Rodeado de Dios y no veo a Dios

Rodeado de Dios y no veo a Dios

Rodeado de Dios y no veo a Dios

Dios

Un ciego de nacimiento me pregunta: ¿Qué es esa cosa que llaman verde?” ¿Cómo se le describe el color verde a un ciego de nacimiento?

Se usan analogías. Entonces digo: “El color verde es algo como una música suave”. “Sí”, le digo, “música sosegada y suave”.

Otro ciego me pregunta: “¿Qué es el color verde?” Le digo  que es suave como el raso, muy sosegado y suave al tacto.

Al día siguiente me doy cuenta que los dos ciegos están peleando a botellazos. El uno dice: “Es suave como la música”; el otro dice: “Es suave como el raso”. Y así sigue la cosa. Ninguno de los dos sabe de qué se está hablando, porque si lo supieran, se quedarían callados. Así es de grave el asunto.

Es peor aún, porque digamos que un día el ciego ve, y se sienta en el jardín y mira alrededor, y usted dice: “Bueno, ahora usted sabe cómo es el color verde”. Y él le responde: “Es verdad. Lo oí  un poco esta mañana”.

La verdad es que usted está rodeado de Dios y no ve a Dios porque “sabe” acerca de Dios.

El obstáculo  final para la visión de Dios es el concepto que usted tiene de Dios. No encuentra a Dios porque cree que sabe.

Eso es lo terrible de la religión. Eso es lo que los evangelios decían, que la gente religiosa “sabía”, de manera que eliminaron a Jesús.

El más alto conocimiento de Dios es conocerlo como inconocible.

Se habla demasiado de Dios; todo el mundo está cansado de oírlo. Hay muy poca consciencia, muy poco amor, muy poca felicidad, pero tampoco usemos esas palabras. Se renuncia muy poco a las ilusiones, a los errores, a los apegos y a la crueldad, hay muy poca consciencia.

El mundo sufre por eso, no por falta de religión. Se supone que la religión versa sobre una falta de consciencia, de despertar. Miren en qué hemos caído. Vengan a mi país y véanlos matándose por las religiones. Esto lo encontrarán ustedes en todas partes. “El que sabe, no dice; el que dice, no sabe”.

Todas las revelaciones, por divinas que sean, nunca son más que un dedo que señala la luna. Como decimos en el Oriente: “Cuando el sabio señala la Luna, el idiota no ve sino el dedo”.

Jean Guiton, un escritor francés muy piadoso y ortodoxo, agrega un comentario aterrador: “Con frecuencia utilizamos el dedo para sacar los ojos”. ¿No es terrible? ¡Consciencia, consciencia, consciencia! En la consciencia está la curación; en la consciencia está la verdad; en la consciencia está la salvación; en la consciencia está el amor; en la consciencia está el despertar. Consciencia.

Necesito hablar sobre las palabras y los conceptos porque debo explicarles por qué, cuando miramos un árbol, realmente no vemos. Creemos que vemos, pero no vemos.

Cuando miramos a una persona, realmente no la vemos, sólo creemos que vemos. Lo que vemos es algo que fijamos en la mente. Recibimos  una  impresión y nos aferramos a ella, y seguimos mirando a la persona a través de esa impresión. Y hacemos esto con casi todo.

Si ustedes comprenden eso, comprenderán la amabilidad y la belleza de ser conscientes de todo lo que los rodea. Porque la realidad está ahí; “Dios”, sea lo que sea, está ahí. Todo está ahí.

El pececito en el océano dice: “Perdón, estoy buscando el océano. ¿Puede decirme dónde lo encuentro?”. Patético, ¿verdad? Si sólo abriéramos los ojos y viéramos, entonces comprenderíamos.

Anthony de Mello

Infórmate sobre nuestros servicios y consulta la programación de retiros, cursos y talleres.

Abierto el plazo de inscripción
Post recientes
Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte en tus redes sociales
Close

CONTACTA CON NOSOTROS

Refuerza tu poder personal y el de tu organización

  • Suscríbete al blog por correo electrónico

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 3.991 suscriptores

  • Subscribe error, please review your email address.

    Close

    You are now subscribed, thank you!

    Close

    There was a problem with your submission. Please check the field(s) with red label below.

    Close

    Your message has been sent. We will get back to you soon!

    Close

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies