Archive

El Amor

El Amor

EL AMOR

Dijo Almitra: Háblanos del amor.

Y él levantó la cabeza, miró a la gente y una quietud descendió sobre todos. Entonces, dijo con gran voz:

Cuando el amor os llame…

Cuando el amor os llame, seguidlo.

Y cuando su camino sea duro y difícil.

Y cuando sus alas os envuelvan, entregaos. Aunque la espada escondida entre ellas os hiriera.

Y cuando os hable, creed en él. Aunque su voz destroce vuestros sueños, tal como el viento norte devasta los jardines.

Porque, así como el amor os corona, así os crucifica.

Así como os acrece, así os poda.

Así como asciende a lo más alto y acaricia vuestras más tiernas ramas, que se estremecen bajo el sol, así descenderá hasta vuestras raíces y las sacudirá en un abrazo con la tierra.

Él os une con vosotros mismos

Como trigo en gavillas él os une con vosotros mismos.

Os desgarra para desnudaros.

Os cierne, para libraros de vuestras coberturas.

Os pulveriza hasta volveros blancos.

Os amasa, hasta que estéis flexibles y dóciles.

Y os asigna luego a su fuego sagrado, para que podáis convertiros en sagrado pan para la fiesta sagrada de Dios.

Conocer los secretos del corazón

Todo esto hará el amor con vosotros para que podáis conocer los secretos de vuestro corazón y convertiros, por este conocimiento, en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si, en vuestro miedo, buscaréis solamente la paz y el placer del amor, entonces, es mejor que cubráis vuestra desnudez y os alejéis de sus umbrales.

Hacia un mundo de primaveras donde reiréis, pero no con toda vuestra risa, y lloraréis, pero no con todas vuestras lágrimas.

El amor no da nada más a sí mismo y no toma nada más que de sí mismo.

El amor no posee ni es poseído.

Porque el amor es suficiente para el amor.

Cuando améis

Cuando améis no debéis decir: “Dios está en mi corazón”, más bien: “yo estoy en el corazón de Dios”.

Y pensad que no podéis dirigir el curso del amor porque él si os encuentra dignos, dirigirá vuestro curso.

El amor no tiene otro deseo que el de realizarse.

Pero, si amáis y debe la necesidad tener deseos, que vuestros deseos sean éstos:

Fundirse y ser como un arroyo que canta su melodía a la noche.

Saber del dolor de la demasiada ternura.

Ser herido por nuestro propio conocimiento del amor. Y sangrar voluntaria y alegremente.

Despertarse al amanecer con un alado corazón y dar gracias por otro día de amor.

Descansar al mediodía y meditar el éxtasis de amar.

Volver al hogar con gratitud en el atardecer.

Y dormir con una plegaria por el amado en el corazón y una canción de alabanza en los labios.

Khalil Gibrán

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

 

10 consejos para vivir feliz

Primero

Piensa bien y el bien te seguirá. Piensa mal y el mal te seguirá. Eres es lo que piensas todo el día.

Segundo

Tu mente subconsciente no discute contigo. Acepta lo que tu mente consciente le determina. Si dices “no puedo conseguirlo“, podrá ser verdad, pero no lo digas. Selecciona un pensamiento mejor y di “lo conseguiré, yo lo acepto en mi mente“.

Tercero

Tienes el poder de escoger. Escoge la salud y la felicidad. Puedes escoger ser amable o escoger ser cascarrabias. Escoge ser cooperador, amable, alegre, amante de la vida y todo el mundo te responderá. Esta es la mejor manera de desarrollar una personalidad maravillosa.

Cuarto

Tu mente consciente es el celador “a la entrada”. Su función principal es proteger tu mente subconsciente de las situaciones falsas. Escoge creer que algo bueno te puede suceder, y que puede pasar ahora. Tu gran poder está en la capacidad de escoger. Escoge felicidad y abundancia.

Quinto

La sugestión y lo que otros dicen no tienen poder para herirte. El único poder real es el movimiento de tus propios pensamientos. Tú puedes elegir o rechazar los pensamientos, o lo que otros dicen, y afirmar lo bueno. Tú tienes el poder de escoger cómo reaccionar.

Sexto

Observa lo que tú mismo dices. Debes recordar cada una de tus palabras. Nunca digas, “fallaré, perderé mi trabajo, nunca encontraré mi alma gemela“. Tu mente subconsciente no tolera bromas.

Séptimo

Tu mente no es mala, no hay ninguna fuerza de la naturaleza que sea mala. Depende cómo uses los poderes de la naturaleza. Usa tu propia mente para curar e inspirar a todas las personas.

Octavo

Nunca digas “no puedo“. Vence ese miedo sustituyendo eso por lo siguiente, “yo puedo hacer todas las cosas, a través del poder de mi propia mente subconsciente“.

Noveno

Comienza a pensar desde el punto de vista de las verdades eternas y los principios de la vida, y no desde los puntos de vista del miedo, la ignorancia y la superstición. No permitas que otros piensen por ti. Elige tus propios pensamientos y toma tus propias decisiones.

Décimo

Eres el capitán de tu alma, el señor de tu mente subconsciente. Eres el maestro de tu propio futuro. Tu mente subconsciente aceptará y dejará pasar cualquier cosa que tu mente consciente asuma y crea que es verdad. Cree en la buena fortuna, confía en ti, en la acción verdadera, confía en la vida.

Podemos ayudarte

¿Deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida? ¿Quieres poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños? Podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Hipnosis terapéutica

Afrontar el miedo

Una emoción central

En la raíz de cada patrón de sufrimiento que se ha fijado en nosotros está evitar una emoción central: el miedo. Pero el verdadero problema no es el miedo. El problema, y lo que complica las cosas continuamente, es toda la actividad mental que generamos para evitar experimentar directamente el miedo.

En realidad, afrontar el miedo es simple. Es tan simple que no hay un modo de hacerlo, no hay un «cómo». Lo interesante es ver cómo evitamos continuamente este encuentro. En ese “evitar”están estructurados todos los patrones de sufrimientos inconscientes, fijados, habituales.

¿Cómo evitas tu miedo? ¿Te quedas petrificado? ¿Lo niegas? ¿Lo dramatizas? ¿Vas contra él? ¿Te hablas a ti mismo incesantemente? ¿Fantaseas continuamente con alguna gratificación futura, como sexo, comida, dinero, poder o iluminación para evitar el miedo?

Afrontar el miedo

Ahora mismo puedes dejar de evitar tu miedo. Es así de simple. Puedes dejar de decirte lo que quiera que te estés diciendo y encontrarte con lo que está aquí. Al situarte ante cualquier emoción sin filtrarla con una historia al respecto, puedes encontrarte con tu propia verdad y, lo que es más importante, reconocer que esa verdad ha estado siempre ahí.

El miedo la traspasa, como también la traspasan la ira, la tristeza, las conductas fijadas, la desesperación, el vacío, la plenitud, la ignorancia y la iluminación; todos estos fenómenos psicológicos pasan a través de la verdad de tu ser. Todas las emociones y estrategias mentales vienen y van. Tú estás aquí. Siempre has estado aquí, inmutable, radiante, puro, sin temor a ningún miedo que se presente.

Si sólo deseas librarte del miedo y te alejas de él o lo niegas, el miedo te perseguirá… Cualquier cosa de la que huyas seguirá acosándote. Por otra parte, cualquier cosa que desees y persigas seguirá estando fuera de tu alcance.

Esto también es válido para la búsqueda espiritual. Si quieres a Dios y le buscas, Dios estará lejos de tu alcance. Si te detienes y abandonas todo concepto sobre Dios, te sientes envuelto en su presencia viviente.

Claridad

Las complicaciones que surgen en tu vida son reflejo de evitar lo que te acosa o del apego a lo que deseas. En un instante de plena conciencia, todas las complicaciones desaparecen. Es posible tener claridad incluso en las circunstancias más complejas.

Cualquiera que sea el miedo que te haya perseguido durante toda tu vida, en cuanto te pares y le digas: «De acuerdo, miedo, ven, estoy preparado para encontrarme contigo», descubrirás que empieza a ocultarse tras las esquinas. Y si envías a tu conciencia a perseguirlo, ¡harás un gran descubrimiento!

Una vez más, puedes llevar a cabo tu propia investigación de la anatomía del miedo. ¿Dónde está el miedo? ¿Qué sensación produce? ¿Hay algo junto a él? ¿Qué hay debajo de él?

En este momento, si no hay ningún miedo presente, puedes contarte alguna historia que lo genere. Plantéate directamente: ¿Dónde está el miedo? Tal vez lo sientas en el corazón, tal vez en el vientre. Déjate caer con la consciencia en medio del miedo. Si en tu mente aún sigue contándose una historia sobre el miedo, abandónala.

Deja que tu consciencia caiga sobre el miedo que puedes haber estado evitando durante millones de años. Cuando te abres al miedo, ¿crees que puedes encontrarlo? El miedo es una criatura muy extraña. ¡Sólo existe allí donde hay resistencia a su existencia! Cuando te detienes y te abres a aquello a lo que te has resistido tanto tiempo, descubres que el miedo no es miedo. El miedo es energía. El miedo es espacio llamando a tu puerta.

Gangaji

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad, problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados, atraviesas un duelo, te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio, un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos iluminando tu camino para que recuperes paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto te mereces y necesitas.

Nuestros servicios

¿Qué es el ego?

Si quieres alcanzar el núcleo más profundo de verdad que existe dentro de ti, entonces es el momento de examinar más de cerca las ideas condicionadas respecto a qué es el “yo”.

La personalidad

En nuestra comprensión psicológica occidental tradicional se suele considerar que la personalidad es un indicador de quiénes somos como individuos. Pero, en realidad, la personalidad es una máscara, un traje muy superficial que puede cambiar fácilmente. Si quieres cambiar tu personalidad, hay muchos libros que puedes leer, muchos cursos a los que puedes asistir y diversas doctrinas a las que puedes acogerte.

No hay nada malo en trabajar con tu personalidad, o incluso en cambiarla. Puede ser muy útil. Por ejemplo, para que los seres humanos se reúnan pacíficamente en una sala, es conveniente que sus personalidades estén lo suficientemente condicionadas para que se dé un mínimo de respeto y cortesía. Éste es el ámbito de la personalidad. Trabajarse la personalidad no causa ningún daño, a menos que creas que eres la personalidad.

Posiblemente ya habrás notado que por mucho que te trabajes la personalidad, o por más genial que sea la personalidad conseguida, seguirá sintiéndote frustrado en tus esfuerzos por descubrir una satisfacción más profunda.

El ego

Más primario que la personalidad es nuestro sentido básico de ser individuos separados, “egos” separados. En realidad ¿qué es el ego? ¿Es posible experimentarlo directamente? ¿Tenemos que aumentarlo o eliminarlo para poder ser felices?

“Ego” es la palabra latina que designa al “yo”. En realidad es el pensamiento “yo”, un pensamiento asociado con la sensación “yo soy este cuerpo”, que a partir de este punto se expande en complejidades interminables.

En esta experiencia de encarnación humana, tenemos la capacidad natural de identificarnos con nuestros egos individuales. Éste es un poder enorme, y no tiene nada de malo. Es un poder delicioso, una adaptación evolutiva que ha dado a la especie humana una gran ventaja sobre otras en prácticamente cualquier circunstancia. El ego también ha generado la raíz de todo auto-odio, auto-tortura, autoamor, y autotrascendencia. Si creemos que nuestro ego/mente/cuerpo individual es nuestra verdad definitiva, esto dará lugar a un sufrimiento enorme e innecesario.

El miedo

Si basas tu vida en la creencia de que estás limitado a ser un cuerpo, entonces preservar tu cuerpo se convierte en la máxima prioridad. Al reconocer progresivamente que la seguridad del cuerpo no puede estar completamente garantizada, surge un gran miedo.

El cuerpo está, obviamente, sujeto a multitud de impactos: genéticos, medio ambientales, accidentes de distinta índole… y, en definitiva, a la inevitable reducción paulatina de sus funciones. Obviamente, cualquier intento de preservar y mantener el cuerpo seguro genera estrategias de autoprotección o defensa, como esconderse o atacar. Estas estrategias dan lugar a actitudes agresivas o de sumisión, a la incentivación de habilidades de tipo social y sexual, a fin de defender el pensamiento “yo soy el cuerpo”. Esto es el ego.

Yo primero

Cuando nuestra principal preocupación es preservar el cuerpo, contribuimos a un universo temeroso y defensivo. La acción defensiva, sea en términos de “yo primero”, “mi tribu primero”, o “mi nación primero”, a costa de otros pueblos, tribus o naciones da lugar a un tremendo sufrimiento. También conduce a la guerra, que puede librarse entre hermano y hermana, padre e hijo, esposa y esposo, entre tribus y naciones, y siempre se basa en una idea profundamente limitada a quiénes somos, una idea de ser alguien particular, esencialmente separado de los demás.

Podemos ayudarte

No te diremos lo que tienes que hacer. No presionamos, ni aconsejamos, ni recomendamos. Exploraremos juntos, haremos preguntas, te ofreceremos interpretaciones que tal vez puedan sorprenderte. Desafíaremos respetuosamente tus modelos mentales para que desarrolles una nueva mirada que te permita descubrir nuevas acciones y posibilidades. Y te acompañaremos en el diseño de acciones que te faciliten el logro de los resultados que tanto buscas y tanto te mereces.

Testimonios

 

Sin motivos de preocupación

Preocupación

¡No hay de qué preocuparse! ¡Absolutamente nada! Puedes pasarte el resto de tu vida, empezando ahora mismo, preocupado por el futuro, y por mucho que te preocupes, no cambiarás nada. Recuerda que la preocupación ha sido definida como el sentimiento que te inmoviliza en el presente por cosas que pueden llegar a suceder en el futuro.

Debes tener cuidado en no confundir la preocupación con el hacer planes para el futuro. Si estás haciendo planes para el futuro y la actividad del momento presente puede contribuir a que ese futuro sea mejor, esto no es preocupación. Sólo te preocupas cuando te encuentras inmovilizado en el presente por algún acontecimiento que puede suceder en el futuro.

El amor no es eso…

Así como nuestra sociedad alienta y da alas a la culpa, también fomenta que te sientas preocupado. Una vez más todo empieza con la falacia de comparar la preocupación con el amor. Si quieres a alguien, es el mensaje, debes preocuparte por él. Oirás frases como “Por supuesto que estoy preocupado por ella; es natural cuando quieres a alguien” o “No puedo dejar de preocuparme porque te quiero”. Así pruebas tu amor preocupándote suficientemente en el momento apropiado.

El momento presente

La preocupación es endémica en nuestra cultura. Casi todo el mundo pierde una increíble cantidad de momentos presentes preocupándose por el futuro. Y todo ello no sirve para nada. Ni un solo momento de preocupación logrará mejorar las cosas. Peor aún, es muy posible que la preocupación anule tu eficacia en el presente. Más aún, la preocupación no tiene nada que ver con el amor, que debe ser una relación en la que cada persona tiene el derecho de ser lo que elige ser ,sin condiciones impuestas por la otra persona.

¿Alguno de esos momentos de preocupación hacen que las cosas sean distintas hoy en día, en el sentido de cambiar las cosas que te preocupan? Otra vez, no. Entonces ésta es una de las zonas que debes ordenar, puesto que estás desperdiciando esos preciosos momentos presentes en comportamientos que no te brindan retribuciones positivas.

Sin control

Gran parte de tu preocupación se refiere a cosas sobre las que no tienes absolutamente ningún control. Puedes preocuparte todo lo que quieras sobre la guerra, o la economía, o posiblemente las enfermedades, pero estar preocupado no nos traerá la paz ni la prosperidad ni buena salud. Como individuo, tienes muy poco control sobre cualquiera de esas cosas. Además, la  catástrofe que tanto te preocupa a menudo resulta ser menos horrible en la realidad de lo que fue en tu imaginación.

Wayne W. Dyer

Podemos ayudarte

Si deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación, aprender las lecciones del pasado, establecer nuevos retos y objetivos, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Testimonios

 

¿Quieres paz o drama?

Paz

Quieres paz. No hay nadie que no desee paz. Pero hay algo dentro de ti que quiere drama, que quiere conflicto.

Drama

Quizás no seas capaz de sentirlo en este momento. Quizás tengas que esperar a que una situación o un simple pensamiento provoque una reacción en ti: alquien que te acusa de esto o aquello, que no reconoce tus méritos, que invade tu territorio, que critica tu manera de hacer las cosas, que discute de dinero…

¿Puedes sentir la tremenda oleada de fuerza que te recorre, el miedo, tal vez enmascarado por la ira o la hostilidad?

¿Oyes tu propia voz que se pone ronca o chillona, o más fuerte y más grave?

¿Te das cuenta de cómo se apresura tu mente a defender tu posición, a justificar, atacar, culpar?

En otras palabras, ¿puedes ser consciente en ese momento de tu inconsciencia?

¿Puedes sentir que hay en ti algo que está en guerra, algo que se siente amenazado y quiere sobrevivir a toda costa, que necesita el drama para afirmar su identidad de personaje victorioso en esta producción teatral?

¿Qué sientes?

¿Sientes que hay en ti algo que prefiere tener razón a estar en paz?

Eckhart Tolle

Podemos ayudarte

Si deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo sentirte en paz y poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Hipnosis & Coaching

 

Ámate, vive la Vida

Ámate, vive la Vida.

Hace mucho tiempo decidiste voluntariamente venir a este planteta con una finalidad: Vivir muchas vidas y muchas experiencias. Sabías que sería duro, muy duro, pero aún así te comprometiste a hacerlo por Amor.

Ahora muchas veces lamentas el estar aquí, porque no recuerdas tu fuerza, tu divinidad. Es el miedo lo que no te permite darte cuenta. Recuperarás tu poder cuando dejes de tener miedo y de creer que te están manipulando… Durante mucho tiempo has estado experimentando, proyectando fuera de ti, de tu realidad.

Cada uno tiene una misión que llevar a cabo. Tal vez has perdido algo o a alguien. Tal vez estás en un proceso de enfermedad. Tal vez recibiste un duro golpe. Sea cual sea tu experiencia en este momento, siente que ya estás realizando ese trabajo. El secreto de una buena experiencia está en el “cómo te lo tomas tú”, cómo lo vives.

Ámate y vive la Vida. Siéntete orgullos@ de ser como eres. Siéntete afortunad@ de estar aquí y ahora. Las experiencias vividas son muy importantes. Se beneficiarán muchas civilizaciones. Los seres de la galaxia te miran y admiran. Fuiste cread@ con la intención de hacer algo grande.

Lo hemos logrado, gracias a todos por ello. Pero aún queda mucho por hacer, mucho por vivir. Pero debes vivirlo desde el Amor y sin miedo.

Ámate y vive la Vida.  Lo vivido en este mundo va a servir para cambiar el curso del Universo para siempre. Llegó la hora de que tomes tu responsabilidad.

Ámate. Ama la gente que hay a tu alrededor. Comparte y experimenta desde el Amor.

Ámate y vive la Vida. Eres un ser único y muy especial. Quiérete.

La experiencia está llegando ya a su fin. Relájate y vive la Vida. Ha llegado el momento de regresar a tu interior. Dentro de ti está todo lo que necesitas.

Ámate y vive la Vida sin miedo.

Vive la Vida.

Texto extraído del vídeo de You Tube “Vive la Vida de David Garret”

 

Si deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida, y poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Testimonios

 

Afronta tus miedos

Afronta tus miedos cara a cara

El miedo es una emoción básica que te acompaña desde tu nacimiento, y como el resto de emociones, te proporciona mucha información: Te avisa de peligros de los que debes protegerte, de aspectos de la consciencia que tienen que ver con la seguridad, la supervivencia y la confianza (dinero, hogar y trabajo; sentirse agusto y presente en el aquí y ahora). Y no puedes permanecer impasible ante ellos. Debes actuar: huir y escaparte del peligro, o prepararte para hacer frente a la situación amenazante (no al miedo) y superarla.

Sin embargo, sé consciente de lo siguiente: una cosa es el miedo que te pone alerta y se dispara cuando aparece un peligro real, y otra bien diferente es el miedo tóxico que te atenaza y se dispara por eventos imaginarios que no son reales, y sólo tienen la fuerza que les das en tu imaginación… es como una música de fondo que nunca deja de sonar…

Cuando la principal fuerza motivadora en tu vida es la seguridad o la superviviencia, cuando el miedo es lo que te empuja a actuar en contra de lo que realmente deseas en tu vida, haz un alto en tu camino, y reflexiona si ese miedo responde a un peligro real… o si es tan sólo un peligro imaginario.

Cuando tu consciencia esté limpia de miedos imaginarios serás capaz de sentir seguridad, de “sentirte en casa”, de experimentar solidez y firmeza en la vida del día a día, estarás presente en el aquí y ahora, podrás confiar en tus percepciones y, en general, no tendrás problemas de confianza.

Maestro, ¿qué esperas de la vida?

Lo que ocurra, – contestó

Siento miedo a…

……………………………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………………………..

 

¿Ese miedo responde a un peligro real… o es tan sólo un peligro imaginario?

Si es un peligro real…. lo que haré para eliminar esta situación que me amenaza es…

……………………………………………………………………………………………..

……………………………………………………………………………………………..

 

Si es un peligro imaginario… daré un golpe sobre la mesa cada vez que me ronde por la cabeza, y no permitiré que condicione mi vida ni un minuto más.

Elévate por encima del tiempo y del espacio, abandona el mundo,

Y sé tu mismo un mundo para ti mismo.

Si deseas enfrentarte y vencer tus miedos, y poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Nuestros Servicios

 

Es el miedo

El miedo es un impedimento para amar. El responsable de mis enfados soy yo, pues aunque el otro haya provocado el conflicto, es mi reacción, y no el conflicto, lo que me hace sufrir. Es el miedo a la imagen que el otro haya podido hacer de mí, miedo a perder su amor, a que la imagen de mí, la que yo sueño que esa persona tenga de mí, se rompa. Todo miedo es un impedimento para que el amor surja. Y no es algo innato, sino aprendido.

El miedo es provocado por lo no existente. Tengo miedo porque me siento amenazado por algo que he registrado en mi memoria. Todo hecho que he vivido con angustia, por unas ideas que me metieron, queda registrado dentro de mí, y sale como alarma en cada situación que me lo recuerda. No es la nueva situación la que me llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones que me contaron o que he vivido anteriormente con una angustia que no he sabido resolver.

Si despierto a esto, y puedo observarlo claramente, recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminaré el recuerdo.

Si deseas enfrentarte y vencer a tus miedos, y poner todo tu Ser a favor de tí, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Astrología Terapéutica

Coaching

 

Afrontar lo desconocido

Preferimos aferrarnos a lo conocido antes que afrontar lo desconocido; lo conocido es nuestra casa, nuestros muebles, nuestra familia, nuestro trabajo, así como nuestro carácter, nuestro saber, nuestra celebridad, nuestra soledad, nuestros dioses. En suma, lo conocido es esa pequeña entidad que gira incesantemente alrededor de sí misma, en los límites de su existencia.

¡Navega por mares desconocidos, descubre tierras sin nombrar, trepa al fin por árboles centenarios cargados con frutos deliciosos, estrecha las manos de gentes que pronuncian sonidos imposibles jamás antes escuchados! ¡Mira y mírate con ojos nuevos, ilumina rincones de tu alma cuya existencia ignorabas!

Atrévete a crecer, pruébate más allá de los límites de lo que crees posible, sueña a lo grande y permanece atento a las señales del camino. Déjate sorprender cuando el río de la Vida salga a tu encuentro, y confía. Confía en tu fuerza interior, y confía en la Fuerza del viento que llena y empuja las velas de tu barco.

 

Aprender sobre el miedo

“Lo que se necesita, en lugar de escapar, controlar o suprimir o cualquier otra resistencia, es entender el miedo; ello significa mirarlo, aprender sobre él, ir a contactar con él. Hemos de aprender sobre el miedo, no cómo escapar de él”.

Krishnamurti

El miedo es una de las cinco emociones básicas que nos acompañan desde nuestro nacimiento. Todas las emociones nos dicen algo sobre nosotr@s mism@s y nuestra relación con el exterior. El miedo nos avisa de la presencia de un peligro ahí fuera, y prepara nuestra respuesta: huir, prepararse para la lucha, permanecer inmóvil para pasar desapercibido.

Ese miedo instintivo es una emoción que compartimos con el resto de animales. En el caso de nosotros, los humanos, el asunto se complica porque disfrutamos de una capacidad exclusiva: la imaginación. Y cuando imaginamos nuestro cerebro no distingue entre el mundo de ficción y el mundo real… Y ahí es donde comienzan nuestros problemas: nuestra dificultad para distinguir entre los peligros reales, y los peligros imaginarios. Por eso te digo: aprende de tus miedos, métete en ellos y date cuenta del peligro del que te advierten, valora si se trata de peligros reales, o si son fruto de tu desbordada imaginación. Si son reales, prepara tu respuesta, y actúa para escapar de esa amenaza, para superarla, ármate para vencerla. Si concluyes que se trata de una amenaza imaginaria, irreal en tu aquí y ahora, da un fuerte golpe sobre la mesa, y despierta.

No te mereces vivir permanentemente con miedo. El mundo, la vida, tu mism@, no siempre es un lugar peligroso. Toma las riendas de tus miedos, aprende de ellos lo que tienen que enseñarte, actúa en consecuencia, y vive en paz.

 

 

Cuando la mente no tiene miedo

Cuando la mente no tiene miedo y la cabeza se mantiene alta;

Donde el conocimiento es libre;

Cuando el mundo no se ha roto en fragmentos por estrechas paredes domésticas;

Donde las palabras salen de lo más profundo de la verdad;

Donde el esfuerzo incansable extiende sus brazos hacia la perfección:

Cuando la corriente clara de la razón no ha perdido su camino en la arena del desierto lúgubre de los hábitos muertos;

Cuando la mente está liderada por ti cada vez -ampliando pensamiento y acción-

En ese cielo de libertad, mi Padre, deja a mi país despertar.

Rabindranath Tagore

 

 

 

Confía

Confía en tu cuerpo, escúchalo, siéntelo y permite que se exprese en libertad, mímalo. Nota su fuerza, su forma, su textura; confía en el cuerpo.

Confía en tu intuición, escúchala, siéntela y permite que se exprese en libertad, mímala. Nota su poder, su agudeza, su visión; confía en la intuición.

Confía en la vida, escúchala, siéntela y permite que se exprese en libertad, mímala. Nota su grandeza, su hermosura, su milagro; confía en la vida.

Si comprendemos nuestras dudas

Si comprendremos nuestras dudas, nuestros sufrimientos, nuestra vida,

desde el transfondo de nuestro espíritu,

con todas las células de nuestro cuerpo,

eso es el despertar.

Maestro Taisen Deshimaru

Vigila y ve

Descansa en la vigilancia y ve. Simplemente espera y ve. Ve cuál es el destino del cuerpo. Ve cuál es el impulso de esta vida. Habrá objetos que pasarán ante el altar de la vigilancia: deja que pasen como nubes. Las nubes no son un problema, ciertamente no lo son desde el punto de vista del cielo.

Tú eres el cielo. No eres una entidad que está mirando al cielo. Eres el cielo mirando a la entidad aparente. Suponer que la vigilancia es una carga es una equivocación. La verdadera carga es negar que eres la conciencia misma. La idea de que la vigilancia es una carga viene de la práctica espiritual. Se te conmina a que practiques.

Tienes que mantener tu práctica. No sé de dónde viene la palabra “práctica”, pero está mal empleada, porque practicar significa hacer algún tipo de preparativo para un suceso real. Practicas para el partido de fútbol. Practicas para tu recital. No puedes practicar para la vida. La vida es ahora mismo. De modo que no uso la palabra practicar cuando hablo de vigilancia. Estoy hablando de ser vigilancia. Sé ello ahora. Tú ya eres eso.

Reconócete como tal, y mantente vigilante a tu verdadera naturaleza. Después ve. Sin buscar nada, ve. En la cultura occidental se nos educa para saber lo que vendrá a continuación y para intentar conformarlo en función de nuestros deseos.

Sufrimiento

Por eso hay tanto sufrimiento, porque tratamos de forzar la vida para que encaje con un concepto particular. Después buscamos a quien esté de acuerdo con ese concepto y luchamos contra quien esté en desacuerdo con él. Pero aunque salgamos victoriosos de nuestra lucha, nos sentimos insatisfechos, sin plenitud.

Esperar y ver” no significa necesariamente que te quedes sentado en el sofá y no te muevas más ni tampoco que te levantes del sofá y te muevas.

Es mucho más profundo que eso. Una vida activa puede ser vivida en actitud vigilante, y también una vida inactiva puede ser vivida de la misma manera.

Comprender

Habrá muchas comprensiones. Habrá muchas revelaciones y experiencias cada vez más profundas. Y, en medio de todo ello, mantente vigilante a lo que no se ha movido, a lo que siempre ha sido pleno, radiante e impoluto. Las comprensiones serán aún más profundas. Disfrútalas cuando vengan, diles adiós al pasar y mantente vigilante a lo que no se ha movido, a lo que no se ha desvanecido en la experiencia de pérdida, a lo que no ha aumentado con la experiencia de ganancia.

Sé vigilancia. La alegría más profunda de la experiencia humana es mantenerse vigilante. No es una tarea. Es pura dicha. Una dicha que se mantiene despierta y vigilante a lo que nunca se mueve, a lo que siempre está presente. Sé eso. Entonces verás esta entidad de tu vida actual desplegarse exquisitamente, como se abre una flor. Cuando empiece a morir, morirá con elegancia, como muere una flor. No tienes que sumergirla en cera a fin de conservarla para siempre. La muerte no es el enemigo. El miedo a la muerte es el adversario. Es el resultado de haberte identificado erróneamente como una entidad particular. Tu verdadera identificación es el cielo del Ser.

Gangaji

Podemos ayudarte

Si deseas enfrentarte y vencer las resistencias que te están impidiendo colocar el amor en el centro de tu Vida, y poner todo tu Ser a trabajar a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

http://evolucion.center/servicios-personas/astrologia-terapeutica/

 

 

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies