Archive

Investigar el sufrimiento

¿Jugó algún papel el sufrimiento para impulsarle en su camino?

Depende de cómo entiendas el sufrimiento. El sufrimiento como idea, como concepto, nunca puede proporcionarte el conocimiento de ti mismo. Pero la percepción directa del sufrimiento, como la percepción directa de todo objeto, es un indicador de tu Sí mismo.

Lo que fue importante para mí fueron aquellos momentos en que miré hacia mí mismo y encontré una ausencia de realización; esto puso en acción un proceso de investigación más profunda.

En cierto sentido, cuando realmente sientes esta carencia sin conceptualizarla, hay un sufrimiento intenso, pero no es un sufrimiento semejante al que pueda ser motivado por un robo, la pérdida de empleo, la ruptura del matrimonio, una muerte o cualquier otra circunstancia de este tipo. Desde luego, estas dificultades te privan de una cierta clase de complacencia y alteran tu habitual modo de vida. Te llevan a interrogar, a investigar, a explorar, a cuestionar, el propio sufrimiento.

Haz del sufrimiento un objeto

Haz del sufrimiento un objeto. En el completo abandono a la percepción, aparece la luz. Debes comprender que por «abandono» no quiero decir una aceptación fatalista ni ninguna clase de sacrificio psicológico.

El abandono real consiste en dejar marchar todas las ideas y permitir que la percepción —en este caso el sufrimiento— venga a ti en tu apertura. Verás que eso no es un «cambiar de sitio» como sucede en la aceptación psicológica, donde la energía fijada como sufrimiento es meramente desplazada hacia otra área, sino que viene a florecer desde el interior de la plenitud de tu atención.

La sentirás como energía libre, energía que estaba anteriormente cristalizada. Así pues, el abandono no es un estado pasivo. Es tanto pasivo como activo, pasivo en el sentido de «dejar ir», como con el «hombre pobre» de Meister Eckhart, y activo en cuanto que es una alerta constante.

Jean Klein

Visita en nuestra web nuestros servicios y la programación de retiros y cursos

¿Qué queremos decir con la palabra “amor”?

¿Qué queremos decir con la palabra “amor”?

Algo más grande que tú te atrae…

Algo que todos queremos expresar es que encierra en ella una cierta atracción, una gran energía. Cuando te enamoras, no haces nada, sino que eres atraído. El amor posee una fuerza magnética. Te sientes atraído hacia el objeto de tu amor, gravitas hacia él casi sin remedido, gravitas hacia él casi contra tu voluntad. Posee un atractivo, un campo magnético: por eso decimos “Has caído enamorado”. ¿Quién desea “caer”? Pero ¿quién puede evitarlo? Cuando la energía te llama, de repente dejas de ser tu viejo yo. Algo más grande que tú te atrae, algo mayor que tu te está llamando. El desafío es tal que simplemente te precipitas hacia ello de cabeza.

Y algo milagroso cambia en tu conciencia

Por eso lo primero que has de comprender es que el amor es una gran atracción energética. Y lo segundo: siempre que te enamoras, de inmediato dejas de ser vulgar; algo milagroso cambia en tu conciencia. El amor te transforma. Enamorado, un hombre violento se vuelve tierno y dulce. Un asesino puede volverse compasivo. Es casi imposible de creer. El amor es milagroso: transforma el vil metal en oro. ¿Te has fijado alguna vez en las caras y en los ojos de la gente cuando se enamora? Casi no puedes creer que sean las mismas personas. Cuando el amor toma posesión de sus almas, son transfigurados, transportados a otra dimensión… y de inmediato, sin hacer ningún esfuerzo por sí mismos, como si hubieran sido atrapados en la red de Dios. El amor transforma lo bajo en alto, la Tierra en el cielo; transforma lo humano en divino.

El amor son dos cosas

Son dos cosas. Primero: es un campo energético –los científicos coinciden en ello-. Segundo: es una fuerza transformadora que te ayuda a perder tu carga, que te proporciona alas con las que puedes alcanzar la trascendencia. Los pensadores religiosos están de acuerdo en que el amor es ambas cosas: Dios y electricidad. El amor es la energía divina. No importa que seas o no seas religioso: es la experiencia central de la vida humana. Es lo más común y lo más extraordinario. Le sucede a todo el mundo, en mayor o menor grado. Y siempre que te sucede, te transmuta. Es el puente entre tú y lo Supremo.

Osho

Podemos ayudarte

Visita en nuestra web nuestros servicios y propuesta de actividades

Curación a distancia

Significado de la curación a distancia

Para obtener los fenómenos basados en el principio mental, no existe el tiempo ni la distancia, razón por la cual se establece el tratamiento a distancia como si el paciente estuviera presente. “Es la esencia que hay dentro de cada cual quien hace el trabajo”. El principio curativo de la mente subconsciente es quien hace el servicio y el trabajo; es la misma mente que actúa a través de todas las cosas, sin importar dónde se halle.

Propósito del tratamiento a distancia

El tratamiento a distancia tiene como propósito inducir la convicción propia de salud y armonía en otra persona. No habiendo sino una mente subconsciente, esta inducción se efectúa al traspasar su convicción curativa a la mente subconsciente de la persona ausente. En efecto, establecidos los pensamientos de salud, vitalidad y perfección se traspasan a la mente subjetiva universal, enviándolos hacia la persona enferma; al hacer el traspaso, su acción es automática y pone en movimiento la ley curativa dentro de la mente subjetiva del ausente.

No olvides: El tratamiento a distancia es un movimiento consciente de traslación de una imagen mental, efectuado una vez que el “transmisor” se ha hecho consciente de las cualidades de salud, bienestar, relajación deseadas para el “receptor”. No trates de hacer ningún esfuerzo al enviarlo o traspasarlo, ni sostengas forzadamente tu cuadro mental. Enviadas las ondas subconscientes hacia la persona enferma, ésta las recibirá y resurgirán en ella produciendo el resultado apetecido. La siguiente narración es un ejemplo palpable de lo que llamamos “tratamiento a distancia”.

Un caso real

Una joven asidua oyente de nuestro programa radial, tuvo noticias de la grave enfermedad que padecía su madre. Ella vivía en los Ángeles, California, y su madre en Nueva York; padecía una trombosis coronaria. Aunque su madre no estaba presente, oró diciendo:

“El principio curativo está también presente donde se encuentra mi madre, su actual condición corporal no es sino un reflejo de sus pensamientos tan vivos como las imágenes proyectadas en la pantalla; debo cambiar la cinta (película) que las proyecta. Mi mente es una cinta de proyección y en este instante proyectaré las imágenes de bienestar, armonía y salud perfecta que mi madre necesita.

El poder curativo que ahora he creado es omnipresente y tengo la seguridad que en este momento la está saturando, traspasando todos y cada uno de los átomos de su ser, como un río de salud recorre cada una de las células de su cuerpo. Los médicos que la asisten, dirigidos por lo divino, mientras la toquen serán guiados para actuar en la forma correcta. Estoy convencida que el mal no tiene realidad infinita, si asi fuera, nadie podría curarse.

Yo misma estoy en contacto con el principio de salud y vida; creo y ordeno que esta armonía, salud y paz se expresen dentro de mi madre, capacitándola para su curación”.

Varias veces al día …

Oró y suplicó, en esta misma forma, varias veces al día; su madre tuvo una recuperación asombrosa al cabo de los pocos días, tanto, que admiró al especialista que la atendía. El caso sirvió para reafirmar el convencímiento que ella tenía en el poder curativo.

El resultado deseado generado en la mente de la hija puso la ley creadora de la mente subconsciente en movimiento hacia el lado subjetivo de la vida, manifestándose por sí misma a través del cuerpo de su madre, produciendo salud y armonía perfecta. Lo que sintió la hija como una verdad hacia su madre, surgió simultáneamente en el cuerpo de ésta, y condicionó su curación.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decidido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

¿Deseas movilizar tu poder subconsciente?

El Principio curativo universal

Principio curativo universal

Hay uno y solamente un principio curativo universal que opera sobre todos y todas las cosas: gato, perro, árbol, hierba- manteniéndolos vivos. Este principio vital actúa en el reino animal, vegetal o mineral no sólo como principio, sino como estímulo y crecimiento.

El hombre que advierte conscientemente este principio vital puede manejarlo en su propio provecho utilizando diferentes métodos.

Hay varios sistemas, técnicas y métodos para utilizar el poder interno pero sólo hay un camino para la curación. Es la fe o convicción; sólo “de acuerdo con tu fe convicción actuará dentro de ti el único poder curativo”.

El precepto de la convicción

¿Qué es lo que te hace creer en ti mismo, en la vida y en el universo? Es la Fe, estimulada dentro de nuestro ser cuando estamos convencidos de algo. Todas las religiones del mundo representan una forma de fe y están basadas en la fe, explicándola cada cual a su manera. Comprueba en los libros sagrados, al tratar sobre un hombre, fórmula ritual, ceremonia, forma, institución, siempre orientan a creer en si mismo.

“Todas las cosas son posibles para aquel que cree”. Por lo tanto, la ley vital es creer, tener fe, estar convencido. La fe de tu mente es el simple pensamiento que en ella se produce. Creer es un pensamiento; es una imagen mental que condiciona tu fuerza subconsciente, la cual se distribuye en todas las fases de tu vida.

De acuerdo con tus hábitos mentales todas tus experiencias, todas tus acciones, todos los sucesos y circunstancias de tu vida, serán reflejo y reacción de tu propia mente. Es una locura creer que algo lastima o hace daño. Recuerda, no es la cosa creída la que lastima o daña, sino tu creencia equivocada o pensamientos enfermizos de tu mente los que producen los resultados nocivos.

J. Murphy

Podemos ayudarte

¿Te sientes triste, falta de motivación, ansiedad? ¿Problemas de concentración, sobrepresión, miedos descontrolados? ¿Atraviesas un duelo? ¿Te encuentras ante una ruptura conyugal o de pareja, un divorcio? ¿Un cambio de trabajo, estrés…? Te ayudamos a recuperar paz, fuerza, determinación, el equilibrio y la armonía interior que tanto necesitas.

¿Te gustaría incorporar a tu vida consciente lecciones que aprendiste en vidas pasadas?

¿Deseas hacer realidad tus deseos?

Eres la fuente de toda creación

¿Deseas hacer realidad tus deseos? Debes saber que existe un mundo inmaterial que es la fuente de toda creación. Muchas tradiciones espirituales se refieren a él como “la consciencia pura”… la potencialidad pura que busca expresarse para manifestarse. Cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nos ponemos en sintonía con el poder que lo expresa todo en el universo. La misma energía que hace girar las galaxias es la que te mueve a ti. La misma energía que habita en ti es la fuente de toda creación.

Cuando descubrimos nuestra naturaleza esencial (potencialidad pura) y sabemos quién somos realmente, ese solo conocimiento encierra la capacidad de convertir en realidad todos nuestros sueños. Porque somos la posibilidad eterna, el potencial inconmensurable de todo lo que fue, es y será.

Cuando experimentamos el poder del yo no hay temor, no hay necesidad de controlar, y no hay lucha por la aprobación o por el poder externo.

Ponte en sintonía

 Pondré a funcionar la energia creadora que habita en mí comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Me pondré en contacto con mi energía creadora destinando tiempo todos los días a estar en silencio. Descansaré en mi Corazón, limitándome sólo a ser. También me sentaré solo a meditar en silencio por lo menos dos veces al día, aproximadamente durante treinta minutos por la mañana y treinta por la noche.

2) Destinaré tiempo todos los días a estar en comunión con la naturaleza y ser testigo silencioso de la inteligencia que reside en cada cosa viviente. Me sentaré en silencio a observar una puesta del sol; o a escuchar el ruido del océano o de un río; o sencillamente a oler el aroma de una flor. En el éxtasis de mi propio silencio, y estando en comunión con la naturaleza, disfrutaré el palpitar milenario de la vida, el campo de la potencialidad pura y la creatividad infinita.

3) Practicaré el hábito de no juzgar. Comenzaré cada día diciéndome: “Hoy no juzgaré nada de lo que suceda”, y durante todo el día me repetiré que no debo juzgar.

4) Experimentaré el poder de mi yo desde la quietud y el silencio.

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decido poner todo tu Ser a favor de tí, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Hipnosis Terapéutica

Tu naturaleza consciente

Ahora mismo, mientras lees estas palabras, piensa en ti mismo ¿quién y qué eres realidad? ¿Eres el cuerpo, la mente y la personalidad? ó ¿eres la conciencia o espacio consciente en los cuales éstos aparecen? ¿Qué eres tú en este lugar? Eres un espacio impresionante que está vivo y consciente. Podría decirse que eres espacio consciente.

Ejercicio

Toma un momento para sentir el espacio detrás de tus ojos. Pon tu atención en ese lugar. ¿Qué sientes allí? En este momento, ¿Qué encuentras allí? ¿Tiene ese espacio la capacidad de experimentar una sensación? ¿Hay conciencia en ese espacio? No te preocupes por ahora de esa conciencia o de aquello que percibes. Simplemente revisa a ver si eres consciente de algo, de cualquier cosa, ahora. Si te olvidas de tus ideas de cómo debe ser la consciencia o de qué debe suceder en el estado consciente, entonces puedes comenzar a explorar este simple milagro de consciencia que está ocurriendo en el espacio detrás de tus ojos.

Ese espacio consciente eres tú realmente. Es aquello de lo que estás hecho, como existes aquí y ahora. Resulta que todo lo que realmente importa en la vida se puede encontrar en este espacio consciente. Es allí donde el amor, la paz, la alegría, la compasión, la sabiduría, la fortaleza y el sentido de valor se encuentran. Estas son las cualidades de tu verdadera naturaleza como espacio consiente. Estas son tus verdaderas cualidades.

Todo lo que necesitas, incluyendo aquello que precisas saber, lo puedes encontrar en el espacio detrás de tus ojos en este momento.

Te invito a jugar con esta vasta consciencia. Si quisieras saber más sobre la naturaleza del agua, ayudaría jugar en el agua siempre que tuvieses la oportunidad. Por lo tanto, si deseas aprender más sobre esta presencia consciente, que eres tú, quizá desees explorar con nosotros mientras nos sumergimos en el espacio de la consciencia.

Una buena noticia

Para el propósito de nuestra exploración, no importa de que estés tú consciente, ni cuál sea tu experiencia. No importa si estás contento o triste, saludable o enfermo, si eres rico o pobre, si estás feliz o sufres, expandido o contraído. Sin embargo, el único lugar donde puedes jugar en consciencia es allí donde se encuentra la consciencia misma en este momento. Así que mientras exploras la consciencia debes poner tu atención en eso que esté sucediendo ahora mismo… y solamente ahora, porque es allí donde radica la consciencia.

Podemos ayudarte

¿Deseas limpiar de tu alma las sensaciones de culpa y preocupación? ¿Necesitas aprender las lecciones del pasado y  establecer nuevos retos y objetivos? Si de una vez por todas has decido poner todo tu Ser a favor de tí y de tus sueños, podemos ayudarte. Hoy es un día perfecto para empezar. Te acompañamos en ese camino apasionante.

Tu Carta Astral

Energía, acción y movimiento

La energía es acción y movimiento. Toda acción es movimiento y toda acción es energía. Todo deseo es energía. Todo pensar es energía Todo vivir es energía. Toda vida es energía. Si se le permite, esa energía fluye sin contradicciones, sin resistencias, sin conflictos; no tiene límites ni fin. Cuando no hay oposición, no tiene frontera. Son las resistencias las que la limitan. Cuando uno observa este hecho, se pregunta por qué el ser humano introduce siempre resistencias en la energía, por qué las crea en el movimiento que se llama vida. ¿Es que la energía pura, la energía sin limitaciones no es, para él, sino una idea? ¿No es una realidad?

Krishnamurti

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 2.797 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies