cosa creída la que lastima o daña, sino tu creencia equivocada o pensamientos enfermizos de tu mente los que producen los resultados nocivos.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto necesitas.

¿Te gustaría incorporar a tu vida consciente lecciones que aprendiste en vidas pasadas?

Tu mente subconsciente es sabiduría

Las respuestas a cada pregunta

Tu mente subconsciente es sabiduría; tiene las respuestas para cada pregunta. No discute contigo ni te replica; por ejemplo cuando dices: “yo no puedo hacer esto; estoy muy viejo; no puedo llevar a cabo mis obligaciones; nací en una mala hora; no tengo influencias políticas“, estás impregnando el subconsciente con esos pensamientos negativos, los cuales, también responderán negativamente. Tú mismo estás bloqueando tu propia bondad y tu propio éxito. Atrayendo limitaciones y frustraciones en tu vida, en vez de generosidad, amplitud, grandes perspectivas y brillantes horizontes.

Cuando pones impedimentos, obstáculos y retrasos en tu mente consciente, estás negando la sabiduría y la inteligencia en tu mente subconsciente. Si dices que tu mente subconsciente no puede resolver todos esos problemas, te llevarán a una congestión emocional y mental, degenerando en enfermedad con tendencias neuróticas.

Diálogo interior

Para llevar a cabo tu deseo y terminar con la frustración deberás decir para tí, varias veces al día: “La inteligencia infinita que me sugirió este propósito me guía y me revela el plan perfecto para realizar mis deseos. Reconozco que la profunda sabiduría de mi subconsciente me está ahora respondiendo, y lo que yo siento y reclamo dentro de mí se expresa fuera de mí. Existe un equilibrio y ecuanimidad“.

Pero si dices, “no hay salida; estoy perdido; estoy bloqueado“, no obtendrás respuestas de tu mente subconsciente. Si quieres que tu mente subconsciente trabaje por ti, dále las órdenes correctas y obtendrás su cooperación. Siempre está trabajando para ti, controlando los latidos de tu corazón y el ritmo de tu respiración. Puede curarte una herida; es la salvaguardia de tu vida, siempre busca cuidarte y preservarte. Tu subconsciente tiene una mente propia, que sabe aceptar tus patrones de pensamiento e imaginación.

Cuando estás tratando de hallar respuesta a un problema, toma una decisión concreta, firme y un juicio verdadero en tu mente consciente y luego acepta la respuesta en de tu subconsciente. Pero si dices: “creo no exista una salida; estoy completamente confundido, por qué no obtengo una respuesta? ” tú mismo estás neutralizando tus propios deseos.

Relájate en lugar silencioso, y dí a ti mismo – con decisión firme: “mi mente subconsciente conoce la respuesta. Está respondiéndome ahora. La inteligencia infinita de mi subconsciente conoce todas las cosas y está revelando la respuesta perfecta en este momento para mí. Mi convicción real ahora está liberando la mente subconsciente majestuosa y gloriosa. Yo me regocijo de que eso es así“.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar la paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto te mereces y necesitas.

Nuestro equipo

Consciente y Subconsciente. El poder creativo interior

Consciente y Subconsciente. El poder creativo interior

Una manera ideal de familiarizarse con las dos funciones de tu mente es mirarla como si fuera un jardín; tú eres el jardinero, y todo el día estás plantando semillas (pensamientos) en tu subconsciente. Tal como siembres en tu mente subconsciente, así podrás cosechar del ambiente que te rodea.

Comienza a llevar pensamientos de paz, felicidad, acciones buenas y prosperidad, y con todo interés acepta estas cualidades en tu mente consciente, es decir, en la mente que razona. Continúa sembrando estas semillas (pensamientos) en el jardín de tu mente, y te sentirás capaz de cultivar maravillosos proyectos, deseos y planes.

Aprender a controlar tus procesos mentales

Cada pensamiento es una causa y una condición, y cada condición es un efecto. Por esta razón es esencial que te sientas responsable de tus pensamientos, para traer a tu vida las condiciones que realmente deseas.

Cuando tu mente piense correctamente, cuando entiendas la verdad, cuando los pensamientos depositados en tu subconsciente sean constructivos, armoniosos y llenos de paz, el poder y la energía de tu subconsciente responderá, y traerá a tu vida condiciones armoniosas, ambientes agradables y lo mejor de todas las cosas buenas para ti. Cuando comiences a controlar tus procesos mentales, podrás aplicar los poderes de tu subconsciente a cualquier problema o dificultad. En otras palabras, estarás conscientemente cooperando con el poder infinito y omnipotente que gobierna todas las cosas.

Es el mundo interior, el mundo de tus pensamientos y tus sentimientos, lo que hace el mundo que se despliega a tu alrededor, es el que crea el mundo exterior. Solamente a través de un poder creativo interior se forjan las cosas exteriores; todo lo que vemos en el exterior es el producto de esta vida interior.

El poder transformador de tu mente

El conocimiento de la interacción de la mente consciente con la inconsciente nos preparará para transformar la totalidad de la vida. Para cambiar las condiciones externas debes suprimir la causa. Cuando la mayoría de los hombres tratan de cambiar algo, solamente cambian las condiciones y circunstancias externas. Para eliminar la discordia, la confusión, la carencia y las limitaciones, deberá eliminarse la causa, y la causa es la manera como tú estás utilizando tu mente consciente. En otras palabras, la manera como tú estás pensando y dibujando ese mundo en tu propia mente.

Vives en un insondable mar de riquezas infinitas. Tu subconsciente es muy sensible a tus pensamientos. Ellos forman el molde o matriz a través del cual fluyen la inteligencia infinita, la sabiduría y las fuerzas vitales, y las energías de tu subconsciente. La aplicación práctica de las leyes de tu mente hará que experimentes la abundancia en vez de la discordia, la fe, el éxito y la confianza en vez del miedo. En las próximas entradas te enseñaremos cómo hacerlo.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Nuestros servicios

Cómo escribir en la Hoja de Trabajo

Cómo escribir en la Hoja de Trabajo

Te invito a que juzgues, a que seas duro, infantil, mezquino. Escribe con la espontaneidad de un niño que está triste, enfadado, confundido o asustado. No intentes ser sensato, espiritual o amable.

Este es un momento para ser totalmente sincero y no censurar tus sentimientos. Permite que se expresen a sí mismos sin temor a las consecuencias o a las amenazas de castigo. Seguidamente encontrarás un ejemplo de una <<Hoja de Trabajo para juzgar a tu prójimo>> ya escrita. En este ejemplo he escrito sobre mi segundo marido, Paul (incluido aquí con su permiso). Estos son los tipos de pensamientos que solía tener sobre él antes de que mi vida cambiase. Te invito a que, a medida que leas, reemplaces el nombre de Paul por el de la persona de que se trate en tu vida.

Paul

¿Quién provoca tu enfado o tu tristeza o te decepciona? ¿Qué es lo que no te gustaba o todavía no te gusta de esta persona? No me gusta (estoy enfadada con, o triste, asustada, confundida, etc., a causa de) (nombre) Paul porque no me escucha. Estoy enfadada con él porque no me valora. No me gusta Paul porque discute por todo lo que digo.

¿Cómo quieres que cambie? ¿Qué quieres que haga? Quiero que (nombre) Paul me brinde toda su atención. Quiero que me ame completamente Quiero que esté de acuerdo conmigo Quiero que haga más ejercicio.

¿Qué es lo que debiera o no debiera hacer, ser, pensar o sentir? (Nombre) Paul no debiera ver tanta televisión. Debiera dejar de fumar. Debiera decirme que me ama. No debiera ignorarme.

¿Necesitas algo de esa persona? ¿Qué tiene que darte o hacer para que seas feliz? Necesito que (nombre) Paul me escuche. Necesito que deje de mentirme. Que comparta sus sentimientos conmigo y que esté emocionalmente disponible. Necesito que sea amable y tierno y que tenga paciencia.

¿Qué piensas de esa persona? Haz una lista. (Nombre) Paul no es sincero Es temerario e infantil. Se cree que para él no valen las reglas. No es nada compasivo y nunca está disponible. Es un irresponsable.

¿Qué es lo que no quieres experimentar nunca más con esa persona, cosa o situación? No quiero nunca más o me niego a vivir con Paul si no cambia. Ni volver a discutir nunca más con él. No quiero que me vuelva a mentir jamás.

Indagación: Las cuatro preguntas y la inversión

¿Es eso verdad?

¿Tienes la absoluta certeza de que eso es verdad?

¿Cómo reaccionas cuando tienes ese pensamiento? www.bibliotecaespiritual.com

¿Quién serías sin ese pensamiento?

Responde a estas cuatro preguntas y luego invierte tus respuestas. Ahora, utilizando las cuatro preguntas, investiguemos la primera afirmación del punto 1 del ejemplo: No me gusta Paul porque no me escucha. A medida que leas, piensa en alguien a quien todavía no hayas perdonado del todo.

¿Es eso verdad?

Pregúntate: «¿Es verdad que Paul no me escucha?». Permanece en calma. Si realmente quieres saber la verdad, la respuesta a esa pregunta aparecerá. Permite que la mente haga la pregunta y espera a que emerja la respuesta.

¿Tienes la aboluta certeza de que eso es verdad?

Considera estas preguntas: «¿Tengo la absoluta certeza de que es verdad que Paul no me escucha? ¿Puedo saber realmente si una persona está escuchando o no? ¿Acaso en ocasiones aunque parezca que no estoy escuchando sí lo estoy haciendo?».

¿Cómo reaccionas cuando tienes ese pensamiento?

Cuando pienso que Paul no me escucha, ¿cómo reacciono?? Haz una lista. Por ejemplo: «Le lanzo “mi mirada”. Le interrumpo. Le castigo no prestándole atención. Empiezo a hablar más rápido y más fuerte e intento forzarlo a que me escuche». Continúa haciendo tu lista, y a medida que vayas profundizando en tu interior, observa cómo te tratas a ti misma en esa situación y cómo te sientes. «Me encierro en mí misma. Me aíslo. Como y duermo mucho y me quedo mirando la televisión durante días. Me siento deprimida y sola.» Advierte todos los efectos que provoca pensar: «Paul no me escucha»

¿Quién serías sin ese pensamiento?

Ahora considera quién serías si no fueses capaz de pensar: «Paul no me escucha». Cierra los ojos e imagina que él no te está escuchando. Imagínate que no tienes el pensamiento de que Paul no te escucha (ni siquiera el de que debiera escucharte).

Tómate el tiempo que necesites. ¿Qué es lo que ves? ¿Cómo te sientes?

Haz la inversión. La afirmación original: «No me gusta Paul porque no me escucha», al invertirla, podría transformarse en: «No me gusto a mí misma porque no escucho a Paul». ¿Es eso verdad para ti? ¿Escuchas a Paul cuando piensas que él no te escucha? Busca otros ejemplos de cómo no escuchas. Otra inversión que podría ser igual de verdadera, o incluso más, es: «No me gusto porque no me escucho a mí misma». Cuando estás pensando en lo que Paul debiera hacer, ¿te estás escuchando a ti misma? ¿Pones en espera tu propia vida cuando crees que él debiera estar escuchando? ¿Puedes oír cómo le hablas a Paul cuando crees que debiera escucharte?

Tras haber reflexionado sobre estas inversiones, continúa haciendo una indagación típica con la siguiente afirmación del punto 1 de la Hoja de Trabajo de ejemplo -Estoy enfadada con él porque no me valora-, y después haz lo mismo con el resto de las afirmaciones que aparecen en esa hoja.

Juzgar a tu prójimo. Luego, escribir.

Hacer cuatro preguntas. Después, invertir.

Byron Katie

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Hipnosis terapéutica

Enfréntate a tus pensamientos con Comprensión

Enfréntate a tus pensamientos con Comprensión

Un pensamiento resulta inofensivo a menos que nos lo creamos. No son nuestros pensamientos, sino nuestro apego a ellos, lo que origina nuestro sufrimiento. Apegarse a un pensamiento significa creer que es verdad sin indagar en él. Una creencia es un pensamiento al que hemos estado apegados, a menudo durante años.

La mayoría de la gente cree que «es» lo que sus pensamientos dicen que es. Un día advertí que no estaba respirando: me estaban respirando. Entonces también advertí, con gran sorpresa, que no estaba pensando: que, en realidad, estaba siendo pensada y que pensar no es personal. ¿Te despiertas por la mañana y te dices: «Creo que hoy no voy a pensar»? Es demasiado tarde: ¡ya estás pensando! Los pensamientos sencillamente aparecen. Provienen de la nada y vuelven a la nada, como nubes que se mueven a través de un cielo vacío. Están de paso, no han venido para quedarse. No son perjudiciales hasta que nos apegamos a ellos como si fueran verdad. Nadie ha sido capaz, jamás, de controlar su pensamiento, aunque la gente cuente la historia de cómo lo ha conseguido. No dejo que mis pensamientos se marchen: me enfrento a ellos con comprensión. Son ellos los que me dejan marcharme a mí.

¿Discutirías con una gota de lluvia?

Los pensamientos son como la brisa o las hojas en los árboles o las gotas de lluvia que caen. Aparecen del mismo modo, y a través de la indagación, podemos entablar amistad con ellos. ¿Discutirías con una gota de lluvia? Las gotas de lluvia no son personales, como tampoco lo son los pensamientos. Una vez que te has enfrentado a un concepto doloroso con comprensión, la próxima vez que aparezca quizá te resulte interesante. Lo que solía ser una pesadilla ahora es sólo algo interesante. La siguiente vez que aparezca, tal vez te resulte divertido. Y la siguiente vez, quizá ni siquiera lo adviertas. Este es el poder de amar lo que es.

Byron Katie

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Hipnosis terapéutica

¿Alguna vez has intentado silenciar tus pensamientos?

¿Alguna vez has intentado silenciar tus pensamientos? Si lo has hecho, habrás comprobado que, generalmente, sólo terminas pensando en pensar menos. Lo que sí puedes hacer es silenciar el impacto de tus pensamientos al instante. Para ello, simplemente, deja que la consciencia de los pensamientos fluya desde tu Corazón. En breve los pensamientos desaparecerán de tu consciencia.

Cuando tu consciencia se llene por completo con la experiencia de percibir la realidad desde el Corazón, ya no percibirás tus pensamientos, aunque continúen surgiendo. La experiencia es como ver por primera vez el océano o el Gran Cañón: Tu mente se quedará muda porque estarás demasiado ocupado observando la grandeza de la realidad como para notar tus pequeños pensamientos. El momento presente y sus dimensiones puede ser una experiencia aun más grandiosa que ver por primera vez el océano cuando tiene lugar la experiencia de ver la realidad a través de tu Corazón.

Ejercicio

Permite que tu consciencia fluya desde tu Corazón hacia todo lo que te acontece en este momento. A diferencia de la mente, que sólo puede pensar en una cosa a la vez, la consciencia que fluye por el Corazón puede abarcara un sinfín de sensaciones, pensamientos, vistas, sonidos y energías sutiles. Con la consciencia fluyendo desde tu corazón, nota lo que ves, oyes y sientes en tu cuerpo.

Ahora, incluye también el flujo de ideas, sentimientos e impulsos. Suma todos los modos sutiles y energéticos de percibir que seas capaz de sentir. Incluyendo la simple presencia del tiempo y espacio ilimitado. Permite que el flujo de consciencia alcance a cada uno de éstos y más allá.

Siempre que la consciencia fluya principalmente a través de tu Corazón, notarás que puedes incluir mucho más en tu consciencia que de costumbre.

Nirmala

Podemos ayudarte

¿Deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida? ¿Quieres poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños? Podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Hipnosis terapéutica

Mirar desde la cabeza

Mirar desde la cabeza

Mientras crecías, todos te enseñaban y condicionaban a seguir la experiencia de tu cuerpo y mente, y tu identidad se movió hacia el cuerpo y la cabeza. Ya que tus ojos, oídos, nariz, órganos gustativos y cerebro están todos en la cabeza, tu consciencia e identidad se centraron allí, por ende, desde ahí es que ahora miras, sientes y percibes.

Y ya que tu consciencia fluye por tu cabeza, es moldeada por tus pensamientos. Esto no importaría si sólo tuvieses un pensamiento ocasionalmente, pero la mayoría de nosotros tenemos mentes muy activas. En consecuencia, la consciencia es profundamente moldeada y limitada por tu tendencia a fluir a través de la cabeza. Cada pensamiento que surge, lleva a nuestra consciencia en un viaje a través de paisajes interiores de dudas, preocupaciones, esperanza y suposiciones.

La mayoría de las veces estos paisajes interiores tienen sólo una pequeña relación con lo que en realidad está sucediendo; muchas veces no tienen absolutamente nada que ver con la realidad. ¿Alguna vez has pensado que alguien estaba enfadado contigo, y luego te enteraste que solamente se encontraba con un fuerte dolor de espalda?

Poner la atención en los pensamientos

Entonces, ¿por qué ponemos tanta atención a nuestros pensamientos? Porque, de vez en cuando, son correctos. Cada cierto tiempo, un pensamiento corresponde a algo allá afuera. Y, como cualquier estudiante de psicología sabe, una recompensa o triunfo intermitente ofrece un refuerzo más fuerte que uno constante. Y tu consciencia termina fluyendo a través de tu cabeza y tus pensamientos.

¿Cómo es la consciencia cuando fluye a través de nuestros pensamientos? ¿Qué efecto tienen los pensamientos sobre la consciencia en sí? Cuando la consciencia fluye a través de los pensamientos se reduce. Cuando la consciencia se encadena a un pensamiento, toma el tamaño y la forma de esa experiencia. Esto no es malo; a veces hasta tiene algún valor para la supervivencia, pero también nos limita. Cuando nuestra consciencia es reducida, nos perdemos aquello que está sucediendo.

Ejercicio

Por un momento, pon tus manos alrededor de tus ojos, como si fuesen unos prismáticos. ¿Tu nivel de consciencia de la habitación en la cual te encuentrsa, crece o disminuye? La habitación no se hace más pequeña; lo que sucede es que tu consciencia de la habitación disminuye — ahora ves menos de ella. Ahora fíjate: ¿La parte de la habitación que no puedes ver, se agranda o reduce? Por supuesto, la sensación es que lo que no ve, crece.

Vivimos en nuestra cabeza

El efecto neto de la impronta con nuestro cuerpo y, en especial, con nuestra cabeza y pensamientos, es que uno tiende a ver hacia afuera desde la cabeza: Vivimos en nuestra cabeza, y miramos hacia afuera desde allí. Vemos, olemos, oímos, sentimos y nos hacemos preguntas acerca de la vida desde nuestra cabeza. Eso significa que aquello que ves, hueles, escuchas, sientes y te preguntas está limitado y filtrado por tus pensamientos. Los pensamientos median entre tú y la realidad, interfieren con la capacidad de ver la realidad de manera más completa y pura. Los pensamientos le dan color, lo cambian y te muestran sólo parte de la realidad. De algún modo estás viviendo en un sueño, todo por estar mirando desde tu cabeza y tus pensamientos.

¿Cómo sería mirar desde el Corazón?

Pero ¿qué tal si hay otra manera de mirar las cosas y que moldea al mundo de una forma totalmente diferente—tan distinta que el mundo ni parece ser el mismo? ¿Cómo sería mirar desde el corazón?

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar la paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto te mereces y necesitas.

Coaching personal y profesional

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 2.795 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies